Confilegal
Manos Limpias y el SIPE se querellan contra el director general de la Policía por la supuesta concesión arbitraria de las cruces rojas al Mérito Policial
Sin categoría

Manos Limpias y el SIPE se querellan contra el director general de la Policía por la supuesta concesión arbitraria de las cruces rojas al Mérito Policial

20 febrero, 2015

Fue presentada ante los Juzgados de Instrucción de Madrid por los presuntos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos cometidos por la concesión de cruces al Mérito Policial con distintivo rojo, de las que se han beneficiado los miembros de las Escalas Superior y Ejecutiva, principalmente.

Estas medallas, de distintivo rojo, están pensionadas de por vida. El funcionario condecorado percibe, desde su concesión, una cantidad económica hasta el final de su vida, incluyendo la jubilación.

La cantidad difiere según sea la categoría. Para  las escalas Superior, Ejecutiva y Facultativo el importe mensual es de 135,51 euros y 5,24 euros por trienio.

Los pertenecientes a la Escala de Subinspección y Técnicos, la cantidad es de 115,03 euros y 4,20 euros por trienio. Y para los de la Básica, 85,76 euros mensuales y 3,14 euros por trienio.

Según el texto de la querella presentada por Manos Limpias y el Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE) ante los Juzgados de Instrucción de Madrid, “de las medallas concedidas y del estudio comparativo de los años anteriores resulta que se ha incrementado de forma exponencial las medallas concedidas a la escala superior y ejecutiva, disminuyendo las concesiones a la escala básica, cuando resulta que prácticamente la única Escala que podría cumplir los requisitos establecidos por la ley que regula su concesión es la Escala Básica por una cuestión de lógica evidente: los componentes de la Escala Superior y de la Escala Ejecutiva tienen una serie de funciones encomendadas que difícilmente van a cumplir los requisitos establecidos en el artículo 6 de la Ley 5/1964”.

Estos son: heridos en actos de servicio, agresión con armas y riesgo y peligro para su persona.

“Resulta que las funciones que realizan los componentes de la Escala Ejecutiva y Superior se concretan básicamente en tareas administrativas y de organización que nada tienen que ver con las exigencias de la Ley para la concesión de las medallas”, se añade en la querella.  

Durante 2014 las medallas concedidas por Escalas fueron las siguientes: Escala Superior: 30. Escala Ejecutiva, 93; Escala de Subinspección, 24, y Escala Básica, 26. 

Entre 2011 y 2014 el número de Cruces al Mérito Policial con distintivo rojo concedidas a la Escala Superior aumentaron, porcentualmente, un 275 por ciento. Pasando de 8, en 2011, a 30, en 2014. El aumento de este número de condecoraciones a la Escala Ejecutiva, durante el mismo periodo, tuvo un incremento de un 102,17 por ciento; de 46 en 2011, a 93, en 2014. 

La Escala Básica, por su parte, vio reducida el número de condecoraciones en un 43,47 por ciento; 46 en 2011 frente a 26 en 2014. 

“Curiosamente, el aumento de las medallas en las Escalas Superior y Ejecutiva va en detrimento de la Escala Básica que es, junto a la Escala de Subinspección, la que teóricamente debería recibir la práctica totalidad de las medallas y la consiguiente asignación economica puesto que sus funciones ‘de calle’ con las que pueden dar lugar al cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 6”, continúa la querella.

“Difícilmente se puede, desde un despacho, poner en peligro la integridad física del funcionario o recibir agresiones con armas o ser heridos en actos de servicio, como parece entender tanto el director general de la Policía como el ministro del Interior”. 

Manos Limpias, que recientemente firmó una acuerdo de colaboración con el SIPE, cuyos abogados, el despacho Garzón Abogados, elaboraron un estudio sobre este asunto. 

De acuerdo con el citado sindicato, el director general Cosidó podría haber cometido un delito de prevaricación, contemplado en el artículo 404 del Código Penal, junto a un delito de malversación de caudales públicos, por lo que solicita a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que interrogue a ambos, a todos los miembros de la Junta de Gobierno de la Dirección General de la Policía, que se requiera el diario de sesiones, las actas y los acuerdos tomados en las sesiones de la Junta de Gobierno de la Dirección General de la Policía, que se requiera el expediente completo de las medallas concedidas en 2014 y los motivos de la concesión a cada uno de los funcionarios y el presupuesto asignado y los gastos económicos producidos como consecuencia del otorgamiento de las medallas con distintitivo rojo en 2014.