Confilegal
La Constitución española cumple 38 años pendiente de alguna reforma
Los llamados "padres" de la Constitución de 1978.
A fondo, Divulgación

La Constitución española cumple 38 años pendiente de alguna reforma

Yolanda Rodriguez y Carlos Berbell
6 Diciembre, 2016

Hoy celebramos el 38 cumpleaños de la Constitución española, un texto que reconoce nuestros derechos individuales y la protección de nuestra libertades.

La Constitución de 1978 no apareció al calor de una revuelta popular, como ocurrió con la de Cádiz de 1812, sino que por el contrario, fue el fruto de un pacto laborioso, que comenzó con la Ley para la Reforma Política de 1976. Esta ley hizo posible las elecciones de 1977, que contenía ya los principios de un sistema democrático como el imperio de la Ley, el Estado de Derecho y la necesidad de elecciones por sufragio universal.

Tras estas elecciones generales, se aprobó la creación de una Comisión Constitucional para redactar un proyecto de Constitución. Siete diputados de distinto signo político, conocidos como los Padres de la Constitución: Gabriel Cisneros Laborda (UCD), Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (UCD), José Pedro Pérez-Llorca Rodrigo (UCD), Manuel Fraga Iribarne (AP), Gregorio Peces-Barba Martínez (PSOE), Miquel Roca i Junyent (CiU) y Jordi Solé Tura (PCE).

Ellos fueron los encargados de redactar el anteproyecto de lo que sería el nuevo texto, que tras algunas discrepancias, fue votado y aprobado por las dos Cámaras el 31 de octubre de 1978.

La Carta Magna supuso el acuerdo de todos los representantes políticos, dejando a un lado las diferencias, en un momento muy difícil, y que hoy en día sigue estando muy viva y dando respuesta a los problemas que tiene la sociedad, aunque con el paso del tiempo, es lógico, que se pueda reformar.

Pocos días más tarde, el 6 de diciembre, la Constitución, se sometió a referéndum y fue ratificada por el pueblo español, se aprobó con un 87,7% de síes.

El día 27 de mismo mes fue sancionada por el Rey Juan Carlos I. Hubiera debido entrar en vigor al día siguiente, pero era el día de los Santos Inocentes, y no parecía prudente, dado el sentido del humor de nuestros conciudadanos y, por eso se publicó en el Boletín Oficial del Estado el 29 de diciembre.

Nuestra Constitución tiene 169 artículos distribuidos en diferentes apartados, que reciben el nombre de títulos. En total son 11, si incluimos el preámbulo. Y, cada uno de ellos, versa sobre un tema determinado (derechos y deberes de los ciudadanos, organización del Estado,…).

En ellos, se define a España como un “Estado social y democrático de Derecho”, recogiendo no sólo la tradición liberal, sino también la republicana de la constitución de 1931, que incluía los derechos individuales y los sociales. Reconoce la soberanía popular y que la forma de Estado es la monarquía parlamentaria y establece la división de poderes, con Cortes bicamerales- Senado y Congreso-, cuyos miembros serán elegidos por sufragio universal entre todos los ciudadanos mayores de 18 años.

Algunos expertos sostienen que precisamente, la grandeza de la Constitución está en su título preliminar cuando define a España como una unidad nacional, pero garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y de regiones que la integran, con amplias competencias y gobiernos propios.

En fin, una Constitución acorde a los nuevos tiempos que se vivían y que aún hoy tiene plena vigencia. Por eso, y en su honor, cada 6 de diciembre se celebra el Día de la Constitución, algo que nos congratula a todos, con nuestro pasado más reciente, y que nos hace desear a esta norma máxima una larga vida.

Reconociendo que nos encontramos en un momento en el que todas las fuerzas políticas coinciden en la necesidad de su puesta al día.

Sin embargo, no existe ese misma coincidencia respecto a qué asuntos se deben reformar. Se ponen sobre el tapete ciertas cuestiones que se podría reformar y mejorar en la relativas al Senado, a la sucesión de la corona o a la financiación autonómica. Algunos quieren ir algo más allá y pretenden una reforma con un objetivo separatista.

Sin olvidar olvidar que la Carta Magna surgió del consenso y su reforma debería realizarse en el marco de un acuerdo tan importante como lo hubo en 1978.

Yolanda Rodriguez y Carlos Berbell

Yolanda Rodriguez y Carlos Berbell


Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz