Confilegal
El bando de los alcaldes de Móstoles, el comienzo de la Guerra de la Independencia
El Alcalde de Móstoles declara la Patria en peligro (cuadro de Pérez Rubio, 10 de mayo de 1883)
Divulgación

El bando de los alcaldes de Móstoles, el comienzo de la Guerra de la Independencia

Yolanda Rodríguez Vidales
2 Mayo, 2017

La proclama de los alcaldes de Móstoles, Andrés Torrejón y Simón Hernández, que el 2 de mayo de 1808 firmaron un bando promoviendo el levantamiento contra los franceses, dio lugar al comienzo de la Guerra de la Independencia española.

Una guerra que se había iniciado esa misma mañana cuando el pueblo de Madrid se levantó contra la ocupación francesa de España, la pasividad de la monarquía, de una aristocracia vendida y de un ejército español acuartelado y plantó cara al ejército de Napoleón.

En ese levantamiento perdieron la vida más de un millar. Pero la represión posterior fue mucho peor. El jefe del ejército francés el Gran Duque de Berg, Joaquín Murat, cuñado de Napoleón, apresó a gran cantidad de madrileños y fusiló a centenares de ellos. Las ejecuciones comenzaron aquella misma tarde y se prolongaron hasta la mañana del 3 de mayo. Todas ellas, recordadas gracias a la genialidad del pintor Francisco Goya.

Precisamente en aquella terrible tarde del 2 de mayo, Juan Pérez Villamil -entonces Auditor General y secretario del Consejo del Almirantazgo y fiscal togado del Consejo de Guerra— y Esteban Fernández de León —antiguo intendente del Ejército y de la Hacienda en Caracas-, se reunieron con los dos alcaldes ordinarios de la localidad de Móstoles, Andrés Torrejón y Simón Hernández. Les conminaron a que firmasen una circular (conocida como Bando de Independencia), redactada por Villamil y dirigida a las autoridades de las poblaciones por las que habría de pasar, en la que se alertaba de lo ocurrido en Madrid, llamando al socorro armado de la capital y a la insurrección contra el invasor francés.

En ese documento, se decía:

Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, de mi el alcalde ordinario de la villa de Mostoles. Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid, y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo a estas horas mucha sangre. Somos españoles y es necesario que muramos por el rey y por la patria, armándonos contra unos perfidos que, so color de amistad y alianza, nos quieren imponer un pesado yugo, después de haberse apoderado de la augusta persona del rey. Procedan vuestras mercedes, pues, a tomar las más activas providencias para escarmentar tal perfidia, acudiendo al socorro de Madrid y demás pueblos, y alistandonos, pues no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son.
Dios guarde a vuestras mercedes muchos años.
Mostoles, dos de mayo de mil ochocientos y ocho.

Andrés Torrejón
Simón Hernández

La proclama y las noticias sobre sobre los muertos en Madrid se extendieron como la espuma: Extremadura, Andalucía,… y todos los españoles se alzaron contra la invasión siguiendo a sus compatriotas de Madrid que habían encendido la llama de la insurrección… Comenzaba la Guerra de la Independencia.

La tradición popular ha mantenido, pese a los hechos en contra, el relato de que un humilde alcalde de pueblo de Móstoles, Andrés Torrejon y solo él, declaró la guerra al todopoderoso Napoleón.

Sin embargo, la historia suele poner a cada uno en su sitio.

La participación real de estos dos alcaldes de Móstoles, su autoría en la proclama, su patriotismo y su heroísmo, ha sido también muy cuestionada. No en vano, ambos se desentendieron de la responsabilidad de la proclama cuando fueron llevados presos ante Joaquín Murat. Y allí,  fueron condenados a muerte por delito de sedición, aunque una fianza de treinta mil reales les libró de la condena.

A pesar de todos los dimes y diretes sobre la participación real de estos alcaldes, de lo que no cabe ninguna duda es que el bando de los alcaldes de Móstoles, acabaría siendo el detonante que puso en marcha una rapidísima difusión de las noticias de lo acaecido en Madrid y, por tanto, el detonante que encendió la mecha que acabaría por hacer estallar la Guerra de la Independencia.

Yolanda Rodríguez Vidales

Yolanda Rodríguez Vidales

Doctora en Ciencias de la Informacion y Periodista. Interesada en temas políticos y judiciales. Directora adjunta de Confilegal.com @yolandachucu


Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz