Los expertos reclaman más medios para agilizar los concursos de acreedores

|

Los concursos de acreedores presentados por sociedades mercantiles subieron un 2,2% en 2017 tras tres años de descensos, hasta alcanzar los 4.211 procedimientos, según los datos procesados por la agencia de rating Axesor. Sin embargo, el gran problema sigue siendo que son procedimientos largos donde muchas empresas acaban sepultadas por la burocracia.  Emplear más medios humanos y técnicos podría ser la solución para agilizar estos procedimientos.

El comercio fue el sector que más concursos registró en 2017, con 970 procedimientos, un 11,8% más que en 2016, seguido de la construcción, con 809 concursos (-12,8%), y la industria manufacturera, que sumó 595 procedimientos, un 6,4% más.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cataluña fue la comunidad autónoma que registró más concursos de acreedores el año pasado, un total de 870, un 2,5% más que en 2016, seguida de Madrid, con 757 concursos, cifra un 10,3% superior a la del ejercicio precedente.

En el último mes del año 2017 las sociedades mercantiles iniciaron 322 concursos de acreedores, un 0,6% más que en igual mes de 2016, siendo la primera vez desde el año 2012 en el que aumentaron los concursos en un mes de diciembre.

Sin embargo, uno de las cuestiones que se plantean los expertos es ver como agilizar estos procedimientos “Si se cumpliese la ley tal y como está tendría una duración razonable de un año”, explica Agustín Bou, presidente de Jausas y experto en derecho concursal  “Pero la situación de la justicia es calamitosa. Los juzgados mercantiles de Madrid están sobresaturados. Hay que invertir en medios y formación para todos los profesionales de la oficina judicial”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para este experto, a falta de acuerdos amistosos entre las partes “se necesita la autorización judicial en muchos concursos. Y aquí está el problema la falta de medios de muchos juzgados que no pueden asumir la carga que les llega”. Para este experto, hay plazas como Barcelona que tienen tiempos de respuesta adecuados y otros como Madrid inasumibles, donde la lentitud es preocupante, sin duda. “Faltan medios y parece evidente que en determinados casos transferir las competencias de justicia a algunas Comunidades Autónomas no ha sido una buena noticia. Ademas  no hay una interrelación entre los diferentes sistemas de justicia y eso se nota”.

Hay que introducir mejoras en la oficina judicial

Respecto a la formación, Bou señala que “es fundamental que la oficina judicial funcione bien para que así el propio juzgado esté al dia de los asuntos. Para ello el  letrado de la administración de justicia debe gestionarla bien e implicar a todos los funcionarios pero no le han enseñado a gestionar los recursos humanos y ese es un error”. Para este experto letrado si no se están encima de los temas, esto se ve mucho en el trabajo diario.

Sobre el aumento leve de los concurso estos últimos meses “aún es pronto para saber si estamos ante una tendencia o ante un repunte puntual, tenga en cuenta que también ha habido muchos concursos sobre personas físicas.  No parece, sin embargo, que vaya a hacer un cambio de tendencia a corto y medio plazo”, apunta nuestro experto. “Ahora se cierran más concursos que se abren, lo que también ayudará a agilizarlos procedimientos que quedan”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desde su punto de vista, el mensaje que se debe transmitir a aquellas empresas con problemas económicos es que eviten el concurso “donde mueren muchas de ellas, porque la mayor parte de estas compañías acuden tarde a este procedimiento”.  En su opinión “un mal acuerdo de refinanciación es  todavía más útil que el mejor de los concursos”.

A nivel legislativo, cree  nuestro interlocutor que la normativa es la adecuada “salvo en las reformas legislativas que se han hecho sobre las ventas de unidades productivas que no ha sido acertada provocando un arrastre de créditos laborales y de seguridad social importantes y no ayudan a la compra de dichas unidades productivas”.

Sareb y Refor acuerdo para agilizar concursos

Por otro lado, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), entidad creada para el saneamiento del sector bancario  firmaban recientemente  un convenio de colaboración con el Registro de Expertos en Economía Forense (Refor), órgano especializado del Consejo General de Economistas, para establecer una serie de recomendaciones de actuación en los concursos de acreedores en los que estén afectados sus activos.

La iniciativa pretende dinamizar estos procesos a través de una interlocución más ágil con los administradores concursales, en asuntos tales como la comunicación y clasificación de los créditos o los planes de liquidación.

El acuerdo de colaboración ha sido firmado por Marisa García, secretaria del Consejo de Administración de Sareb, y Alfred Albiol, presidente de Refor. Este documento marca, entre otros aspectos, un protocolo orientado a facilitar la identificación de los interlocutores.

En cada caso, Sareb dirigirá a los administradores concursales hacia el servicer que gestiona el crédito sujeto a un proceso concursal (Altamira, Haya, Servihabitat o Solvia), y se  compromete a adjuntar, en los casos en los que disponga de ella, la tasación de los activos hipotecados, así como informes no confidenciales y otra documentación relacionada.

El documento recomienda, entre otros, la colaboración de las partes para permitir la liquidación de los activos desde el balance de la concursada como, por ejemplo, vía Planes de Dinamización de Ventas (PDV), así como facilitar el mantenimiento y la seguridad de los activos que constituyen la garantía real de los créditos titularidad de Sareb.

Marisa García  ha resaltado la importancia de este acuerdo, ya que “permite alcanzar soluciones alineadas con el interés del propio concurso, al tiempo que Sareb avanza en el cumplimiento de su misión”.

Para Alfred Albiol, con este protocolo de colaboración “se pretende, además de agilizar el procedimiento y la liquidación de activos, facilitar la interlocución entre las partes (administradores concursales y Sareb), en aras de una más rápida solución en cada caso y estado del concurso”. De lo que se trata es articular mejor el concurso para ver si es posible salvar alguna empresa de la quiebra, cuestión complicada hasta la fecha.