PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Red de Abogados de Madrid pide a la Consejería de Justicia que controle a los funcionarios que “se escaquean”

De izquierda a derecha, Alvaro Pinagua, Emilia Alvarez Tornero, Pedro Irigoyen Barja, Beatriz Hernández Abreu y Ángel López.
|

Red de Abogados de Madrid ha pedido hoy a la Consejería de Justicia, en el curso de una reunión programada, que tome medidas para controlar a los funcionarios que “se escaquean” y que no cumplen las horas que les corresponden y a que haga frente al absentismo laboral existente.

“Esto es algo que todo el mundo sabe pero de lo que nadie habla. Y afecta de forma directa al trabajo que los miembros de la Abogacía llevamos a cabo todos los días en los Juzgados de Madrid. No está generalizado. No son todos los funcionarios, pero hay funcionarios que no hacen sus horas, que se van a tomar un café, o a donde sea, y regresan horas más tarde. Esto no puede continuar así”, explicaron fuentes de Red de Abogados de Madrid tras el encuentro en la Consejería, consecuencia de las reivindicaciones del 19 de abril y del 22 de mayo pasados.

En el mismo encuentro tomaron parte, por parte de la Dirección General de Justicia, Álvaro Pinagua subdirector General de Recursos Humanos, Emilia Alvarez Tornero, subdirectora General de Régimen Económico y Pedro Irigoyen Barja, director general de Recursos Humanos y Relaciones con la Administración de Justicia.

Y por parte de Red de Abogados de Madrid, Ángel López, Beatriz Hernández Abreu, Belen Bouza y Jose Manuel Olias.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Según las mismas fuentes, “el problema está, al parecer, en que cuando el funcionario ‘escaqueador’ llega, mete un código en el ordenador y se va. O un compañero lo mete por él. Y también es difícil cumplir los tiempos cuando el juez o el secretario judicial no aparecen. La vieja frase de que el ejemplo es el principio de la autoridad no se cumple siempre”.

La asociación de abogados entregaron y repasaron, con los miembros de la Consejería de Justicia, todos aquellos “agujeros negros” a los que los primeros consideran que hay que hacer frente.

El primero de ellos el Juzgados de cláusulas suelo de la Comunidad de Madrid y su problema endémico: la falta de personal.

“Está colapsado. La Comunidad nos ha contado que lo ha dotado de los medios que ha precisado el Consejo General del Poder Judicial. Pero la medida es ilógica. Nuestra Comunidad tiene 6.467.000 millones de habitantes mientras que la Comunidad de Andalucía tiene 8.388.000 millones de ciudadanos. En esa Comunidad tienen 7 juzgados porque tienen 7 provincias. ¿A que mente brillante se le ocurrió crear Juzgados de cláusulas suelo por provincias obviando el número de habitantes? Esto debe arreglarse cuanto antes. Porque también afecta a nuestro trabajo y, sobre todo, y por encima de todo, a los derechos de los ciudadanos”, añadieron.

PUBLICIDAD

Otras de las reivindicaciones planteadas fue la mejora de las retribuciones del turno de oficio, para que sean dignas y acordes a los tiempos, trabajos realizados y responsabilidad que implica, estableciendo su liquidación mensual puntual y garantizando el actual marco y sistema de justicia gratuita, sobre lo que ya está trabajando la Consejería que ahora ostenta Yolanda Ibarrola, según ha podido saber Confilegal.

La Consejería de Justicia, por su parte, ha explicado que escucharon las  cuestiones planteadas por la asociación y les ha trasladado su compromiso de trabajar por la mejora de la Administración de Justicia en todos sus aspectos, tanto humanos como materiales.

Sobre el absentismo de los funcionarios públicos planteado, defienden “la labor que realizan los empleados públicos al servicio de la Administración de Justicia, incluso en circunstancias que a veces no son fáciles”.

PUBLICIDAD

“Como mínimo, debe producirse un incremento del 45% de las indemnizaciones que actualmente perciben los abogados, vía subidas del 15% en los próximos 3 años, por lo que respecta al Turno de Oficio que depende de la Comunidad de Madrid”, argumentaron los abogados.

También abordaron la problemática de la mejora de las instalaciones judiciales de gran parte de la Comunidad, que están obsoletas y antiguas.

PUBLICIDAD