PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Vieira pide a Garrido invertir en la mejora de las infraestructuras ante la crítica situación de la justicia madrileña

El presidente autonómico anuncia la implantación de sistemas de videconferencia en todas las salas de vista, medida que CSIF no ve urgente ante otras cuestiones prioritariasGarrido recibe la Memoria de Actividades 2017 del TSJ de Madrid. D. Sinova
|

Mejorar las infraestructuras de las sedes judiciales de la Comunidad de Madrid, muchas de ellas en mal estado, es una de las prioridades que el presidente del TSJ de Madrid, Francisco Javier Vieira le pidió ayer públicamente al presidente madrileño Ángel Garrido tras su reunión y entrega de la Memoria del 2017 del citado órgano judicial.

Una política que supondrá más inversiones en los próximos años como también ha pedido el sindicato mayoritario CSIF.

PUBLICIDAD

Tras este encuentro, el propio Garrido anunció la puesta en marcha de sistemas de videoconferencias en todas las salas de vistas para recoger las declaraciones de investigados y testigos. Se trata de una medida con la que se pretende ahorrar costes y facilitar el trabajo de los jueces.

PUBLICIDAD

La inversión prevista para esta medida se cifra en unos 1,5 millones de euros. Durante los años 2015 a 2017 ya se invirtieron 32 millones en la modernización de la Justicia y en la puesta en marcha de Madrid Digital, antes Agencia para la Informática de la Comunidad de Madrid (ICM).

Agrupación de sedes y nuevos juzgados

A pocas fechas del debate del Estado de la región, Vieira señaló la necesidad de que se sigan mejorando  infraestructuras judiciales de la Comunidad. A su juicio la agrupación de sedes que se ha iniciado por jurisdicciones es una buena idea “pero eso no quita para darse cuenta de la situación difícil de la justicia en la Comunidad de Madrid, en comparación con otras CCAA”.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo considera urgente la puesta en marcha de dos nuevos juzgados de lo mercantil, ante el aluvión de asuntos que llegan de los conflictos de consumidores con líneas áreas en estos últimos meses. También considera acertada la creación de una Consejería centrada exclusivamente en la Justicia, de la que ahora es responsable Yolanda Ibarrola.

En respuesta, el presidente del Gobierno regional ha subrayado que la Comunidad ha iniciado una «etapa distinta» en materia de Justicia en la que «algunas de las cosas ya son visibles», como la unificación de las sedes judiciales con la entrada en funcionamiento de la nueva Audiencia Provincial de Madrid.

Por otro lado, destacó que el Consejo de Gobierno aprobará un decreto para la convocatoria de una nueva bolsa de interinos para la Administración de Justicia en la que con respecto a la anterior, de 2009, «vamos a primar la experiencia, que los interinos hayan participado en algún proceso selectivo de la Comunidad, y la formación en Derecho. Cosas que pueden parecer muy elementales, pero que no estaban recogidas», indicó.

PUBLICIDAD

Pago mensual del Turno de Oficio

A pregunta de Confilegal, la consejera de Justicia, Yolanda Ibarrola, anunció que a finales de mes, el Consejo de Gobierno aprobará la modificación del decreto que regula la asistencia jurídica gratuita por parte de abogados y procuradores para cambiar el sistema de pagos.

El nuevo sistema permitirá anticipar los pagos sin esperar a la presentación de las correspondientes justificaciones y efectuarlos mes a mes en vez de cada trimestre.

PUBLICIDAD

Situación grave de la justicia madrileña

Desde el sindicato mayoritario de funcionarios de justicia CSIF, Juan José Carral, su portavoz, comparten la visión de Vieira sobre la justicia madrileña. “La situación sigue siendo crítica pero en vía de recuperación lenta. El problema está en la falta de plantilla y en la necesidad de nuevo órganos judiciales que siempre va por detrás de las necesidades reales”.

Al mismo tiempo, no oculta que en los dos últimos años el Gobierno de la CAM ha decidido impulsar un plan de choque de inversiones y medidas urgentes. “De momento se parchea todo. Espero que pronto sepamos cuál es el modelo de Justicia que la Consejera Ibarrola tiene en la cabeza. Desconocemos si tiene un proyecto de cara al futuro y hay que ponerse a trabajar en ello”, indica.

Reconoce que la Administración de Justicia en cualquier otra comunidad es más moderna que en Madrid, sobre todo a nivel organizativo.

Curiosamente, la Mesa de Trabajo por el Pacto de la Justicia que impulsó CS, “no tiene programada ninguna reunión, que sepamos, ni siquiera sabemos si se va a reunir ni con qué objeto. Creemos que sería adecuado convocarla sobre todo para establecer las prioridades en materia de infraestructuras judiciales a nivel de periferia”. En esta Mesa se encuentran todos los colectivos implicados para debatir sobre la situación de la justicia madrileña. La última reunión tuvo lugar el 29 de enero de este año.

En cuanto a la medida de las videoconferencias, “sabemos que se van a poner en todas las salas de vista, pero veremos si al final es posible instalarlas”. En su opinión quizás hubiera sido mejor reorientar la inversión a otras cuestiones “como en la mejora de los programas de gestión procesal, impresoras, fotocopiadoras… Cada órgano judicial tiene su problemática”. Carral desconoce si esta medida está demandada por el colectivo de jueces y letrados.

PUBLICIDAD

Sobre la reforma que la Comunidad quiere hacer con los interinos destaca que “la nueva regulación que se publicará en septiembre en el BOCAM debería mejorar la gestión del personal interino porque ahora está dando muchos problemas. No es una regulación que nos guste. Pese a la negociación no llegamos a ningún acuerdo. Sin embargo esperemos que solvente algunas de las dificultades que se observan ahora”, indica.

La bolsa de interinos es extensa y “tal y como está configurada, están llamando a trabajar cuando hay necesidades a personas sin experiencia en la administración de justicia, cuando hay interinos con esa experiencia pero que no serán llamados”. En la bolsa actual hay una cláusula que indica que cuando la persona cesa, si lleva más de un año trabajando “se va a cola de la bolsa. Es una bolsa con miles de personas y lo que evita es que nos aprovechemos de la experiencia de estos compañeros”.

Con la nueva regulación que entrará en vigor próximamente “esta situación se soluciona y al mismo tiempo se crean dos bolsas. Una, la principal que va a tener un numero limitado de personas y otra de reserva, con el resto de personal. Mientras no se agote la primera, no se accederá a la otra. Así nos aseguramos que haya personal con experiencia que se nombre en los órganos judiciales cuando sea necesario”, apunta Carral.

Desde CSIF se insiste en que “lo ideal es que hubiera los menos interinos posibles. El problema de la Comunidad de Madrid es que el índice de interinidad ronda el 30%, un número muy elevado, lo que genera problemas. Queremos que cualquier necesidad que surja se solucione con nueva oferta de empleo público donde funcionarios de carrera ocupasen las plazas”, destaca nuestro interlocutor.

Más medios para el juzgado 101 bis

Respecto a la situación del juzgado 101 bis, creado, como en el resto de capitales de provincias para aglutinar las demandas hipotecarias que surgieran, Juan José Carral destaca que la situación sigue siendo mala.

“En su día pedimos que se le dotara de más personal porque su situación bordea el colapso. La situación es la misma que mantenía el pasado mes de junio”, comenta. Para este profesional, el juzgado ya nació mal estructurado y apuntaba a que se iba a atascar porque las previsiones de demandas han desbordado todas las expectativas.

«Curiosamente, el crecimiento de esta plantilla no ha sido homogéneo, se han creado plazas de magistrado de una a diez, sin embargo los funcionarios no han crecido a la misma medida. El juez sin personal no puede hacer su trabajo de manera diligente”.

Madrid y Andalucía son las comunidades más litigiosas en materia de cláusulas suelo.

En la actualidad se espera a que el CGPJ se pronuncie para que la propia Comunidad de Madrid  incremente los medios de este juzgado que, junto a esos diez magistrados y 22 funcionarios del cuerpo de auxilio «deberíamos tener unos ochenta funcionarios, tal y como este sindicato viene reclamando desde hace semanas».

En cuanto a las 66 sedes judiciales, la inversión de la Comunidad de Madrid en los dos últimos años ha permitido «adecentarlas». Así, por ejemplo, se ha reformado la entrada de los juzgados de Plaza Castilla en Madrid, pero «venimos de unos años con gobiernos precedentes que no solo invertían, sino que también desinvertían”.

Para Carral las sedes judiciales madrileñas sufren esa desinversión y eso costará mucho revertirlo. «Son sedes muy antiguas y todas deberían tener una puesta a punto tras la desinversión de los últimos años”.