PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Fiscalía sueca solicita formalmente la detención de Assange

Anuncia que si el Tribunal de Distrito de Uppsala da el visto bueno, emitirá una orden europea de arresto con vistas a lograr su entregaEstados Unidos pidió en abril la extradición del fundador de Wikileaks, donde sería juzgado por la filtración de miles de documentos secretos.
|

La Fiscalía de Suecia ha presentado hoy una petición formal para que se detenga al fundador de Wikileaks, Julian Assange, por su presunta responsabilidad en un delito de violación.

Ha anunciado que si el Tribunal de Distrito de Uppsala (norte de Estocolmo) da el visto bueno, emitirá una orden europea de arresto con vistas a lograr su entrega.

“Pido al Tribunal de Distrito que detenga a Assange ‘in absentia’ sobre una causa propable de violación. Si la corte decide detenerlo, solicitaré una orden europea de arresto para lograr su entrega a Suecia”, ha señalado hoy en un comunicado la vicefiscal general, Eva-Marie Persson.

El caso contra Assange en Suecia había sido archivado en 2017 debido a la imposibilidad de continuar con las pesquisas por la reclusión del fundador de Wikileaks en la Embajada de Ecuador en Londres.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Fiscalía anunció hace una semana su reapertura, tras pedirlo la abogada de una de las denunciantes, Elizabeth Massi Fritz.

Tres de los delitos por los que fue investigado Assange en Suecia prescribieron y el de presunta violación lo hará en agosto de 2020.

El periodista australiano, fundador de Wikileaks, fue detenido en Reino Unido el 11 de abril, después de que Ecuador le retirase el asilo tras permanecer casi siete años refugiado en su Embajada de Londres, y la nacionalidad que le concedió bajo mandato de Rafael Correa.

Assange ha sido condenado a 50 semanas de cárcel por violar la libertad condicional que las autoridades británicas le concedieron en 2012.

PUBLICIDAD

La Fiscalía general de Suecia ha asumido que Assange “cumplirá 25 semanas de su sentencia antes de que pueda ser liberado”, de acuerdo a la información recibida de Reino Unido.

Ha admitido que sobre él hay abierto otro proceso de extradición a Estados Unidos, donde sería juzgado por la filtración de miles de documentos secretos.

Allí está imputado por conspiración para cometer una intrusión informática, un delito que conlleva una pena máxima de 5 años.

PUBLICIDAD

Persson ha explicado que, “en caso de conflicto entre una orden europea y una petición de extradición de Estados Unidos”, corresponde a las autoridades de Reino Unido “decidir en orden de prioridad”.

“El resultado de este proceso es imposible de predecir. Sin embargo, en mi opinión el caso sueco puede discurrir de forma paralela a los procedimientos en Reino Unido”, ha señalado la vicefiscal.

PUBLICIDAD

Assange ha declarado ante un tribunal de Londres que no quiere ser extraditado a EEUU. El pasado 2 de mayo, preguntado durante la vista en el Tribunal de Magistrados de Westminster si está de acuerdo con su extradición, Assange, que compareció por videoconferencia desde una prisión británica, dijo que no desea ser extraditado.

ECUADOR ESPERARÁ LOS RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN DE PERTENENCIAS DE ASSANGE PARA ACTUAR

Ecuador esperará los resultados de una inspección a las pertenencias del fundador de WikiLeaks, que están en su Embajada en Londres para actuar ante posibles “acciones fuera de la ley” cometidas por Assange, según informó el pasado jueves el ministro de Exteriores ecuatoriano, José Valencia.

La Fiscalía del país andino tiene previsto verificar hoy las pertenencias de Assange en la Embajada, por una solicitud de su homólogo de Estados Unidos, en base a un acuerdo de asistencia judicial entre ambos países, una acción que ha sido rechazada por los abogados del australiano.

PUBLICIDAD

“El Estado ecuatoriano actuará con respecto a indicios o pruebas que demuestren que él (Assange) ha tenido adicionales acciones en contra de la ley dentro de un espacio que es jurisdicción del Estado ecuatoriano”, ha señalado el ministro ecuatoriano en una entrevista con Reuters.

Ecuador retiró el mes pasado el asilo a Assange afirmando que violó las condiciones de su permanencia en la sede diplomática al intervenir en asuntos de política de terceros países y demostrar un mal comportamiento durante su estadía.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha acusado a Assange de intentar convertir a la Embajada en un centro de espionaje y que espiaba a otras naciones y al propio Gobierno ecuatoriano, pero sin dar detalles.

Tras el retiro del asilo, los abogados de Assange denunciaron a parte de la delegación diplomática de Ecuador en Londres ante la Fiscalía por un presunto delito de revelación y divulgación de datos personales, y han negado las acusaciones de espionaje de Moreno.