PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Susana Díaz mantuvo la solicitud de una multa de 24.900 euros a «Spiriman» por injurias y calumnias

El doctor Jesús Candel ("Spiriman") es un conocido "youtuber", desde donde ha venido criticando duramente la política hospitalaria de la Junta de Andalucía que presidida Susana Díaz. Foto: EP.
|

La acusación particular, ejercida por la Junta de Andalucía en representación de Susana Díaz y de Martín Blanco, expresidenta de la Junta y exconsejero de Salud de ese gobierno autonómico, solicitó ayer al magistrado del Juzgado de lo Penal 6 de Granada, Sergio Romero Cobo, la imposición de una multa de 24.900 euros al doctor Jesús Candel, alias «Spiriman» –el apodo que utiliza como «youtuber»– por los delitos de injurias y calumnias.

Tanto Díaz como Blanco declararon por videoconferencia.

PUBLICIDAD

La Fiscalía, por su parte, pidió una multa sensiblemente inferior por los mismos delitos: 9.720 euros de multa, además de 5.000 euros en concepto de responsabilidad civil; en total 14.720 euros.

PUBLICIDAD

El caso quedó visto para sentencia después de un juicio que duró todo un día.

Candel declaró ante el juez que las palabras que utilizó «de forma soez y vulgar» en sus vídeos difundidos en redes sociales buscaban criticar «la gestión sanitaria» y «nunca a la persona».

PUBLICIDAD

Igualmente, en declaraciones a los periodistas a las puertas de los Juzgados de Caleta, en Granada capital, «Spiriman» explicó que, tras unas afirmaciones en el Parlamento de la entonces presidenta que dijo que se refirieron a él, emitió estos vídeos para defenderse ante «los ataques de Susana Díaz».

SUSANA DÍAZ DECLARÓ POR VIDEOCONFERENCIA

La exvicepresidenta de la Junta de Andalucía resaltó el «dolor» que durante meses sintió su familia ante una «cascada de insultos» que en principio no supo dónde «iba a llegar».

Por la mañana, más de un centenar de seguidores de la Asociación Justicia por la Sanidad se manifestaron en apoyo de Candel.

PUBLICIDAD

También hubo concentraciones de apoyo en otros puntos de la geografía española como Sevilla.

Por su parte, el exviceconsejero de Salud Martín Blanco solicitó, además de la indemnización que para los perjudicados había pedido la Junta como acusación particular, la retirada de los vídeos de «Spiriman», los cuales afirmó que tienen «ánimo de lucro».

PUBLICIDAD

Las declaraciones testificales dieron inicio, tras las cuestiones previas, al juicio, que prosiguió con la visualización, durante la mañana, de más de una decena de vídeos alrededor de la fusión hospitalaria.

La vista se reanudó en la tarde con la declaración del acusado.