PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Ya hay 4.000 narcos detenidos y si la Junta no lo remedia, en primavera empezarán a salir en libertad”, según Francisco Mena

Es el presidente de las asociaciones contra el narcotráfico del Campo de Gibraltar asdfasfas
|

En Campo de Gibraltar se mira al futuro con preocupación. Después de un año en que las Fuerzas de Seguridad han conseguido detener a 4.000 presuntos narcotraficantes tras las reuniones mantenidas con los ministros de Justicia e Interior, las Asociaciones contra el narcotráfico de la zona ven con preocupación que la situación política de provisionalidad vaya a bloquear los presupuestos frenando el Plan Integral con el que se está actuando en prevención y en  inserción laboral.

Más aun, temen que el retraso de la Junta de Andalucía en dotar las sedes judiciales implique que los detenidos empiecen a salir en libertad a partir de primavera, al no poderse efectuar la instrucción.

PUBLICIDAD

Francisco Mena, presidente de estas asociaciones, relata en esta entrevista con Confilegal como después de muchos años “la impunidad se ha terminado para el narco, pero es urgente seguir actuando”.

PUBLICIDAD

En esta semana pasada  la Guardia Civil anunciaba la incautación de 11.200 kilos de hachís en el sur de España simultaneados en el tiempo en las costas de Málaga, Cádiz y Huelva. El balance es, además de la droga, de 14 detenidos, 10 embarcaciones y siete vehículos intervenidos. ¿Siguen pues avanzando en la pelea contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar?

Así es, siempre, cuando se habla de las zonas donde más incautaciones se producen se refieren a las colindantes con el Campo de Gibraltar, la costa de Manilva, la de Casares y costa de Estepona y luego hacia poniente, también se está interviniendo muchísimo alijo sobre todo en la entrada de Guadalquivir y en la costa de Conil.

PUBLICIDAD

El denominador común es que cuando hay detenidos son siempre personas que viven en el campo de Gibraltar y buscan apoyo  en esas localidades. Lo que ha hecho el  narcotráfico es abrirse a levante y poniente buscando zonas en las que se ejerza menos presión policial.

¿Cómo se vive la situación en esas zonas?

Esas poblaciones ahora están viviendo lo que hace tiempo no vivían. Se vuelve a producir la situación de los años 90, de forma muy parecida. Cuando se ejerce mucha presión policial el narco se desvía a otras rutas.

PUBLICIDAD

Hoy por hoy su  zona de confort, donde trabajan mejor con su logística es en el campo de Gibraltar donde encuentran a mucha gente que está dispuesta a colaborar y que conoce bien el terreno.

En el momento en que se afloje la presión en el Campo de Gibraltar retornaremos a la situación inicial que ahora estamos remontando.

PUBLICIDAD

SE GANA MUCHO DINERO

Por lo que dice, sigue existiendo una importante infraestructura de apoyo.

Las personas que entran en el mundo del narcotráfico, difícilmente buscan otro tipo de oportunidades porque  ganan mucho dinero con poco esfuerzo.

Piense que pueden ser 3.000 o 4.000 o 6.000 euros en una noche… ¿Cómo no caer en la tentación de dedicarse a eso?

Por ese motivo siempre hemos defendido la  inversión en empleo y en  formación para que no entren en ese mundo, porque una vez que lo hacen, ¡a ver qué se les ofrece que pueda compensar lo que ingresan!

Piense en un salario al mes de 1200 euros cuando el eslabón más pequeño de la cadena obtiene esa cantidad en una noche.

PUBLICIDAD

Es difícil contrarrestar algo así

Claro, por eso entendemos que un plan integral es necesario al margen de continuar con el plan especial de seguridad que tiene que llevar a conseguir medidas estables, no extraordinarias en el Campo de Gibraltar.

Además, es necesario el incremento de la plantilla policial adaptando los catálogos a la situación aquí y en las zonas colindantes.

¿Esto no va a cambiar?

Difícilmente porque la realidad es que Marruecos seguirá produciendo hachís y Europa demandándolo.

Los puntos de entrada más cercanos son la Costa de sol y el Campo de Gibraltar.

Luego tenemos la cocaína que llega por el puerto de Algeciras, procedente de Latinoamérica, donde se produce y el puerto de Algeciras es un enclave importante para su entrada y posterior distribución.

Francisco Mena con Sandra Golpe durante los primeros minutos de un panel sobre narcotráfico en España, celebrado en el Consejo General de Procuradores de España en junio de 2018. Carlos Berbell/Confilegal.

ASFIXIA ECONÓMICA

Ustedes denuncian los hechos , pero además trabajan con jóvenes y menores. ¿Siguen adelante esos programas?

El movimiento asociativo juega un  papel importante en la difusión de lo que está ocurriendo en el Campo de Gibraltar y somos quienes denunciamos en los medios, pues de lo contrario, nadie dice nada.

Y sí, es importante  la actividad que desarrollamos con menores y jóvenes para evitar que entren en  el consumo y  colaboren con el narcotráfico.  Pero topamos con un obstáculo importante y es que la Administración autonómica mantiene con nosotros un deuda que obliga a cerrar estos  programas.

La deuda se arrastra desde el año 2015, y son  190.000 euros que se deben a diferentes asociaciones de lucha contra la droga.

A base de insistir  se han pagado 7.000 euros este mes de agosto, correspondientes al 2015.

Hay que resolver esta situación porque el impago de la deuda contraída no es  por culpa del movimiento asociativo, el gasto se ha efectuado y justificado.

Pero la burocracia obstaculiza que  se abones los pagos de las subvenciones  asfixiando al movimiento asociativo. Estamos a la espera de que se desbloqueen los pagos de 2016, 2017 y 2018.

¿Qué supone esa deuda?

Supone no poder actuar. Hay asociaciones que llevan ocho meses sin pagar a los trabajadores y en el caso de una de ellas, su propia junta directiva paga  los seguros sociales para que no se les pueda embargar.

No recibir estas cantidades pendientes supone  paralizar diferentes programas de prevención contra la droga como los de  sensibilización, empleo,  garantía alimentaria… Piense que  atendemos al cabo del año a unas  40.000 personas.

En unos casos se trata de atención puntual,  en otros de acciones continuadas en el  tiempo.

Estos capítulos, por ejemplo la inserción laboral o la alimentaria, son los grandes perjudicados.

Si por esta asfixia económica desaparece  el movimiento asociativo se perderán puestos de trabajo, sí,  pero lo importante es el  daño que se infringe a los  ciudadanos.

PREVENCIÓN ESCOLAR

Están ustedes supliendo una carencia importante

Son trabajos que debería hacer la Administración. Nosotros lo hacemos  con mayor proximidad y con mucho menos coste.

El centenar de trabajadores de los que estamos hablando son educadores, pedagogos, psicólogos, orientadores laborales y maestros con un compromiso que va mucho más allá de su trabajo como lo  demuestran  los ocho meses que llevan sin cobrar.

El problema lo tenemos en la Delegación de Bienestar Social e Igualdad, allí es donde solicitamos la subvención y la que tiene la deuda mayor.

El delegado territorial, que es de Ciudadanos en toda esta crisis ni siquiera se ha puesto en contacto con nosotros.

Por esta razón, a primeros del mes de octubre hay prevista una reunión con el responsable del Parlamento andaluz del grupo de  Ciudadanos. Queremos trasladar a la parte legislativa, la situación que tenemos y lo que se refiere a sus delegados.

Por el contrario diré que en toda esta crisis, la Delegada de Salud y la subdelegada de la Junta en el Campo de Gibraltar, ambas del PP, son quienes más se han preocupado de buscar solución a los impagos.

En todo caso,  quiero dejar claro que no es una deuda adquirida del nuevo ejecutivo, sino que  procede  del anterior; pero lo que decimos es  que en estos nueve meses que llevan en el Gobierno los actuales gestores,  ya toca resolver.

Sobre todo porque en las campañas electorales desembarca todo el mundo aquí prometiendo de todo. Luego una vez en el poder,  las promesas se olvidan.

Ahora empieza el curso escolar ¿podrán trabajar con los colegios?

Afortunadamente hay otras administraciones que pagan puntualmente como la Diputación Provincial de Cádiz que también subvenciona a nuestras asociaciones y gracias a eso iniciamos programas en los centros educativos.

Tenemos un programa que dio un magnifico resultados, que se llama Edufuturo y lo llevamos a cabo en centros de secundaria en la Linea y en Algeciras.

Se trata de sensibilizar a los adolescentes en  lo que supone el consumo de droga y de forma transversal evitando el  absentismo escolar a fin de que no vean en el narco una forma de vida.

Explicamos las consecuencias del narcotráfico para que entiendan que allí no hay futuro. Aunque a los chicos les pueda parecer  todo de color de rosa porque se gana dinero rápido, al final, acabas en prisión.

También gracias a la financiación de la Obra Social de la Caixa, trabajamos en conductas disruptivas, con estos chavales que buscan que  les expulsen del colegio y que  al final acaban sin estudios y en estos destinos delictivos.

Trabajamos en ese sentido.

Algunos ayuntamientos del Campo de Gibraltar como San Roque, Castellar o Tarifa,  colaboran con el movimiento asociativo y apoyan económicamente.

Francisco Mena recalca en esta entrevista que ya no hay impunidad. Carlos Berbell/Confilegal.

YA NO HAY IMPUNIDAD

Se han incrementado las detenciones este verano, en estos últimos días se contabilizan 14 detenidos. ¿Hay más tranquilidad?

Lo que se está viendo es que ya no hay impunidad.

Aquí estos delitos se han producido a lo largo de la historia, primero con el contrabando.

Tenemos un territorio con un régimen fiscal diferente y siempre dio lugar al contrabando de  tabaco, alcohol, café, azúcar…, luego vino el tráfico de hachís desde Marruecos reutilizando las mismas redes.

Se manejaban en unos términos más o menos normales: El narco aceptaba a su manera las normas establecidas: yo me dedico a algo ilegal y la guardia civil hacía  su trabajo.

En 2012 es cuando se cruzó una línea roja,  cuando intentaron agredir a la guardia civil. Ahora con el Plan Especial de Seguridad, las cosas se  están normalizando.

Ya no actúan con el descaro y la prepotencia que veíamos hace apenas un año.

Sigue habiendo detenciones por parte de la policía, de la  guardia civil y  de vigilancia aduanera,  desmantelando bandas organizadas en las que  lamentablemente aparecen en alguna ocasión miembros de las fuerzas de seguridad de estado, como nos cuentan los medios informativos.

El poder económico que tienen les  permite ejercer la corrupción para  favorecer su trabajo.

Pero está claro: se ha terminado la impunidad.

¿Qué se puede hacer desde la justicia para continuar con ese jaque a la impunidad?

Hace falta sin duda una acción legislativa en diferentes aspectos.

Le pongo un ejemplo: La Guardia civil aprehende mucha cantidad de gasolina, encuentra en una vivenda mil litros de gasolina, que como es fácil imaginar no tiene como objeto  llenar el depósito de la moto,   sino que son suministros para favorecer el narcotráfico.

Se juzga y la sentencia judicial se queda en una sanción administrativa. Con el código penal en la mano y la presunción de inocencia, un juez puede decir que otra decisión  es presuponer.

Entendemos hay que hacer cambios legislativos.

Sigo con otro ejemplo: Una pistola no es lo mismo que 50 pistolas. Una sola es tenencia ilegal, lo otra es acopio de armas. No es lo mismo una garrafa que mil litros.

Cambia  la legislación.

Pero como sabemos, el que  tiene una  flota  de camiones tiene depósitos.

Y este sistema de  albergar así la gasolina, puede dar pie a que cualquier día una vivienda con un depósito de este estilo irregular pueda tener un accidente y salgan perjudicados los ciudadanos del entorno.

RIESGO PARA LOS FUNCIONARIOS

También proponen medidas para los funcionarios

Es que consideramos que hay que contemplar  la posibilidad de establecer  el Campo de Gibraltar como zona de especial singularidad. Al igual que ocurre en el  País Vasco y  en Navarra.

Y habría que hacer para cualquier funcionario, pongo por caso los jueces, los fiscales, los secretarios judiciales, las fuerzas de seguridad, los maestros, los sanitarios…

No solo desde el punto de vista salarial sino también en cuanto a  la orden de mérito. El que viene tendrá más trabajo que el que está en otros sitios pero la orden de mérito le puntuará más.

Cuando quiera pedir un traslado tendrá más ventajas para optar por otro destino. La mayoría de los policías de campo Gibraltar son de la provincia de Málaga.

En Málaga es muy difícil conseguir plaza de policía porque los que la obtienen, no se mueven de allí.

Si vienes al campo de Gibraltar puntúas mas que un policía de Cádiz, por ejemplo, y tienes más posibilidades de conseguir otro destino.

Policías,  jueces fiscales, pasan ahora dos años aquí y buscan luego otro destino más cómodo y  con menos riesgo.

¿Cómo se vive ese riesgo?

Hay presiones, agresiones…

Al fiscal jefe le han rajado las ruedas de coche.

A la juez decana de La Línea intentaron intimidarla.

Las personas son personas y prefieren ir a una zona donde no tengan estos percances. Nos encontramos con plantillas poco estables .

En La Línea, no se cubrían las plazas de rehabilitadores porque no quería venir nadie.

Tenemos la etiqueta que tenemos, una etiqueta a nivel mediático por la que parece que esto es el oeste. Si incentivos es más difícil que venga la gente a trabajar aquí.

¿Qué futuro tienen las propuestas?

Pues con esto de que no hay gobierno no hemos tenido ninguna reunión.

La última fue con el ministro de Interior Grande-Marlaska que, como es diputado por Cádiz, se comprometió a mantener el Plan Nacional de Seguridad y a aumentar los catálogos de plantillas de guardia civil y policía.

Y también contemplaba la posibilidad de que esta fuera zona de especial singularidad. Ahora se habla mucho de la situación de policías en Cataluña y se plantea  esta fórmula.

El País vasco se mantiene este estatus ¿Por qué no puede ser válido para el Campo de Gibraltar?

SEDES JUDICIALES SIN DOTACIÓN

La solicitud que hicieron hace un año de ampliar la presencia judicial sí tuvo respuesta por parte del Ministerio de Justicia, ¿por qué no están funcionando ya los tres nuevos juzgados aprobados?

El asunto es que ya van más de cuatro mil detenidos relacionados presuntamente con el narcotráfico a espera de juicio.  Y estos casos se encuentran en  proceso de instrucción en los juzgados.

Justicia abrió la plantilla de fiscales y nombró a tres profesionales que ya están ejerciendo. Por su parte, el CGPJ creó tres plazas de jueces.

Pero sin tener las sedes judiciales ni los funcionarios que corresponden a la Junta.

Así que nos encontramos a  la espera de que empiecen a funcionar las tres sedes.

Teníamos la promesa del Consejero de Justicia de que en septiembre estaría al menos operativa la de Algeciras, en octubre La Línea y antes  de fin de año la de San  Roque.

Y hasta ahora no hay nada terminado. Sabemos que se están haciendo obras en el juzgado actual de Algeciras pero da la impresión de que a final de año seguiremos igual.

Hay un auténtico cuello de botella judicial en el Campo de Gibraltar.

¿Y los detenidos?

Al estar en prisión provisional los detenidos pueden empezar a salir.

Llevan un año en la cárcel los más antiguos así que  empezarán a cumplir la primavera que viene si no se ha culminado el proceso de instrucción y el juicio. Con lo cual, a alarma social esta servida

A todo esto, ¿cómo afecta la situación de Gobierno provisional que vivimos?

Pues  sin ir más lejos, supone que no se puede incluir el Plan Integral porque si no hay presupuesto, no  hay partidas. Es un desastre en un tema tan sensible y complejo como este.