PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

5 consejos para evitar que hackeen tu web

evitar que hackeen tu web
|

Ninguna web está a salvo de los hackers pero se puede evitar con simples pasos no ser un site al que sea fácil acceder y robar información. Para ello te recomendamos seguir, al menos, estos 5 consejos básicos y así evitar que hackeen tu web.

1.- INSTALA UN CERTIFICADO SSL 

Como ya vimos en un consultorio anterior, el certificado SSL (Secure Sockets Layer) es un elemento importante de seguridad que garantiza el cifrado de la conexión y aumenta la seguridad entre el navegador y la página. Así se consigue tener una “conversación” privada entre tu cliente y tu página. De esta manera, se evita el riesgo de robo de informaciones de clientes, tales como correos, números de cuentas bancarias, o contraseñas entre otros, porque todos esos datos viajan cifrados.

2.- USA UN GESTOR DE CONTENIDOS ACTUALIZADO 

La mayoría de las páginas utilizan un CMS o gestor de contenidos (herramienta con que se crea, administra y gestiona un sitio web) y para garantizar la seguridad de tu web, conviene tenerlo actualizado, con los últimos parches. Es un error crear una web y dejarla sin mantenimiento, porque los hackers siempre buscan vulnerabilidades, que se van subsanando con parches de seguridad continuamente.

3.- NO USES UNA PLANTILLA WEB O TEMAS “PIRATA” 

Cuando se diseña una web, hay diferentes plantillas para darle forma y diseño. Si usas una plantilla (o lo usa tu diseñador web) cuyo origen desconoces, ésta puede tener alguna “puerta de atrás” o vulnerabilidad, que permita entrar fácilmente a los hackers.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

4.- ALOJA TU WEB EN UN SERVIDOR SEGURO 

Parece absurdo pero mucha gente no se asegura de que el servidor donde aloja su web cuenta con la seguridad adecuada. Debes alojar y mantener tu web con una empresa experta y dedicada a este tema, como HIT Soluciones.

5.- USA CONTRASEÑAS SEGURAS 

Todo lo anterior se pierde si tu contraseña habitual es “1234” o el nombre de tu mascota. Es conveniente que tus contraseñas no las conozca nadie ni las tengas anotadas en ningún sitio. Hay que hacer un esfuerzo por tener contraseñas largas, que puedan evolucionar y que siempre recuerdes.  Procura que tengan más de 8 caracteres, usa al menos letras, números y caracteres alfanuméricos y no las dejes anotadas en un post-it al lado de tu ordenador.