PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La APIF afirma que los nombramientos buscan controlar políticamente el funcionamiento del Ministerio Fiscal

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, es el centro de las críticas de APIF y de la AF. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
| | Actualizado: 07/05/2021 20:34

La Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF), la tercera asociación en esta carrera judicial –sin representación en el Consejo Fiscal–, se ha unido a las críticas vertidas por la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF) contra los nombramientos propuestos –ya realizados o en fase de realización–, por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, en los que la Unión Progresista de Fiscales (UPF), cuyos miembros ocupan la cúpula fiscal, han salido favorecidos.

«La APIF advierte a la opinión pública que esos nombramientos son mucho más que la promoción de amigos ideológicos; estamos ante un movimiento para controlar políticamente durante muchos años (dada la juventud de la mayor parte de los elegidos) el funcionamiento del Ministerio Fiscal», afirman en un comunicado hecho público hoy.

Esta Asociación explica, asimismo, que la Fiscalía funciona de forma jerárquica: «Si la jerarquía está sesgada hacia la izquierda o hacia la derecha, la institución pierde imparcialidad. Por ello es tan grave lo que está sucediendo».

La APIF advierte que, «paralelamente a esta ocupación ideológica de la Fiscalía», se está elaborando una «reforma procesal que ha de suponer, como alternativa al desastre, la implementación de la imparcialidad objetiva de la institución en la investigación de los delitos».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para esta Asociación, la situación es muy grave porque la fiscal general del Estado, exministra socialista, «encuentra, de manera sistemática, cobertura y respaldo para su conformación ideológica de la jerarquía el apoyo de los vocales de la asociación beneficiaria de estos excesos, traicionando así todos los compromisos electorales de neutralidad en la valoración de los fiscales que todos ellos y la propia Fiscal General se comprometieron a respetar».

Subraya, por último, la ausencia de baremos de valoración de méritos, que no realizaron ni el PP cuando estuvo en el Gobierno, ni el PSOE, ni «sus terminales en la Fiscalía»  como un derecho de los fiscales y como medio para «profesionalizar nuestras carreras profesionales, en lugar de propiciar una valoración de méritos ‘a ojo’ que propicia la arbitrariedad.