PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Tribunal General de la UE rechaza el recurso de una empresa española contra el logo de Polo Ralph Lauren

El conocido distintivo del jugador de polo a caballo de la empresa neoyorquina seguirá siendo marca registrada en la UEStyle & Taste, empresa madrileña, presentó en 2016 una solicitud de nulidad del registro de la marca por propiedad intelectual.
| | Actualizado: 12/08/2021 14:16

El logo de la empresa neoyorquina Polo Ralph Lauren seguirá siendo marca registrada en la Unión Europea tras ganar la batalla judicial iniciada en 2016 por la madrileña Style & Taste en relación al distintivo de la compañía, el conocido jugador de polo a caballo.

Así lo ha acordado el Tribunal General de la Unión Europa en una sentencia, asunto T‑169/19, con fecha de 2 de junio, en la que desestima el recurso de la compañía madrileña.

La Sala Décima, integrada por S. Papasavvas -presidente-, A. Kornezov, E. Buttigieg, K. Kowalik-Bańczyk -ponente- y G. Hesse, confirma así la resolución de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) que desestimó el recurso de Style & Taste por considerar el registro de su dibujo o modelo expiró en mayo de 2017.

Logo de Ralph Lauren.
Logo de Style & Taste.

La empresa neoyorquina solicitó en septiembre de 2004 ante la EUIPO el registro como marca de la Unión de su signo figurativo para una amplia gama de productos (desde aparatos científicos, pasando por vajilla y ropa de hogar, hasta ropa y calzado). La marca se registró en noviembre de 2005.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En febrero de 2016, Style & Taste presentó una solicitud de nulidad de la marca por propiedad intelectual, basándose en el dibujo que registró en marzo de 1997.

Sin embargo, la EUIPO desestimó la solicitud de nulidad en mayo de 2018, decisión que fue recurrida por la empresa madrileña ante la propia oficina de propiedad intelectual.

Sus pretensiones volvieron a ser desestimadas porque, según consta en la resolución, el registro del dibujo o modelo anterior había caducado el 22 de mayo de 2017. Por ello acudió al TGUE.

Style & Taste argumentó que la EUIPO había desestimado indebidamente la solicitud de nulidad basándose en que el registro del dibujo o modelo anterior había expirado cuando fue adoptada su resolución.

PUBLICIDAD

La empresa madrileña alegaba que el derecho español no le permitía renovar el registro de ese dibujo o modelo, pero que este no había desaparecido por haber expirado y que le bastaba con demostrar, a efectos del procedimiento de nulidad, que era anterior a la otra marca y que se había acreditado un riesgo de confusión, de conformidad con el Derecho español.

Ahora, el tribunal, con sede en Luxemburgo, explica que, en el marco de una solicitud de nulidad, el titular de un derecho de propiedad industrial anterior «debe acreditar que puede prohibir el uso de la marca de la Unión posterior no solo en la fecha de presentación de la solicitud o de prioridad de esa marca, sino también en la fecha en que la EUIPO se pronuncie sobre la solicitud de nulidad».

Asimismo, indica que para solicitar la nulidad, los titulares de derechos anteriores «deben necesariamente acreditar la existencia de un conflicto con esas marcas desde la fecha de presentación de la solicitud o de prioridad de estas».

PUBLICIDAD

Sobre el asunto de la renovación del registro, el TGUE señala que no se discute que el registro del dibujo o modelo anterior expiró en 2017, es decir, antes de la adopción de la resolución impugnada el 7 de enero de 2019.

Sin embargo, respecto al argumento de que el derecho español no le permitía la renovación del registro, detalla que «no alega ni, a ‘fortiori’, demuestra que, con arreglo al derecho español, sea posible prohibir el uso de una marca de la Unión en virtud de tal dibujo o modelo tras la expiración de su registro».

PUBLICIDAD

«Por el contrario, reconoce que el dibujo o modelo anterior, debido a su expiración, ha pasado a ser de dominio público y que, por consiguiente, puede ser usado por ‘todos los españoles'», afirma.

De modo que, que concluye que el uso de la marca controvertida, la de Polo Ralph Lauren, «ya no podía prohibirse en virtud del dibujo o modelo anterior en la fecha de la resolución impugnada«, por lo que la EUIPO lo desestimó fundadamente, así que rechaza el recurso en su totalidad.