Tormenta judicial en el mar de Jusapol

Protesta de Jusapol en demanda de la equiparación salarial en las calles de Barcelona. EP
|

La asociación Jusapol (Justicia Salarial Policial), comenzó su cruzada por la equiparación salarial para policías y guardias civiles, casi de una manera épica, a modo de Jasón y los argonautas en busca del cordero dorado custodiado por un dragón y dos toros, lanzando un “órdago” salarial al Ministerio del Interior.

Pero, a medida que ha ido transcurriendo su batalla, su “heroísmo particular” se tornó en “villanismo interesado”, alejándose de sus “objetivos mediáticos” marcados en la agenda de políticos concretos, para agazaparse en su zona de confort sindical suscrita a su organización filial enraizada en Jupol(Justicia Policial).

Los verdaderos héroes de esta travesía son los policías nacionales, agentes considerados como un cuerpo de élite, la mejor Policía del mundo. Esta afirmación no es un tópico. Es un hecho reconocido por otros cuerpos policiales extranjeros y servicios de Inteligencia de otros países.

La historia da su lugar a héroes y villanos. Este es el epílogo de Jusapol. La Justicia ha doblegado la soberbia de su sindicato Jupol en el Juzgado 47 de Madrid.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La magistrada, Ana María Ruíz-Burgos, ha condenado, cargando las costas a este sindicato -a través de un afiliado-, por querer trasladar una cuestión de derechos fundamentales como cortina de humo, para intentar validar en este juzgado que los sindicatos, en este caso, UFP (Unión Federal de Policía), toman represalias contra sus ex afiliados por darse de baja y les abandonan en los procesos judiciales.

Y este hecho, es absolutamente falso.

La abogada de UFP realizó el desestimiento correcto sobre un proceso contencioso-administrativo del citado ex afiliado, y aunque el abogado de Jupol, Antonio Vázquez, pudo continuar este proceso al cederle la venia sí la hubiera tomado, no lo hizo, pero sí decidió plantear una cuestión de derechos fundamentales, sin que existiera esta causa. Vázquez crea esta causa a medida de Jupol, no de su afiliado procedente de UFP, y ahí, involucra en el juicio oral al ex presidente de Jusapol, Natan Espinosa.

Su estrategia era convencer a la juez con una retahíla de “teatrillos sindicales” recitada por Espinosa, pero su señoría desenmascaró claramente la jugada, y decretó la nula vulneración de derechos fundamentales.

PUBLICIDAD

Es decir, ni Jusapol ni Jupol, consiguieron una sentencia para ir contra el resto de sindicatos con el “chisme” de abandono sindical por causar baja, sino que salieron escaldados, sin lograr su pretensión económica en este litigio de 10.000 euros.

Es más, uno de los detalles más sorprendentes del juicio, es un documento en el que Espinosa, en nombre de Jusapol, increpa a UFP solicitando una indemnización para este afiliado, cuando la justicia posteriormente deniega esta transacción económica.

Pero las preguntas que hay que hacer son: ¿Jusapol cobra a los afiliados por estas gestiones? ¿Hay porcentaje para la cúpula jusapolera o reparto de gestiones con Jupol?

PUBLICIDAD

La realidad es que el abogado Vázquez actúa en nombre de estas dos organizaciones, con lo cual, todo queda en casa.

¿Y la fiscalización interna y la transparencia de las cuentas sobre estas cuestiones? Algunos ex afiliados se dieron de baja alegando que “Jupol no les enseñaba las cuentas”.

PUBLICIDAD

Continúa la travesía. El sindicato UFP ha obtenido una victoria judicial histórica en el Tribunal Supremo en julio de 2020. La Sala de los Contencioso-Administrativo, en el recurso 2616/2019, ha ratificado la pretensión de esta organización policial sobre “el derecho de los funcionarios que prestan servicio rotatorios a percibir el importe de la compensación correspondiente durante el mes de vacaciones anuales”.

Este mandato judicial que vale su peso en oro, pues es en beneficio de todos los policías, supone que el Ministerio del Interior tenga que abonar 12 millones de euros, ipso facto. 

Cierto es, que SUP (Sindicato Unificado Policía) logró una sentencia individual en el Supremo en 2019 en este sentido. Pero la citada sentencia, cosechada por el equipo jurídico de UFP, es una orden judicial universal que pone en jaque a Interior si no paga.

PUBLICIDAD

UFP acudiría a una ejecución forzosa ante la eventualidad de que los policías soliciten este cobro de manera individual, algo que publicita Jupol, sin reconocer el esfuerzo jurídico de los otros compañeros. Una pena.

Jusapol gasta recursos acudiendo al Tribunal Constitucional reclamando la validez de su ILP (Iniciativa Legislativa Popular) por la equiparación salarial, cuando ese texto ha sido vetado por el Congreso de los Diputados, no tiene recorrido legislativo, y es una auténtica desfachatez sin exposición de motivos que enaltezca a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además, hasta la fecha, Jusapol no ha publicado las facturas que presuntamente haya podido presentar ante la Cámara respecto a la subvención de 340.000 euros de esta ILP.

Por esta razón, desde nuestro espacio radiofónico, “La ventana indiscreta” hemos solicitado ante el Congreso y Senado una investigación.

Por otra parte, los jusapoleros han perdido el tren de la igualdad salarial. Interior completa inminentemente el pago del tercer tramo del acuerdo de 807 millones de euros firmado por sindicatos y asociaciones policiales representativos.

Ya existen nóminas de policías equiparados con los “Mossos d’Esquadra”. Jusapol pierde sus argumentos.

Volvamos a la grandeza de la Policía Nacional, al margen de otras tropelías que relato a continuación.

El esfuerzo máximo de los policías españoles en su labor constante, especialmente contra la corrupción económica, como es la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF),  viene al caso, porque a veces, se ve comprometido por las acciones del “youtuber” de Jupol, Alejandro León, dañando la imagen de la Policía, lo que acarrea expedientes sancionadores en contra de este sindicalista.

Me refiero, al expediente con infracción muy grave que enfrenta a León a una suspensión de funciones de cinco meses, propuesta que pasará por el Consejo de la Policía el próximo 29 de octubre.

El motivo grave para sancionar a este representante sindical de Jupol es la incompatibilidad con la realización y difusión de sus vídeos en su canal de Youtube, denominado “Minutos de Gloria”.

Es decir, Régimen Disciplinario de la Policía ha destapado que León obtiene ingresos de su plataforma por diferentes vías, sin solicitar compatibilidad ni la reducción de sus atribuciones para adecuarse a la normativa sobre compatibilidad,

Es indignante. Por un lado, los ciudadanos tenemos la referencia impecable de los policías de la UDEF investigando delitos económicos, desentrañando graves casos de corrupción, y al otro lado del espejo, nos asomamos al canal del youtuber León, al que Jupol le paga los expedientes, -para que no tire de la manta del sindicato-, trampeando con sus ingresos económicos.

Lamentable. Lo peor, es que no se le sancione por contenidos de su plataforma donde opina “haciendo un doblaje de sí mismo” sobre algo tan serio como la Violencia de Género en una insufrible parodia estúpida e indocumentada.

¿Nadie en la Dirección General de la Policía(DGP) va a sancionar este vídeo sobre temas tan sensibles como es la violencia machista?

Desde “La ventana  indiscreta” vamos a tomar acciones en este sentido. Nuestro espacio radiofónico ha denunciado a León en diversas ocasiones ante Interior con éxito, pues la DGP ha abierto expedientes sancionadores contra este youtuber de Jupol siempre que hemos requerido investigaciones.

Así mismo, iniciamos acciones sobre declaraciones de León en el canal del youtuber, Joan Planas, respecto a un presunto “cupo de detenciones policiales”. Hecho que desmienten sindicatos consultados.

Igualmente, tenemos apuntalado al secretario general de Jupol, Chema García, por una denuncia ante Interior por su falta de compatibilidad para ejercer como administrador único de su empresa, “Excavaciones y Asfaltos Avilés, SL”, dedicada a obras públicas sufragadas por ayuntamientos socialistas de Asturias, Eso sí, luego va a pedir la equiparación a la puerta del PSOE.

Otro teatrillo sindical de Jupol. La incertidumbre que existe entre los policías es, si la DGP,  “se atreverá a cortar la cabeza del responsable de Jupol”, -siendo el sindicato mayoritario de la Policía-, exponiéndose a los insultos de los troles sindicales afines en Twitter.

Todos, pendientes de la DGP y su decisión

El fin de esta travesía, está marcado por una tercera resolución judicial del Juzgado 46 de Madrid, que archiva otra “chulería” de Jupol denunciando a Interior por tráfico de influencias y prevaricación. Patético.

Un jupoliano, que vendía en las elecciones al Consejo que “la asignación de embajadas debía ser transparente y señalaba a otros sindicatos o compañeros por solicitar embajadas..”.

Resulta que, cuando a este afiliado de Jupol le deniegan una embajada, acude al juzgado a denunciar la adjudicación a otros compañeros, y el Juez José María Escribano ,lo ve claro y corta de raíz este “teatrillo sindical”.

El remate para Jupol lo ha sentenciado la Audiencia Provincial de Madrid, desestimando el “prevalimiento” o ataque a la libertad del funcionario, ratificando la gestión del Departamento de Comisión Internacional o Jefe de la División de Formación de la Policía, y el archivo inicial del Juzgado 46.

Caso zanjado.

Por ende, los argonautas de Jusapol, más bien, se han quedado atrapados en el laberinto del minotauro, enredados en su propia ínsula Barataria que diría El Quijote, batallando contra molinos de viento imaginarios.