PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Caso Stampa: Yo inicié la denuncia contra el exfiscal de Tándem a raíz de las informaciones de Calvente, exabogado de Podemos
María Montero, directora del programa "La Ventana Indiscreta", que se emite a través de la Inter.

Caso Stampa: Yo inicié la denuncia contra el exfiscal de Tándem a raíz de las informaciones de Calvente, exabogado de Podemos

|
29/11/2021 10:28
|
Actualizado: 29/11/2021 12:36
|

Es prioritario, desentrañar el verdadero origen del ‘Caso Stampa’, a la luz de las pseudo-informaciones que se van difundiendo por algunos, diríase, ‘voceros’, en el marco de «a ver si cala», en una «misión» divulgativa surrealista, en virtud de lo acontecido con la despedida del caso Villarejo, por parte del ex fiscal anticorrupción, Ignacio Stampa.

Todo a raíz de ser descartado para obtener la propiedad de la plaza que ocupaba en la Fiscalía Anticorrupción, en octubre de 2020.

Quizá alguien pudiera darse por aludido, en términos figurativos, con la reconstrucción de los hechos que, en honor a la verdad, vengo a proponer.

Pero, insisto, con todo respeto a la Audiencia Nacional, por el gran esfuerzo que realizan con el caso Tándem –¿por qué no lo llamaron caso Villarejo?–. Lo socialmente conveniente sería contar el relato que algunos «interesados» no quieren mentar.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las claves de este asunto: Un año después de la pérdida de la plaza en Anticorrupción por el ex fiscal, Ignacio Stampa, otro fiscal «destapa’» un supuesto «hilo controvertido».

Presuntamente «generado» durante el procedimiento de la investigación, -efectuada por la Fiscalía Superior de Madrid-, en el marco de un expediente abierto, en base a una presunta revelación de secretos respecto a las actuaciones del propio ex fiscal Stampa, en el caso de Tándem.

Este «hilo», sugerido por un fiscal investigador del caso Stampa, cuestiona este mismo proceso de investigación interno, -una denuncia contra Stampa-. Pero, eso sí, tras meses y meses de silencio por parte de los fiscales responsables de este expediente.

Entonces, ¿por qué estos fiscales investigadores no lo dijeron hace un año? ¿Por qué motivo, estos fiscales no abrieron otra investigación paralela sobre este «hilo controvertido», si hubiera afectado a la investigación interna?

PUBLICIDAD

Incomprensible.

Segunda clave: Ningún fiscal votó a favor de Stampa para su renovación en Anticorrupción, para continuar con el caso Tándem en la Audiencia Nacional.

Es decir, no se cuestiona la ausencia de apoyo de todos los fiscales hacia este exfiscal del caso Villarejo. Por tanto, se entiende que los fiscales votaron «bien», o «a conciencia», cuando decidieron no respaldar a Stampa.

PUBLICIDAD

Ni siquiera, la que entonces era su propia asociación lo apoyó en las adjudicaciones de estas plazas.

Stampa obtuvo cero votos.

PUBLICIDAD

Tercera clave: Este mismo proceso investigador hacia Stampa, ahora, por algún ‘interés’, después de tanto tiempo, se utiliza para remover del cargo a la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, cuando realmente Delgado cumplió con su deber al ordenar la apertura de las diligencias de investigación correspondientes sobre el caso Stampa.

Dicho sea de paso, a raíz de una denuncia inicial mía, ante la FGE, que posteriormente, también remití a la Fiscalía Superior de Madrid.

RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS

Comienzo con esta reconstrucción de los hechos, obviamente, acreditados de forma documental.

PUBLICIDAD

Yo inicié las denuncias contra el ex fiscal Anticorrupción, Ignacio Stampa, ante la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Superior de Madrid.

Estas denuncias están basadas en declaraciones del exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, en relación a la supuesta relación sentimental del fiscal Stampa con la abogada Marta Flor Núñez, quien ejercía la acusación popular en el caso Tándem, en representación de la formación morada.

Esta relación «íntima» podría haber derivado, presuntamente, en un delito de revelación de secretos por parte de Stampa, por lo que, desde mi programa, ‘La ventana indiscreta’, pusimos estas informaciones de Calvente, en conocimiento de la FGE, en febrero de 2020.

Las denuncias contra Stampa no las inicia la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado. Tampoco las promueve VOX.

Fue nuestro programa radiofónico, a través de una investigación periodística, el propulsor del procedimiento, por Ley de Transparencia.

Delgado abrió su propia investigación institucional en la FGE, meses después, en junio de 2020. VOX se adhirió a nuestra denuncia tras acceder a nuestro trabajo, en julio de 2020.

En colaboración con el periódico Confilegal, destapamos esta investigación sobre el escándalo de la presunta relación sentimental Stampa-Flor -según Calvente-, así como las denuncias ante la FGE.

Es más, la FGE archivó, durante el confinamiento, la denuncia inicial de La ventana indiscreta sobre el caso Stampa.

De igual forma, Confilegal, publicó el posterior recurso presentado por este programa ante la FGE, y todos los procesos de investigación sobrevenidos.

Un segundo archivo del caso Stampa, por parte del fiscal instructor jefe, Fausto Cartagena, de la FGE, basado en que «el Régimen de los Fiscales, no reconoce, el supuesto de una relación sentimental extra matrimonial», en relación al presunto idilio Stampa-Flor, fue motivación suficiente para que esta Fiscalía diera cerrojazo a la presunta incidencia de esta posible relación, de cara al caso Tándem o caso Villarejo.

Fue una explicación muy debatida que ponía de manifiesto el manual obsoleto para los fiscales, en este sentido, aunque nadie ha propuesto revisar este aspecto, para incluir a las amantes y a los amantes para futuros supuestos.

Por algo será. Sin embargo, este archivo de Cartagena, abría la puerta a la Fiscalía Superior de Madrid, pues re-enviaba nuestra denuncia a esta fiscalía, para investigar la presunta revelación de secretos de Stampa en el caso Tándem.

UN SECRETO A VOCES

Aunque nunca me he reunido personalmente con Ignacio Stampa, ni con el comisario jubilado, José Manuel Villarejo, ni los conozco, ni he mantenido jamás conversaciones con ellos, sin embargo, en su momento, sí pude acceder al testimonio del exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, quien me confesó, la nefasta deriva, a su parecer, que estaba tomando el gabinete jurídico de Podemos.

En concreto, Calvente se refería a las actuaciones en el caso Tándem de la letrada designada para ejercer la acusación popular por el partido del exlíder, Pablo Iglesias, la polémica Marta Flor Núñez, a la que se atribuía una supuesta relación sentimental con el entonces fiscal titular, Stampa.

Todo un escándalo. Al parecer, era un chascarrillo muy comentado entre los grupos internos de Podemos. Un hecho que Calvente decidió no pasar por alto.

Denunció estos hechos mediante un burofax, remitido en diciembre de 2019, al exsecretario de organización y exdiputado de la formación morada, Alberto Rodríguez.

Podemos no hizo nada al respecto de este escándalo, excepto despedir a Calvente, y dar pábulo a las acusaciones de Marta Flor contra Calvente, sobre acoso sexual, que en sede judicial, quedaron reducidas a la nada.

Calvente fue declarado inocente.

He de confesar, por mi parte, que, Calvente, me transmitió dos inquietudes: Su esperanza por la investigación sobre el caso Stampa bajo la FGE y la Fiscalía Superior de Madrid.

Y su anhelo, para ser requerido por estas fiscalías, y la Audiencia Nacional, para dar cuenta de la información sobre este asunto que obraba en su poder sobre Stampa y Marta Flor Núñez.

Calvente estaba preocupado por el caso Villarejo. En sede judicial se había derrumbado al reconocer que había recibido amenazas.

Pero también, bajo este trabajo de periodismo de investigación, pudimos contrastar con más fuentes que asumían la información de Calvente y nuestras denuncias como válidas.

Por una parte, algunos miembros de la carrera judicial, relataban bajo secreto de confesión, que «el lío Stampa-Flor, era un tema que se comentaba durante tiempo atrás, en los pasillos de los juzgados, entre los profesionales», pero «no entendían, cómo, no se había puesto freno a esa inconcebible situación«.

Por otra parte, integrantes podemitas, testigos y periodistas conscientes de estos «cotilleos de Podemos en los chats telefónicos«, nos reconocieron que «la relación íntima fiscal-abogada, estaba evidenciada en comentarios muy concretos», que aquí no vamos a reproducir, pero que el propio Calvente, también conocía, según manifestó alguna vez.

Incluso, parece ser que, existía un dossier del tema que había circulado entre manos de ciertos periodistas, que no se atrevieron a publicar. Nosotros, si nos atrevimos.

Era un secreto a voces…

EL ‘GALLINERO’ DEL CASO TÁNDEM

Aún quedan muchos  relatos del caso Stampa que nunca habíamos explicado. No era demasiado difícil, tomar conciencia del ‘club de fans’, a favor del fiscal Stampa, a través de las redes sociales.

Surgían los que se abanderaban como «anti-cloacas de Interior«, «anti-cloacas policiales«, «anti-cloacas del Estado«, muy «anti-cloacas», todos.

Entre ellos, la delegada de Violencia de Género, Victoria Rosell –juez que no ejerce– haciendo «ruido» contra las resoluciones del magistrado del caso Tándem, Manuel García Castellón, por investigar el caso Dina, algo que no sería del agrado de Pablo Iglesias.

Unos hechos, las declaraciones de Rosell, que se pusieron en conocimiento del Consejo General del Poder Judicial.

Pero realmente, ¿quién fue el cerebro jurídico del caso Dina? ¿Pueden Iglesias o Rosell responder a esta cuestión?

La vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados, de Podemos, Gloria Elizo, se erige, muy «anti-cloacas», pero sin respaldar las denuncias de Calvente.

Además, Elizo, es muy colega en redes sociales, del también abanderado del fiscal Stampa, Ernesto Ekaizer.

Este comunicador, vive con otra ‘cruzada’, tratando de convencer a la opinión pública, de un «entramado conspiranoico» entre el fiscal Luis Navajas, la FGE, VOX, y nuestro programa, contra Stampa.

Algo falso. Ekaizer, insiste e insiste, en dar la vuelta al caso Stampa, sin lograr confundir a nadie.

Stampa, no parece ser víctima de ninguna conspiración. Sin embargo, Ekaizer, nunca ha explicado como accedía a las resoluciones de la FGE, sin ser parte del procedimiento en el caso Stampa.

Ekaizer, se «columpia» al intentar relacionarme con el comisario Villarejo.

Si bien es cierto que alguien del entorno del club de fans del fiscal Stampa se inventó el bulo de que ‘yo era una enviada desde Canarias, por el comisario Villarejo’, este bulo ha sido desmontado en infinidad de ocasiones.

En el registro de la celda de Villarejo, -presenciado por Stampa días antes de que perdiera su plaza en Anticorrupción-, no pudieron encontrar nada que me vincule al comisario, aunque a mis «enemigos» o «contrarios» a mis denuncias, les hubiera encantado.

Pero ese término es imposible.

Y a mayor desarticulación de este bulo, hace tiempo, se remitió un documento a la Audiencia Nacional, explicando todos estos términos con detalle, y a la vez, solicitando más investigaciones, sobre la red, de algún presunto lobby de influencia externa en el caso Tándem.

¿»VOLCADO» DE DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS?

¿Por qué no se inhibió Stampa del caso Tándem, al tener reuniones con la letrada de Podemos, Marta Flor?

¿Por qué Calvente no veía con buenos ojos, estas reuniones dónde la Fiscalía ‘orientaba’ a la acusación popular de Podemos, en el caso Villarejo?

¿Por qué Calvente quería una personación de Podemos independiente del fiscal Stampa?

¿Por qué Gloria Elizo avalaba esas reuniones orientativas entre Podemos y Stampa en relación al caso Stampa?

¿Por qué, la defensa de algunos procesados del caso Villarejo, dirigida por Baltasar Garzón, no podría denunciar filtraciones de información? Está en su derecho.

¿Acaso, Dolores Delgado, debería de haberse abstenido, según la tesis de algunos, en relación al derecho de legítima defensa de los clientes de Garzón, al denunciar filtraciones?

Delgado no es parte de este procedimiento.

¿Debería Stampa ser indemnizado con 200.000 euros, –como reclama–, por no ser votado por los fiscales, y perder su plaza en Anticorrupción?

¿Alguien insinúa que, los fiscales votaron mal, por no votar a Stampa?

¿Debería Delgado haberse abstenido en el consejo fiscal, a pesar de los cero votos logrados por Stampa? Delgado no forma parte del caso Tándem.

«MANIOBRA POLÍTICA» CONTRA DELGADO

Existen otras claves más. En un aspecto, el teniente fiscal de la Fiscalía Superior de Madrid, Carlos Ruiz de Alegría -que llevó el caso Stampa-, ¿ha rendido cuentas de sus investigaciones de manera pública?

¿Pidió un «volcado» de información de los dispositivos electrónicos al fiscal Stampa y a la abogada de Podemos, Marta Flor, para verificar la inexistencia de revelación de secretos?

¿Por qué no se tuvieron en cuenta las denuncias de Calvente o se le solicitaron pruebas en el caso Stampa?  

Ruiz de Alegría, pidió el archivo del caso Stampa en dos ocasiones, pero el Fiscal Jefe de la Fiscalía Superior de Madrid, Jesús Caballero Klink, asumió el caso, lo remitió a la FGE, aunque después lo archivó.

Sin embargo, el Jefe de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General, un órgano asesor, Álvaro García, por el contrario, sugirió dos veces, que no se cerrase el caso Stampa, pues alegó «la necesidad de pedir más pruebas al observar defectos«.

Un año después, la controversia se suscita, en torno a si hay relación o no, entre la pérdida del fiscal Stampa, de su plaza en Anticorrupción, al permanecer abierto su propio caso, el caso Stampa, cuando se produjeron las votaciones del consejo fiscal.

La otra puesta en escena del caso Stampa, sería el «fuego cruzado entre fiscales«, respecto a la injerencia o no injerencia en este asunto, por parte de algún miembro de la FGE.

Evidentemente, estas premisas, desgastan aún más, la visión de la opinión pública sobre estas guerras de poder entre fiscales. Las votaciones del Consejo Fiscal, se entienden independientes del caso Stampa, al margen del expediente.

Las actuaciones de la FGE, se entienden igualmente, independientes, al margen de los resultados del caso Stampa.

Y como clave final, a pesar de la necesaria independencia del poder judicial, parece que algunos sectores políticos, «aprovechando» estas trifulcas entre fiscales, dónde unos se posicionan a favor de Stampa, otros son neutrales, otros fiscales dan por válidas las actuaciones de la FGE, como digo, aprovechando que algunos fiscales difieren contra Dolores Delgado, ciertos políticos, se suben al carro de este conflicto, con una injerencia clara, para remover de su cargo a Delgado, bajo el caso Stampa, cuando tan solo un año atrás. Estos mismos críticos eran reacios al lío de los podemitas con este fiscal, en el caso Villarejo.

A propósito, qué maniobra política tan mediocre.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Lo último en Política