Margarita Robles apoya a los funcionarios «discriminados» por el parking del Supremo

Margarita Robles apoya a los funcionarios «discriminados» por el parking del Supremo

|
18/2/2015 00:00
|
Actualizado: 18/2/2015 00:00
|

La magistrada del Tribunal Supremo Margarita Robles ha remitido una carta a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), en la que muestra su «solidaridad y apoyo» en relación a las quejas por las plazas de aparcamiento reservadas para jueces en el alto tribunal. Mientras tanto, los vecinos recelan de la seguridad de la plaza.

CSI-F y posteriormente CC.OO. han denunciado esta semana la discriminación que sufren los funcionarios que trabajan en esta sede judicial respecto al reparto de 84 plazas sólo para magistrados en dos aparcamientos cercanos al Supremo, operación que costará 113.490 euros.

Robles, miembro de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, indica en la misiva que desde septiembre de 2014 viene reclamando a la Sala de Gobierno de este órgano la adopción de medidas no discriminatorias para todos cuantos trabajan en esta sede y que necesitan acudir al trabajo en sus vehículos particulares.

La que fuera secretaria de Estado de Interior también señala que ha hecho llegar su disconformidad con el hecho de que el Ministerio de Justicia, «con el dinero de los ciudadanos, haga efectivo el importe de 57 plazas para magistrados sin dar respuesta a las necesidades del resto de personas que prestan servicio en este Tribunal». y con ellas, «me refiero especialmente a los funcionarios». 

Magarita Robles califica este hecho de «desigualdad absolutamente inaceptable», informa también de que ha solicitado que se le diga la manera de hacer efectivo el importe de su plaza de aparcamiento. 

«Cuentan con todo mi apoyo en las reivindicaciones que puedan hacer para dar respuesta a un problema que no es menor y que afecta de lleno a las condiciones de trabajo y a la necesaria conciliación de la vida familiar y laboral, sin olvidar el contexto de falta de transparencia como se ha gestionado el tema», concluye la misiva de la magistrada dirigida a este sindicato. 

UN PROBLEMA DE SEGURIDAD 

A todo esto se une que las obras de la Plaza de la Villa de París, donde hasta ahora estaba el parking es, y será tras las obras, una plaza peatonal. Pero bajo ella irán las Salas de Vista y los calabozos de la Audiencia Nacional, algo inconcebible para los vecinos de la zona que ven este hecho con cierta preocupación e inquietud por problemas de seguridad.

Según José Carlos Nicolau, presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de Justicia, «siempre hemos estado preocupados por el tema de la seguridad en la plaza y en las calles colindantes, ahora más«. Y puntualiza «nuestro país se encuentra en un nivel de alerta elevado», y  «al final, veremos a los niños jugando con chalecos antibalas«, concluye Nicolau. 

Esta tarde la alcaldesa Ana Botella ha estado visitando las obras de la Plaza Villa de París, bajo la cual se ubicará el polémico parking y los no menos problemáticos calabozos de la futura Audiencia Nacional. El problema es que «tras realizar una inversión de 25 millones de euros es difícil que se modifique nada», apunta Nicolau.

Antonio Caparrós, Vocal de la Asociación de Vecinos de Chueca, señala recientemente «se ha abierto el periodo de alegaciones cuando las obras ya van por la mitad. Esto hay que hacerlo antes de que empiecen las obras».

Caparrós asegura que «la ley está para cumplirla, pero te aburren con los procedimientos». «A nosotros nos parece un despropósito de principio a fin las obras de la Plaza Villa de París. Se está privando al barrio de uno de sus pocos espacios verdes que tiene», indica Caparrós.

Noticias Relacionadas: