Detenidos ocho españoles tras regresar de luchar en la guerra de Ucrania

Detenidos ocho españoles tras regresar de luchar en la guerra de Ucrania

|
27/2/2015 00:00
|
Actualizado: 27/2/2015 00:00
|

La Policía Nacional ha detenido a ocho españoles que han regresado de Ucrania tras haber participado en el conflicto «de la región de Donbass». Se les imputa la participación en delitos de asesinato, tenencia de armas y explosivos y actos que atentan contra los intereses de España en el exterior.

Los detenidos, que en algunos casos se integraron en la denominada ‘Brigada Internacional Carlos Palomino’, comenzaron a ser investigados después de que se jactaran de sus actividades en las redes sociales, en las que colgaron numerosas fotografías y vídeos.

En el material que ha sido incorporado a la causa se observa a los detenidos, activistas de grupos de extrema izquierda y anticapitalistas, exhibiendo fusiles ‘kalashnikov’, uniformes paramilitares, fusiles de asalto, artefactos y dispositivos explosivos, al modo en el que lo hacen los ‘yihadistas’ y los denominados ‘foreign fighters’ (combatientes extranjeros).

Los detenidos se desplazaron a Ucrania durante el año 2014 y regresaron recientemente a España. Todos ellos se incorporaron a los grupos separatistas prorrusos en el bando que lucha por la independencia de las regiones ucranianas de Lugansk y Donetsk.

Durante su estancia en Ucrania, los hoy detenidos compartieron y difundieron a través de las redes sociales su entrenamiento, exhibiendo uniformes paramilitares, fusiles de asalto, artefactos y dispositivos explosivos, manifestándose a favor de la lucha armada de los secesionistas violentos.

En el conflicto en el que participaron los detenidos, hay cientos de civiles muertos, la mayoría de nacionalidad ucraniana. Algunos de estos actos han sido calificados de acciones terroristas por las Autoridades de aquel país. Durante su estancia en territorio ucraniano, además de la presunta comisión de delitos de cooperación o complicidad en asesinatos y homicidios llevados a cabo por los grupos y batallones a los que se unieron, hay que añadir la tenencia y depósito de armas y explosivos, hechos que han difundido también a través de las redes sociales y con repercusión en la captación y reclutamiento de futuros combatientes.

La operación, denominada ‘Danko’, fue iniciada a partir de una investigación de la Comisaría General de Información, que rastreó las actividades de los ocho arrestados en las redes sociales, y una querella de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que fue admitida a trámite por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz. En la misma, según estas fuentes, no participaron las autoridades ucranias.

El magistrado se declaró competente para investigar estos hechos en virtud del artículo 23.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que establece la potestad de este tribunal para investigar «los delitos que hayan sido cometidos fuera del territorio nacional, siempre que los criminalmente responsables fueren españoles o extranjeros que hubieran adquirido la nacionalidad española con posterioridad a la comisión del hecho». Su labor se limitó a autorizar los registros pero no ordenó las detenciones, que fueron realizadas por la Policía Nacional.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que esperará a las declaraciones de los detenidos ante el juez para decidir si solicita su ingreso en prisión, considera que estos actos pueden ser constitutivos de cooperación en asesinatos y homicidios, y tenencia y depósito de armas.

 

Noticias Relacionadas: