El Congreso aprobará hoy la reforma Código Penal que introduce la prisión permanente revisable

El Congreso aprobará hoy la reforma Código Penal que introduce la prisión permanente revisable

|
26/3/2015 00:00
|
Actualizado: 26/3/2015 00:00
|

El Pleno del Congreso aprobará definitivamente la reforma del Código Penal que introduce la prisión permanente revisable e incorpora medidas anticorrupción como el delito de financiación ilegal de los partidos y la obligación a los corruptos de devolver el dinero sustraído para salir de prisión.

Tras más de un año y seis meses de tramitación parlamentaria en la que se han presentado más de 2.000 enmiendas al articulado entre ambas cámaras, la reforma será aprobada con los votos del PP y el rechazo en bloque de la oposición que critica la ley por «innecesaria, populista y punitiva». Se trata de un proyecto que modificará el Código penal de 1995.

Con todo, las mayores críticas a la norma las acapara la polémica figura de la prisión permanente revisable, cuya constitucionalidad defienden los populares ante las fuertes críticas de toda la oposición, que denuncia la incorporación al ordenamiento jurídico español de «una cadena perpetua encubierta».

La prisión permanente prevé que las penas sean revisadas, tras el cumplimiento de 25 a 35 años, para verificar si el pronóstico es favorable a la reinserción social. Los jueces examinarán si debe mantenerse la prisión cada dos años de oficio o a petición del recluso, si bien puede no dar curso a nuevas solicitudes durante un año.

También un endurecimiento de penas para delitos relacionados con el terrorismo yihadista, fruto del pacto sellado el pasado 2 de febrero en el Palacio de la Moncloa por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Esta Ley orgánica modificará, además los artículos del Capítulo VII del vigente Código Penal sobre delitos terroristas e introducirá otros nuevos con el ánimo de adaptar la ley al terrorismo yihadista, comenzando por establecer una nueva definición sobre lo que es ser terrorista para lo que ya no será necesario una integración en grupo armado. De este modo se regula la figura de los denominados ‘lobos solitarios’.

En el capítulo de enaltecimiento la pena máxima pasa de dos a tres años, lo que abre la puerta a entrar en prisión incluso sin antecedentes, y se tiene en cuenta como agravante cuando estos mensajes de enaltecimiento y justificación se realicen por Internet o las redes sociales. Además el juez podrá acordar la destrucción y borrado de archivos informáticos o documentos o el acceso portales de Internet.

El nuevo texto, que saldrá adelante con la mayoría del PP entrará en vigor, tras su publicación en el BOE, el próximo 9 de julio.

De otro lado, la norma modifica la Ley del Indulto para que un alto cargo del Ministerio de Justicia comparezca sobre estos expedientes cada seis meses. Asimismo, suprime el Libro III relativo a las faltas, para convertirlas en delitos leves o sanciones administrativas.

Por otra parte, se mantiene la idea de fijar el consentimiento sexual en 16 años y se aumenta la persecución del maltrato, abandono y explotación sexual de animales.

Asimismo, se tipifican nuevos delitos como el matrimonio forzado, el hostigamiento, la divulgación no autorizada de imágenes o grabaciones íntimas obtenidas con la anuencia de la persona afectada o la manipulación de los dispositivos de control que sirven para vigilar el cumplimiento de las penas. También se trasponen decisiones europeas sobre pornografía infantil, explotación sexual de menores, trata de seres humanos o inmigración ilegal.

Una vez pase el trámite del Congreso, el Código Penal se convertirá en el gran proyecto estrella del Ministerio de Justicia aprobado por las Cortes en esta legislatura, ya que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha optado por presentar reformas menos ambiciosas para aligerar su tramitación en las cámaras, ante el poco margen que resta para las próximas elecciones generales. (CONFILEGAL/EP)

 

Noticias Relacionadas: