Acusados de la Gürtel en Valencia piden la suspensión del juicio por la vulneración de derechos

Acusados de la Gürtel en Valencia piden la suspensión del juicio por la vulneración de derechos

|
31/3/2015 00:00
|
Actualizado: 31/3/2015 00:00
|

Tras cuatro años de instrucción este martes comenzaba el juicio de la única pieza de las seis del caso Gürtel que se ha quedado en Valencia, la referida a los contratos de la Generalitat con Gürtel para Fitur. Durante las cuestiones previas, las defensas de varios de los trece acusados han reclamado la nulidad del juicio por la vulneración de derechos fundamentales.

Concretamente lo piden por vulneración de derechos fundamentales, detenciones ilegales, intervención de comunicaciones telefónicas, derecho a la intimidad y vulneración del derecho de defensa.

El denominado caso Fitur tiene trece procesados, entre ellos dos exconselleras durante el Gobierno de Francisco Camps, Milagrosa Martínez y Angélica Such, y los supuestos cabecillas de la trama, Francisco Correa, Pablo Crespo Sabaría y Álvaro Pérez, «El Bigotes».

En la primera sesión del juicio, dedicada a cuestiones previas, la Fiscalía ha solicitado la declaración como testigo de Juan Carlos Rincón, trabajador de Orange Market en «la primer época», en 2005, que podría aportar información relevante respecto a la organización de la presencia de la Comunitat Valenciana en Fitur.

Por su parte, el abogado defensor de Francisco Correa y Cándido Herrero ha planteado inicialmente la nulidad, a la que se ha adherido el resto de las defensas, por las detenciones ordenadas por Baltasar Garzón, que excedieron, según ha denunciado, las 72 horas, así como por determinados autos que autorizaron la intervención de teléfonos, entre ellos varios del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

Este letrado ha citado el caso Cooperación, enjuiciado en este mismo tribunal, para solicitar que, a diferencia que en aquella ocasión, las cuestiones de nulidad sean resueltas de forma previa, por afectar a derechos fundamentales.

Según la investigación, hay indicios de que el grupo mercantil se aprovechó de las relaciones personales de sus gestores con las máximas autoridades del Gobierno valenciano para lograr esas adjudicaciones, a pesar de que sus ofertas eran las más caras y de que no reunían las condiciones técnicas y económicas necesarias.

La Fiscalía estima que el importe total facturado a la Generalitat por la trama Gürtel en «esta irregular actividad contractual» supera los 5 millones de euros.

Noticias Relacionadas: