A prisión 5 de los 15 anarquistas que tenían a la Policía como objetivo

A prisión 5 de los 15 anarquistas que tenían a la Policía como objetivo

|
01/4/2015 00:00
|
Actualizado: 01/4/2015 00:00
|

El juez Eloy Velasco ha mandado a prisión a 5 de los 15 anarquistas detenidos esta semana en Madrid, Palencia y Barcelona en relación con atentados como los de la Almudena o el Pilar, a los que les confiscaron fotos de policías y comisarías como objetivos.

Además se piensa que podrían ser responsables de daños en 114 cajeros.

El juez de la Audiencia Nacional ha mandado a la cárcel a Paul Jara, Jorge Linares, Javier Garcia Castro, Javier Grijalbo y Enrique Balaguer y ha dejado en libertad al resto con medidas cautelares, según han informado fuentes jurídicas y de la investigación.

Entre los cinco que han ingresado en prisión figura el líder de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC) a nivel nacional, así como los cabecillas de ese grupo en Madrid, Barcelona y Palencia y los responsables de los aparatos de financiación, captación y acción directa de los GAC.

Los diez detenidos restantes en la denominada “operación piñata” han quedado en libertad con distintas medidas cautelares, como la obligación de presentarse cada 15 días ante el juzgado, la prohibición de salir de España y la entrega del pasaporte.

A todos ellos, el juez les imputa un delito de integración en organización terrorista por pertenecer a un grupo «de tipo inserruccionista anarquista» que tenía la finalidad de «subvertir el orden público y alterar gravemente la paz pública».

También se investiga si los detenidos, a los que se incautaron manuales de fabricación de explosivos, tienen relación con los ataques que se produjeron en 2013 en la catedral de La Almudena de Madrid y la basílica de El Pilar de Zaragoza.

En los registros de sus domicilios y de varios centros sociales ocupados se encontraban reivindicaciones de ataques cometidos con artefactos explosivos, documentos de organización y financiación y proselitismo de jóvenes para realizar actos terroristas y manuales de autodefensa y de técnicas para evitar el seguimiento y la detención policial.

Del mismo modo, los agentes se incautaron de dispositivos técnicos de acceso cifrado a wifi para hacer anónima su navegación por internet que estaban ocultos en bolsas de aseo.

Noticias Relacionadas: