La candidatura de José Luis de Benito pierde fuelle debido a la “pifia” del nuevo logotipo del CGPJ
José Luis de Benito, con Carlos Lesmes.

La candidatura de José Luis de Benito pierde fuelle debido a la “pifia” del nuevo logotipo del CGPJ

|
09/4/2015 00:00
|
Actualizado: 09/4/2015 00:00
|

La candidatura a secretario general del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de José Luis de Benito –actual vicesecretario general- está perdiendo fuelle tras la “pifia” del nuevo logotipo del Consejo, sacado de la Wikipedia. De Benito fue el principal impulsor del cambio del escudo y el que hizo las gestiones con la agencia encargada de la propuesta elegida.

Así queda constatado a lo largo de los cuatro folios, redactados por el vicesecretario general, de que está compuesta la propuesta que presentó ante la Comisión Permanente del pasado 25 de marzo, en la que se aprobó la adopción de este nuevo logo.

De Benito relata que, tras quedar desierto el concurso que se convocó para tal fin, «se comentó en la reunión la conveniencia de abordar en lo sucesivo un cambio en la imagen corporativa del CGPJ, pero partiendo de una adaptación a lo ya existente, quizá mediante la fórmula de refrescar el actual símbolo y sin que ello suponga para el CGPJ un coste mayor del estimado para el premio convocado».

«Desde este planteamiento, se han seguido realizando gestiones encaminadas a alcanzar tal objetivo, includos contactos con la empresa que en el año 2000 se encargó de diseñar la actual identidad corporativa del Consejo», escribe en el texto. 

La empresa presentó varias propuestas. «El grupo que en su día se constituyó en el seno del Cosejo para abordar las actuaciones relativas a la renovación de la magen corporativa se ha reunido el día 25 de marzo de 2015 para valorar el ofrecimiento realizado por la empresa y, en su caso, examinar las propuestas presentadas por la misma». 

«En dicha reunión se ha acordado aceptar el ofrecimiento realizado, que no supone coste alguno para la Institución y optar por una de las imágenes actualizadas que se han presentado. En concreto, se ha elegido la nueva imagen corporativa que figura en el documento anexo». 

El escudo seleccionado por los componentes de este grupo figuraba en la Wikipedia desde el 1 de enero de 2011 y su autor –un diseñador heráldico- responde al seudónimo de Heralder. Su uso era libre y gratuito pero condicionado sólo a que se mencione la naturaleza “creative-commons” del mismo y a su autor.

Ninguno de los seis miembros de la Comisión Permanente –que está presidida por Carlos Lesmes, presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, la primera autoridad de la Justicia en España- fueron advertidos de esta circunstancia por el vicesecretario general, ni tampoco por la empresa, cuando éste llevó la propuesta para su consideración. 

Todos dieron por hecho que era un trabajo original y nuevo. 

Tras la publicación de la noticia por Confilegal, la Comisión Permanente ha decidido darse un tiempo de reflexión para decidir qué hacer. Si adoptarlo, como se aprobó. O si descartarlo. Así lo prueba el hecho de que el asunto no fuera abordado en la última reunión de este órgano, el pasado jueves. 

De Benito, según fuentes consultadas por Confilegal, ha tratado de quitar hierro al asunto ante vocales y personal del CGPJ, desde que la noticia vio la luz. “Como si fuera una cosa que no tiene importancia, una tontería”, explicaron. 

Esto no ha impedido que su gestión en este asunto haya levantado críticas, tanto en el seno del órgano de gobierno de los jueces como entre la propia magistratura. El CGPJ es uno de los órganos constitucionales claves de nuestro ordenamiento jurídico y su imagen y reputación son muy importantes. 

Se señala, de forma especial, que nadie –ni desde la empresa ni desde el CGPJ- hiciera una comprobación mínima previa en Internet sobre el escudo en cuestión. Lo que popularmente se denomina «surfear» la red.  

“Si se hubiera hecho nos habríamos ahorrado el ridículo y el escarnio que se ha producido a raíz del conocimiento público de que el nuevo escudo del CGPJ era de la Wikipedia. El Consejo no se puede permitir este tipo de ‘pifias’ que sólo mueven a la risa y al descrédito”, explicó a Confilegal uno de los veinte vocales del sector conservador, mayoritario, del órgano de gobierno de los jueces. 

«Parece increíble cómo ha pasado todo. Cómo un tema que afecta a la institución se pueda decidir en la Permanente en vez del Pleno», manifestaron fuentes del sector progresista, mostrando su perplejidad. 

Después de que Confilegal publicara la noticia, Wikimedia España, el capítulo que hace posible la Wikipedia en nuestro país, recordó al CGPJ, a través de su cuenta de Twitter, que debía respetar el trabajo del autor y cumplir las condiciones legales establecidas para su uso: “A ver si tras el artículo el CGPJ @PoderJudicialEs respeta las licencias @creativecommons y citan a Heralder como autor”, decía el twitt, publicado a las 12:21 minutos del miércoles, 1 de abril, dirigido de forma pública y oficial a Confilegal y al Consejo General del Poder Judicial a través de su cuenta de Twitter @PoderJudicialEs.

El propio Heralder agradeció a Confilegal el pasado 7 de abril, a través de su cuenta de Wikipedia, la cobertura que estábamos dando al asunto:  “Quiero agradecer el interés y tratamiento recibido por parte del diario Confilegal en relación con la noticia de la nueva imagen corporativa del CGPJ. Debido a la naturaleza de las contribuciones en Wikimedia-Commons he considerado adecuado no intervenir después del Twitter de Wikimedia España. Muchas gracias Confilegal”.  

Por esto, las aspiraciones de De Benito al puesto de secretario general, vacante tras el fallecimiento de José Luis Terreros, se ven así sensiblemente mermadas, pero no sólo por este factor.

El pasado 5 de febrero el Pleno del CGPJ rechazó aprobar el acta del Pleno anterior, presentada por el vicesecretario general, por motivos diversos. 

Fue la primera vez en los 35 años de historia de la institución que ocurría eso. 

Por otra parte, la iniaciativa que hay en marcha, de instalar tornos para entrar y salir de los cuatro edificios del CGPJ -dos en Madrid, uno en San Sebastián y otro en Barcelona-, en estos momentos, está creando muy mal ambiente entre el personal de la casa. 

Noticias Relacionadas: