100 plazas de jueces y de fiscales y 4.000 candidatos

100 plazas de jueces y de fiscales y 4.000 candidatos

|
12/4/2015 00:00
|
Actualizado: 12/4/2015 00:00
|

Hay 65 plazas de juez y 35 plazas de fiscal oficialmente convocadas. Los aspirantes, todos licenciados en Derecho, son exactamente 3.982. La proporción es de uno a 40. Uno de cada cuarenta lo conseguirá. Este es el primero de los tres exámenes -eliminatorios- que deben de aprobar. Toda una carrera de obstáculos que ha comenzó hoy domingo en cuatro capitales.

Para este primer examen, que organizan y convocan el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Justicia, se han habilitado el Campus Nord de la Universidad Politécnica de Cataluña, en Barcelona; la Facultad de Derecho, en Granada; la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Ciudad Universitaria, en Madrid; y el Edificio de Tecnologías de la Información y de las Telecomunicaciones del Campus Miguel Delibes, en Valladolid.

Pero no todos los aspirantes llegan con las mismas posibilidades a este primer obstáculo, que consiste en contestar por escrito en un máximo de dos horas y treinta minutos un cuestionario-test de cien preguntas con cuatro respuestas alternativas, de las cuales sólo una es la correcta. 

Algunos llegan para probar porque llevan meses o un año o dos estudiando.

La media para aprobar estas oposiciones está en los cuatro años y medio de estudio constante y permanente, aunque algunos lo consiguen sacar en dos años o, incluso, en uno, y otros pasan de los seis años. 

En algunas ocasiones -las menos- se han dado casos de opositores que lo han conseguido a los doce años. Pero son minoría. 

La mayoría de los aspirantes a juez y a fiscal suelen presentarse tres o cuatro veces y si ven que no lo consiguen, tiran la toalla porque ven que el tiempo pasa y la vida se les va. 

«Es una oposición muy dura», relata María, de Sevilla. «Te levantas a las siete de la mañana y estás todo el día, hasta las ocho, estudiando. Luego, tienes dos tardes para ‘cantar’ los temas ante el preparador. Y sólo un día de descanso, porque necesitas desconectar. Esta es la tercera vez. Espero conseguirlo», dice con optimismo.  

Si María consiguiera aprobar este examen, todavía le quedan dos más, en los próximos meses, que tendrán lugar en una de las diez salas del Tribunal Supremo ante un tribunal calificador (la foto que publicamos corresponde a ese momento). Exámenes que no serán de test sino que serán exámenes orales puros. 

Si los hados le son propicios, y aprueba todo, María tendrá un trabajo fijo para toda la vida que consistirá en administrar justicia para sus conciudadanos.  

Los afortunados que aprueben la oposición tendrán que pasar un curso teórico-práctico en la Escuela Judicial de Barcelona, si son quieren ser jueces, o en el Centro de Estudios Jurídicos de Madrid, si han optado por convertirse en fiscales. 

Los que obtengan mejor nota podrán elegir entre una carrera y otro mientras que los que saquen las peores tendrán que conformarse con lo que los primeros dejen. 

De los 3.982 aspirantes, los más numerosos son los de Madrid, con 1.449 registrados, seguido de Granada, con 895, Barcelona, con 867, y Valladolid, con 771. La mayoría de ellos, el 73,5 por ciento, son mujeres: 2.928 frente a 1.054 hombres. 

Actualmente, el 52 por ciento de la carrera judicial son juezas. 

Las oposiciones, que han sido organizadas por la Comisión de Selección de la que forman parte el CGPJ y el Ministerio de Justicia, mantienen este año un número similar de candidatos a las convocatorias de los últimos años: 3.817 en 2014; 3.925 en 2013 y 4.139 en 2011 ya que en 2012 no hubo convocatoria.

Noticias Relacionadas: