PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Eurodiputados envían una carta a la Sala de lo Social en apoyo de los trabajadores de Coca Cola

|

Los eurodiputados del PSOE, Podemos, UPyD e Izquierda Plural hicieron llegar una carta al presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, Jesús Gullón. En la misma hacían saber que apoyaban a los trabajadores de Coca Cola, cuyo caso trataría el miércoles por la mañana el Pleno de dicha Sala. Es la primera vez en la historia de esa Sala que el poder legislativo apoya así un caso.

La carta llegó firmada por los eurodiputados de las formaciones mencionadas, entres los que se encontraban Elena Valenciano y Pablo Iglesias. Fue leída por Gullón a sus doce compañeros al comienzo del Pleno de la Sala de lo Social que comenzó a las 9.30 de la mañana en su sala de vistas de la primera planta.  

Dicho Pleno tenía que decidir el recurso de la multinacional Coca Cola contra el fallo de la Audiencia Nacional, que declaró nulo el despido de 821 trabajadores y que supuso el cierre de las fábricas de Madrid, Mallorca,  Alicante y Asturias. 

Ya que el caso Coca Cola era el primero que iban a abordar en una sesión maratoniana que ha durado casi siete horas, el presidente Gullón comenzó informando a sus compañeros, con mucho tacto y sensibilidad, que había recibido la misiva dos días antes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Les explicó quien la firmaba y a continuación se la leyó. 

En la misma los eurodiputados manifestaban su apoyo a la causa de los trabajadores despedidos por la multinacional. 

La perplejidad, entre los 12 magistrados de lo social -la sala la conforman 14, pero uno estaba enfermo- fue total. Era la primera vez en la historia de la Sala que el poder legislativo -eurodiputados, en este caso- se dirigía a los miembros del poder judicial de esa forma en apoyo a una de las partes en litigio en un caso. 

PUBLICIDAD

“No nos parece oportuno que se dirijan a nosotros de esa manera”, explicaron fuentes de la Sala a Confilegal. “Existe el principio de la división de poderes, que es el que rige nuestro sistema democrático. Los señores legisladores, aunque sean eurodiputados, deben tenerlo muy presente. De la misma manera que nosotros, los jueces, tenemos prohibido decir al poder político lo que deben hacer, es también muy aconsejable que el poder político recuerde esto también, y lo aplique, en sentido contrario, aunque sea en forma de carta de apoyo”. 

Las fuentes consultadas por Confilegal no quisieron elaborar más sobre éste asunto, aunque admitieron que sí que había sido algo excepcional. 

El Pleno de la Sala de lo Social falló en la misma línea que la Audiencia Nacional, rechazando el recurso de Coca Cola y declarando nulo, por una mayoría de 8 a 5, el despido. La sentencia del Supremo es “directamente ejecutiva”, como consecuencia de la modificación legal de 2013, lo que obligará a la compañía a readmitir a los empleados.

PUBLICIDAD

La sentencia supone un varapalo en toda regla para la reforma laboral llevada a cabo por el Gobierno del Partido Popular porque la vacía de contenido, “de facto”, y porque declara nuevamente la ultractividad de los convenios colectivos. 

PUBLICIDAD