Malestar entre los vocales del CGPJ por la forma de designación del futuro secretario general
Imagen de unos de los Plenos del CGPJ. Confilegal.

Malestar entre los vocales del CGPJ por la forma de designación del futuro secretario general

|
16/4/2015 00:00
|
Actualizado: 16/4/2015 00:00
|

Las aguas bajan revueltas en el seno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por cómo se ha gestionado la futura elección del nuevo secretario general, Joaquín Vives de la Cortada Ferrer-Calbetó. ¿La razón? Por primera vez en 35 años de historia de la institución no ha sido consensuada con todos los vocales.

El órgano de gobierno de los jueces ha tenido seis secretarios generales desde su nacimiento, en 1980: Blas Oliet Gil, Juan José Marí Castelló, Juan Ignacio Pérez Alférez, Jesús Gullón Rodríguez, Celso Rodríguez Padrón y José Luis Terrero Chacón.

En los nombramientos de todos ellos se ha aplicado siempre la norma no escrita del consenso entre los 20 vocales y el presidente porque se entendía que el secretario general era una pieza administrativa fundamental que debía estar por encima de las diferentes sensibilidades políticas.

Confilegal publicó, el pasado martes, la noticia de que el elegido del presidente Carlos Lesmes, para ocupar ese puesto que el fallecimiento de José Luis Terrero había dejado libre, era Joaquín Vives de la Cortada Ferrer-Calbetó, magistrado en excedencia y actualmente socio del bufete Garrigues, .

Ante nuestra publicación, el presidente Lesmes optó por informar, esa tarde-noche. a todos los vocales de su decisión.

Al día siguiente, miércoles, el servicio de comunicación hizo pública una nota de prensa informando que la máxima autoridad de la institución había «comunicado a los vocales» que en el pleno del 30 de abril «propondrá el nombramiento de Joaquín Vives de la Cortada Ferrer-Calbetó como Secretario General del CGPJ».

Aunque la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial ha transformado el funcionamiento interno del CGPJ, haciéndolo más presidencialista, existía el entendimiento entre todos los vocales que el titular de la Secretaría General seguiría nombrándose por consenso, como se había hecho en estos 35 años de existencia. 

Los vocales lamentan haberse enterado por la prensa de esta decisión.

«Esto no tiene precedentes. El cargo de secretario general siempre se ha pactado entre la mayoría y la minoría porque no es un secretario del presidente sino el secretario general de la institución», coincidieron en su explicación varios de ellos.

La sorpresa fuera de la casa también ha sido generalizada, no sólo por la metodología sino por la elección: un magistrado en excedencia, que lleva catorce años fuera de la judicatura.

Por otra parte, el vicesecretario general del CGPJ, José Luis de Benito, el más serio candidato a ocupar ese puesto antes de que se conociera la decisión personal de Carlos Lesmes, se plantea dejar la Vicesecretaría General, según ha comunicado a su círculo más cercano.

Los vocales progresistas, y miembros de la Comisión Permanente, Mar Cabrejas y Álvaro Cuesta, habían hecho campaña interna por José Luis de Benito. A ellos también les cogió de sorpresa la noticia de Joaquín Vives de la Cortada.

 

 

 

Noticias Relacionadas: