Ogilvy y Mather rectifica y elabora un nuevo escudo para el CGPJ

Ogilvy y Mather rectifica y elabora un nuevo escudo para el CGPJ

|
22/4/2015 00:00
|
Actualizado: 22/4/2015 00:00
|

Ogilvy & Mather Publicidad ha asumido el error que supuso la presentación de un escudo sacado de la Wikipedia, ha lamentado los perjuicios causados al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ha presentado una nueva propuesta, para su aprobación, que será valorado en la Comisión Permanente del próximo jueves. Un ejercicio de elegancia y saber hacer.

Ogilvy & Mather Publicidad envió una carta al CGPJ, el pasado 15 de abril, disculpándose por la presentación de un «nuevo» escudo-logotipo de la institución que llevaba en la red desde 2011 y que era de uso público.

«La similitud existente entre las distintas versiones del escudo y los lugares comunes presentes en la mayoría de ellos, debido a que se incorporan emblemas oficiales, llevaron a Ogilvy a acudir a una fuente histórica equivocada, por lo que se ha procedido a la retirada del trabajo escogido por el CGPJ», dice la misiva.

«Lamentando los perjuicios que se hayan podido ocasionar al CGPJ, Ogilvy ha procedido a solucionarlos con la mayor celeridad mediante el diseño del escudo que ahora presentamos, sometido a nuestros más elevados controles de calidad», añade la misma.

Junto a esta carta, Ogilvy & Mather Publicidad ha incluido la nueva propuesta, que se conocerá a partir del próximo jueves, cuando se reúna la Comisión Permanente del CGPJ.

El vicesecretario general de la institución, José Luis de Benito, principal impulsor de este cambio, ya ha redactado la propuesta para la mencionada Comisión, en la que certifica que «la empresa ha presentado un nuevo diseño que, una vez examinado, se considera válido para representar adecuadamente a la Institución, actualizando la imagen corporativa del Consejo sin incurrir en los problemas detectados con el diseño por el que inicialmente se optó».

Ogilvy & Mather Publicidad fue la empresa que realizó la transformación de la imagen corporativa del CGPJ en 2000. Tras un fallido concurso público en el que las propuestas presentadas no gustaron al órgano de gobierno de los jueces, se decidió desde la institución acudir a la misma compañía que lo había llevado a cabo 15 años antes.

La multinacional presentó varias propuestas. La elegida fue una imagen que no resultaba apropiada para el CGPJ porque era de dominio público y obligaba a la cita de su autor, un hecho del que informó Confilegal en su momento. 

Con esta decisión, Ogilvy & Mather Publicidad ha rectificado y ha hecho lo que se precisaba para «desfacer el entuerto», como diría don Quijote de la Mancha.

Noticias Relacionadas: