El Plan de Riesgos Laborales de la carrera judicial se presenta en sociedad

El Plan de Riesgos Laborales de la carrera judicial se presenta en sociedad

|
29/4/2015 00:00
|
Actualizado: 29/4/2015 00:00
|

Ha tardado siete años en ver la luz. Fue impulsado, en su origen desde el CGPJ, por Margarita Robles y Manuel Almenar cuando eran vocales. Un testigo que recogieron sus sucesores, Concepción Sáez y Juan Martínez Moya. Siempre con el apoyo expreso de las cuatro asociaciones. El Plan de Prevención de Riesgos de la carrera judicial finalmente vio la luz en un acto que a todos se antojó corto.

Dos presidentes de Sala del Tribunal Supremo, 9 magistrados del Alto Tribunal, el presidente de la Audiencia Nacional, 16 de 17 presidentes de Tribunales Superiores de Justicia, los representantes de las cuatro asociaciones de jueces -Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Jueces para la Democracia (JpD), Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV) y Foro Judicial Independiente (FJI)-, once vocales del CGPJ, los delegados judiciales territoriales de Prevención de Riesgos, magistrados y letrados llenaron el Salón de Actos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la mañana del miércoles, 29 de abril, en Madrid.

El Plan es una realidad con muchos «padres». Todos ellos vitales e importantes sin cuyo concurso no habría nacido, como Sebastián Moralo, magistrado de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, miembro de la AJFV, autor del primer documento que se elaboró en el primer comité sobre el tema en 2008.

O los mencionados Robles y Almenar, que crearon la Sección de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio de Personal Judicial, al frente de cuya Jefatura ha estado desde 2011 la licenciada en Medicina, Carmen Renedo, «introductora de embajadores» en el acto de hoy.

O las cuatro asociaciones de jueces, sin cuyo compromiso completo y entregado no se habría materializado. Todas ellas han formado parte, y han sido «coautores», en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud del CGPJ del texto final, aprobado por la Comisión Permanente el pasado 27 de enero. Y que entró en vigor un mes más tarde, después de que fuera suscrita por la Comisión de Seguimiento, de la que forman parte el Consejo y el Ministerio de Justicia.

Tampoco hubiera sido posible si el compromiso personal de Sáez y Martínez Moya, empeñados en sacarlo adelante.

Pocas iniciativas han concitado un apoyo tan unánime como esta, en la que jueces, Comunidades Autónomas, Ministerio de Justicia y CGPJ están tan de acuerdo con un principio tan evidente: que la salud de los jueces es vital para la salud de la Justicia.

Por parte de la APM asistieron Manuel Bellido y José Ramón Solís, ambos miembros de la mencionada Comisión Nacional, y Pablo Llarena, el portavoz de esta organización. Representando a JpD estuvieron Clara Penín (miembro anterior de la Comisión), Gloria Poyatos (actual miembro) y Concha Roig. La AJFV contó con Iñaki Sánchez e Ignacio Torres, ambos componentes de la Comisión, y con «su voz», Marcelino Sexmero. FJI estuvo presente con Antonio Cervera y Antonio Jesús Rodríguez Castilla, miembros de la Comisión, Emilia Díaz, que también formó parte de ella, y Conrado Gallardo, su portavoz.

El acto estuvo presidido por el presidente del Consejo y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, el cual estuvo acompañado en la mesa por la secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés, los vocales Sáez y Martínez Moya y el presidente del TSJ de Aragón, Miguel Bellido, quien afirmó que los jueces y magistrados pueden sentirse «legítimamente satisfechos» con este Plan.

De acuerdo con este Plan, el CGPJ «regulará la carga de trabajo de la carrera judicial a efectos de la salud laboral». Asimismo, los 5.500 hombres y mujeres que administran justicia podrán someterse, cada año y voluntariamente, a un examen de salud que incluirá la «medición de la carga mental» a través de una encuesta que tiene siete apartados: información personal, factores personales, exigencias, organización del trabajo, sintomatología, incapacidad laboral y satisfacción personal en el tabajo.

El presidente Lesmes cerró el acto con unas palabras que contienen un mensaje claro y directo: «La salud y los riesgos profesionales de los miembros de la carrera judicial se constituye en núcleo esencial de la actividad de los poderes públicos con responsabilidades sobre la adminsitración de justicia. La prevención contribuirá a incrementar la motivación de los iembros de la carrera judicial, al trabajar seguros y sentirse protegidos».

Sorprendió mucho a los presentes lo breve del acto y que no se diera la palabra a Sáez o a Martínez Moya. Pero eso no mitigó la alegría y la sensación de haber conquistado algo que, hace quince años, se creía inalcanzable.

 

 

Noticias Relacionadas: