El CGPJ ante el «roto» por la marcha de Gómez Bermúdez

El CGPJ ante el «roto» por la marcha de Gómez Bermúdez

|
11/5/2015 00:00
|
Actualizado: 11/5/2015 00:00
|

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el responsable de solucionar «el roto» que la marcha de Gómez Bermúdez deja en el Juzgado Central 3 de Instrucción de la Audiencia Nacional (AN) se encuentra ante un dilema: sacar el puesto a concurso o dejarlo en comisión de servicio. Gerardo Martínez Tristán, vocal del CGPJ y mano derecha del presidente Lesmes, aboga por la comisión de servicio.

Lo que está ocurriendo es como un «déjà vu», la sensación de que esa situación se ha vivido antes. Porque se vuelve a repetir el caso de Pablo Ruz cuando llegó a sustituir al suspendido Baltasar Garzón y luego a Miguel Carmona, nombrado juez de enlace de España en el Reino Unido. Cuatro años y medio pasó así. 

Ahora el órgano de gobierno de los jueces se halla en la misma tesitura: permanencia o provisionalidad. En cualquiera de los dos casos lo importante es el perfil del, o la escogida. Alguien «fiable». Porque desde un Juzgado Central de Instrucción se pueden hacer muchos «rotos» y eso, en tiempo de elecciones, es muy peligroso. 

Uno de los que propugnan con vehemencia la comisión de servicios, es decir, repetir el cuento de Ruz otra vez, es Martínez Tristán. Y se habla de que sea el propio Ruz el elegido, pero parece ser que no está por la labor. Según amigos suyos, «Pablo salió muy quemado de la Audiencia Nacional y de todo lo que le tocó vivir en los últimos tiempos. Hoy por hoy no quiere volver». 

Otra de las personas que suenan con fuerza para el puesto es Juan Antonio Toro, magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid. 

«Están buscando a una persona para darle la comisión de servicio y no sacar el destino a concurso», informan a Confilegal fuentes del CGPJ. «No quieren sorpresas». 

La decisión final tiene que tomarla la Comisión Permanente del CGPJ. Tanto si es comisión de servicio como si sale a concurso, como sucedió con Pablo Ruz, la cual fue adjudicada al magistrado José de la Mata por razón de antigüedad. 

Ese es, precisamente, el peligro que le ven desde el CGPJ, que se pueda repetir el caso del juez progresista De la Mata, que había sido director general de Modernización del Ministerio de Justicia cuando ocupaba esa cartera Francisco Caamaño.

Entretando, esa Comisión Permanente tendrá que dar una solución rápida a la vacante de Gómez Bermúdez. Su marcha hace que, automáticamente, sea el Juzgado Central de Instrucción 6, cuyo titular es Eloy Velasco, el que asuma ambos órganos judiciales. Un esfuerzo titánico que difícilmente vaya a poder soportar por mucho tiempo el mencionado magistrado responsable de la instrucción de la «Operación Púnica». 

Noticias Relacionadas: