PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cospedal busca colocar a Mar España como DIRECTORA de la AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCIÓN DE DATOS

|

María Dolores de Cospedal quiere colocar a Mar España Martí, viceconsejera de Presidencia y Administraciones Públicas en la Junta de Castilla-La Mancha, en la Dirección de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Una maniobra que recuerda mucho a la de Caamaño con el nombramiento del actual director de la AEPD, que fue su jefe de Gabinete.

Las esperanzas de Cospedal de permanecer al frente de la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha parecen ser nulas.

PUBLICIDAD

Una buena prueba de ello son las gestiones que está realizando, dentro de su partido, en estos momentos, para colocar a su amiga -y persona de máxima confianza en la Junta- Mar España Martí, en la Dirección de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), según ha podido saber Confilegal de fuentes muy bien informadas. 

PUBLICIDAD

A pesar de haber ganado las elecciones autonómicas, con 16 escaños, la suma de PSOE y Podemos le supera, con 17 (14 PSOE y 3 Podemos), por lo que lo previsible es que los socialistas recuperen el control del gobierno regional que perdieron en 2011. 

El actual director de la AEPD, José Luis Rodríguez Álvarez, fue nombrado en septiembre de 2011 con el apoyo de todos los grupos parlamentarios menos el del Partido Popular.

PUBLICIDAD

Su mandato llega ahora a su fin.

Por aquel entonces, el principal partido de la oposición criticó duramente el hecho de que el ministro de Justicia socialista, Francisco Caamaño, colocara en ese puesto al que había sido, hasta ese momento -y durante casi tres años- su jefe de Gabinete en el Ministerio. 

Desde el PP, Miguel Barrachina afirmó con rotundidad que, por ello, existía un conflicto de intereses grave.

PUBLICIDAD

La independencia de Rodríguez Álvarez fue puesta en tela de juicio por los populares, pero no impidió que se le nombrara como director de la AEPD. Tenían la mayoría. 

Rodríguez Álvarez no era, en absoluto, un experto en protección de datos, esencial para la economía española.

PUBLICIDAD

Ni tampoco el perfil más adecuado.

Había sido profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

Antes había ocupado el cargo de director general de Coordinación Jurídica en el Ministerio de la Presidencia y el de director del Gabinete del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. 

La historia tiene visos de repetirse de nuevo, pero esta vez al revés.

Por parte del Partido Popular. 

PUBLICIDAD

Porque Mar España Martí está “tan virgen» en el campo de la protección de datos como Rodríguez Álvarez cuando aterrizó en la Agencia.

El gran desafío que tiene la AEPD, en estos momentos en los que la economía comienza a volver a la vida, es establecer con claridad las «líneas rojas» que tienen que tener muy presentes las empresas, y que no deben traspasar, para que sus actividades respeten la legalidad en la protección de datos. 

Su perfil no responde a las expectativas del sector, que necesita de alguien que no precise de dos o tres años para aprender y empezar a saber lo qué tiene entre manos. 

Es un tiempo precioso que no se puede permitir un órgano tan importante como la AEPD.

España Martí tiene 51 años, es licenciada en Derecho y experta en gestión de entidades sin ánimo de lucro. Tiene un master sobre protección de derechos humanos y es funcionaria de carrera del Cuerpo Superior de Administraciones Civiles del Estado, en la especialidad jurídica, desde 1989. 

Ha sido secretaria general del Defensor del Pueblo, consejera de Canal Sur, directora del Área de la Alta Inspección de Educación en Andalucía, secretaria general del Instituto de la Mujer, consejera técnica del Director General de Coordinación y la Alta Inspección del Ministerio de Educación y asesora técnica del Director Provincial de Educación en Cantabria. Antes de ser nombrada viceconsejera, en enero de 2012, había ocupado la Secretaría General de Presidencia de la Junta. 

Nada relacionado con la protección de datos.