El MINISTRO DE JUSTICIA recrimina al PSOE que pueda PACTAR con partidos que NO PIENSAN CUMPLIR ALGUNAS LEYES

El MINISTRO DE JUSTICIA recrimina al PSOE que pueda PACTAR con partidos que NO PIENSAN CUMPLIR ALGUNAS LEYES

|
09/6/2015 00:00
|
Actualizado: 09/6/2015 00:00
|

El titular de Justicia, Rafael Catalá, ha recriminado al PSOE que vaya a pactar con partidos que «creen que hay algunas leyes justas y otras injustas y que unas deben cumplirse y otras no».

Catalá dijo estas palabras teniendo muy presente las declaraciones de Ada Colau, futura alcaldesa de Barcelona, que está inmersa en el proceso de forjar un pacto de su formación, BComú, con el PSC-PSOE y otras formaciones. 

El Gobierno, afirmó Catalá, contestando a una pregunta del grupo parlamentario del Senado, «cree en el imperio de la ley», no como hacen «algunas formaciones» con las que parece que los socialistas están «cercanos a formar gobierno».

Ada Colau justificó, en declaraciones al diario El País el pasado 1 de junio, la desobediencia a las leyes que considere injustas cuando se le preguntó  sobre si habría que celebrar una consulta soberanista en Cataluña, aunque la ley no lo permitiera: «Defenderemos qué se puede hacer. Si hay que desobedecer leyes injustas, se desobedecen».

El ministro rechazó de plano, por otra parte, las críticas vertidas por el senador socialista, Antonio Julián Rodríguez Esquerdo, sobre la falta de independencia del poder judicial y le recordó que no ha sido el Ejecutivo del que él forma parte en estos momentos el que «enterró a Montesquieu y a la separación de poderes». 

«Fue un ilustre socialista quien hizo esta consideración hace ya algunos años», dijo, refiriéndose al exvicepresidente del Gobierno socialista entre 1982 y 1993, Alfonso Guerra, recientemente retirado.

Catalá también recriminó a los socialistas las referencias a la supuesta «causa general» contra el PSOE andaluz que muchos de sus miembros atribuyen al trabajo de la magistrada Mercedes Alaya, instructora de seis macrocausas en las que está siendo investigada la Administración andalucza. 

También ha reprochado al principal partido de la oposición las referencias a la «causa general» contra el PSOE andaluz que muchos de sus miembros achacan a la juez Mercedes Alaya, instructora de los ERE.

El ministro se refirió, asimismo, a un informe elaborado por la Comisión Europea en el que se critica la excesiva dependencia de los jueces y ha precisado que ha remitido una carta a la comisaria encargada de Justicia, con la que se reunirá en los próximos días para contrastar los datos empleados en el estudio.

«Quizá los datos son antiguos, quizá en el tiempo en el que gobernaba el PSOE, podía dudarse de la independencia judicial, ahora, desde luego, no», ha dicho. Según el ministro, el sistema constitucional y el ordenamiento jurídico garantizan la independencia judicial. «Creo que podemos transmitir que en España existe un poder judicial profesional e independiente», ha concluido.

Por otra parte, el ministro se comprometió a llevar adelante, «hasta el último minuto de la legislatura», los proyectos de reforma del ámbito de la Justicia desarrollados desde su Ministerio, que ha cifrado en hasta once.

En respuesta a una cuestión formulada por el senador del grupo vasco Jokin Bildarratz, Catalá negó que los retrasos en la resolución de asuntos judiciales sean un denominador común y ha precisado que, salvo excepciones, suelen ser de entre seis y ocho meses. A pesar de ello, el ministro indicó que no está satisfecho: «Hay luces y hay sombras y las sombras necesitan esfuerzos continuados», apostilló. CONFILEGAL/EP.

Noticias Relacionadas: