El CONSTITUCIONAL confirma la repetición del juicio que absolvió AL YERNO DE LOS TOUS

El CONSTITUCIONAL confirma la repetición del juicio que absolvió AL YERNO DE LOS TOUS

|
16/6/2015 00:00
|
Actualizado: 16/6/2015 00:00
|

El Tribunal Constitucional confima la decisión del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de que se repita el juicio con jurado a Lluís Corominas, yerno de los joyeros Tous, que en un primer juicio fue absuelto del homicidio de un supuesto ladrón en 2006.

De esta forma, el tribunal de garantía constitucionales ha rechazado el recurso de amparo que presentó Corominas, quien alegó que la decisión de repetir su juicio vulneraba los derechos a la tutela judicial efectivo y el derecho a la presunción de inocencia.

Lluís Corominas, guardia de seguridad al servicio de la familia Tous, fue absuelto por un tribunal del Jurado de Barcelona de un delito de homicidio al disparar contra unos  presuntos ladrones que se introdujeron en 2006 en la vivienda familiar de Sant Fruitós de Bages (Barcelona).

En marzo de 2013, el Tribunal Superior de Cataluña anuló por arbitrario el veredicto del jurado que absolvió a Corominas del homicidio del presunto ladrón y ordenó repetir el juicio con un nuevo tribunal popular, al desmontar la argumentación de que el yerno de los Tous había actuado por un miedo insuperable.

Posteriormente, esta decisión fue avalada también por el Tribunal Supremo.

Ante la decisión del Tribunal Supremo, Corominas decidió recurrir en amparo ante el Tribunal Constitucional, al entetender que las sentencias del TSJ y del Supremo vulneraban sus derechos a la presunción de inocencia y a la tutela judicial efectiva.

Ahora el Constitucional desestima el recurso de Corominas, entre otros argumentos, porque el TSJ no revocó la absolución, no dictó una sentencia condenatoria, sino que ordenó repetir el juicio por un nuevo jurado sin pronunciamiento alguno sobre la culpabilidad de Corominas. El TSJ se limitó a subsanar así un error de la primera instancia que había supuesto una vulneración del derecho de otra de las partes (la acusación en este caso).

El Constitucional subraya que el tribunal superior catalán y del Supremo ordenaron la repetición del juicio porque la sentencia dictada por la magistrada que presidió el jurado apreció la eximente completa de legítima defensa «cuando, por el contrario, el jurado había rechazado incluir en el acta del veredicto calificación alguna sobre cuál fue la intencionalidad del acusado al efectuar los disparos».

Es decir, según el Constitucional, que la magistrada completó «los términos del veredicto» y los recondujo «hacia una reformulación de la intencionalidad del acusado» que no era coherente con los hechos declarados probados por el jurado.

Sin embargo, lo que debía haber hecho, tal y como establece la ley, era devolver el acta al jurado para que éste completara su veredicto.

Al ordenar la retroacción de las actuaciones y la repetición del juicio por un nuevo jurado, asegura el Constitucional, el TSJC reparó «el derecho a la tutela judicial efectiva que también asiste a la acusación» sin que pueda entenderse que vulneró el derecho de defensa del demandante de amparo. 

Noticias Relacionadas: