El CSIF avisa a CATALÁ que habrá un “OTOÑO CALIENTE” tras la aprobación de la LOPJ

El CSIF avisa a CATALÁ que habrá un “OTOÑO CALIENTE” tras la aprobación de la LOPJ

|
09/7/2015 00:00
|
Actualizado: 09/7/2015 00:00
|

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), advierte al ministro de Justicia, Rafael Catalá, que la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Judicial sin negociación va a generar un “otoño caliente”, porque perjudica claramente la promoción profesional de los funcionarios.

Según ha declarado a Confilegal el portavoz de Justicia de CSIF, Javier Jordán, «desde el Ministerio se comprometieron a remitirnos el texto antes de que fuera al Congreso y no lo hicieron. Tampoco cuando fue al Senado. Ni siquiera nos han dado traslado de ninguna de las modificaciones que se han ido introduciendoen la reforma de la Ley».

CSIF ha exigido «la convocatoria urgente de la mesa sectorial porque este colectivo de funcionarios serán los únicos que no tendrán acceso real al Cuerpo A1 de la Administración, lo que, desde nuestro punto de vista, supone la rendición a ciertos grupos de presión dentro del propio Ministerio de Justicia». Unos grupos que viene «abogando desde hace años por el cierre de la promoción profesional a los funcionarios del Cuerpo de Gestión procesal y Administrativa», según  CSIF.

Por otro lado, la Central Sindical asegura que el ministro «Catalá tampoco ha mantenido su palabra de negociar hasta el último minuto la LOPJ para introducir mejoras en el estatuto jurídico de los funcionarios de Justicia, pese a que se han modificado sustancialmente el texto inicial y las condiciones de trabajo».

Además, el sindicato de funcionarios «denuncia igualmente que el ministro ha excluido a los sindicatos de la denominada Comisión de Justicia papel cero, que conllevará las comunicaciones electrónicas, pese a que una medida de este alcance debe contar con la participación y el compromiso de los trabajadores que la van a llevar a cabo».

Respecto al tema del Registro Civil, desde CSIF insisten en que desde que en abril se comunicó que se abandonaba el proyecto «no ha habido ninguna reunión y están tomando posiciones en las distintas leyes que van preconfigurando un nuevo modelo de Registro Civil fuera de la Administración de Justicia».

Por todo ello, CSIF anuncia un “otoño muy caliente” en la Administración de Justicia de no corregirse el rumbo autoritario. «No nos queda otro remedio que tomar medidas e ir a las movilizaciones porque nos han cerrado las puertas», asegura Javier Jordán.  

Todas las medidas adoptadas suponen «un desprecio de la participación de un colectivo de funcionarios que, pese a la precariedad secular de medios, son el verdadero soporte y piedra angular de toda la Administración de Justicia», señala Jordán.

Noticias Relacionadas: