CATALÁ cree que existe una «PERCEPCIÓN DISPARATADA» sobre la corrupción

CATALÁ cree que existe una «PERCEPCIÓN DISPARATADA» sobre la corrupción

|
14/7/2015 00:00
|
Actualizado: 14/7/2015 00:00
|

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha manifestado este martes que a su juicio los ciudadanos tienen una «percepción disparada» de lo que que es la corrupción en nuestro país respecto a la realidad, y más si nos comparamos con otros países.

El titular de Justicia ha señalado durante un desayuno informativo organizado por el diario El Economista que comparte esta idea defendida por un catedrático de Derecho durante un curso de verano en Santander al que asistió. A su jucio, hay que tener en cuenta que la corrupción en un «elemento transversal» que  «ha surgido con una potencia extraordinaria generando rechazo social y descalificación de lo público»

Catalá ha señalado que no es su interés el de «minimizar»  la importancia de esta circunstancia, si bien hay que tener en cuenta que  «son muchas miles de personas que se dedican a la gestión pública» y únicamente «una decena» de casos los que han generado escándalo.

Además, que esos casos se hayan podido conocer por la opinión pública demuestra, según el ministro,  que «el sistema funciona», ya que la policía investiga y los jueces y fiscales también hacen su trabajo con independencia de la condición social u otras circunstancias de los investigados. «Todos rinden cuentas y quienes incumplen las normas cumplen las penas», ha indicado el ministro.

DELITOS ECONÓMICOS Y LA CORRUPCIÓN

En relación a la lucha contra los delitos económicos y la corrupción, Catalá ha destacado que la reforma del Código Penal consigna el delito de financiación ilegal de partidos políticos y modifica la regulación de la corrupción en el ámbito privado y en el sector público. 

Las modificaciones afectan principalmente a las penas, ya que refuerzan la punición de los llamados delitos contra la corrupción en el ámbito de la administración pública (elevación de penas de inhabilitación previstas para este tipo de delitos e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo) y en el ámbito privado (mejoras en el castigo al pago de sobornos para obtener ventajas competitivas y revisión en materia de delitos patrimoniales en los que se introduce la administración desleal del patrimonio ajeno).

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

El titular de Justicia también ha sido preguntado sobre la posible reforma de la Constitución, a lo que ha contestado que ello no se encuentra en la esfera de toma de decisiones del Gobierno porque se requieren para ello «unas mayorías muy cualificadas» y llegar a consensos entre las principales fuerzas parlamentarias.

Así, ha defendido la vigencia de la Carta Magna y ha recordado que nunca había existido en España una etapa de bienestar como la vivida tras las Constitución de 1978. Catalá ha añadido que, su modificación es posible, como ya ha ocurrido en dos ocasiones, si bien para ello sería necesario un «contexto de reposo político» y de diálogo entre las fuerzas parlamentarias, con el fin de que cualquier opción política pueda ser defendida «pese a los exotismos que proponen algunos».

   El ministro ha abogado por un «alejamiento de eslóganes» y de «exotismos» como a su juicio sería «hablar ahora de federalismos asimétricos» en favor de una reflexión más profunda y una búsqueda de consenso. El PP apoyará, por tanto, aquellas reformas «que sean necesarias no las que se pongan de moda en algunos momentos para que algunos legitimen su discurso». (CONFILEGAL/EP)

Noticias Relacionadas: