Un NUEVO REGLAMENTO EUROPEO simplifica las HERENCIAS TRANSFONTERIZAS

Un NUEVO REGLAMENTO EUROPEO simplifica las HERENCIAS TRANSFONTERIZAS

|
17/8/2015 00:00
|
Actualizado: 17/8/2015 00:00
|

Este lunes, 17 de agosto, ha entrado en vigor el nuevo reglamento europeo que simplifica, de forma considerable, la tramitación de las sucesiones al fijar un criterio único que la ley aplicable para los casos transfronterizos es el lugar de residencia habitual del fallecido. Según Vera Jourová, comisaría europea, esto «tranquilizará y dará certidumbre legal» a 450.000 familias.

450.000 familias son, precisamente, las que tienen que hacer frente anulamente a casos de sucesiones internacionales tras la muerte de un familiar que posee bienes en otro país de la Unión Europea (UE). Más de 12,3 millones de ciudadanos de la UE residen en otro país comunitario. 

Estas nuevas normas fueron acordadas en 2012 por la Unión y se fijó el lunes, 17 de agosto, para su entrada en vigor, una vez finalizado el plazo de tres años para que los Estados miembro transpusieran la legislación.

«Hoy estamos haciendo que sea más barato y rápido las sucesiones internacionales y los testamentos. Los ciudadanos que preparan un testamento ahora pueden escoger que la ley del país de su nacionalidad se aplique a sus propiedades, incluso si viven en Estado miembro diferente y tienen bienes ubicados en diferentes países», ha resumido la comisaria de Justicia, la polaca Vera Jourová, que ha defendido que las nuevas normas se traducirán en «procedimientos más rápidos y baratos, ahorrando tiempo y dinero en honorarios judiciales».

El nuevo reglamento simplifica considerablemente la tramitación de las sucesiones al fijar un criterio único que la ley aplicable para los casos transfronterizos es el lugar de residencia habitual del fallecido y permitirá a los ciudadanos planificar por anticipado su sucesión con plena seguridad jurídica.

No obstante, la normativa europea también abre la puerta a que las personas que viven en el extranjero puedan decidir que se aplique la ley del país de su nacionalidad a la totalidad de la sucesión, de modo que, por ejemplo, un pensionista alemán residente en Portugal podría elegir que se le aplique la norma alemana a su sucesión.

Las nuevas normas también introducen un certificado de sucesiones europeo, que permitirá demostrar que las personas son herederos o administradores de una sucesión sin más formalidades, en el conjunto de la Unión Europea y superar así las grandes dificultades a la que se enfrentan en la actualidad los ciudadanos para ejercer sus derechos de sucesión por las diferencias normativas entre países.

El certificado contribuirá a unos procedimientos más rápidos y baratos y el consiguiente ahorro en tiempo y dinero en honorarios judiciales, según Bruselas.

Las nuevas normas se aplicarán desde este lunes a todos los países de la UE con la excepción de Reino Unido, Irlanda y Dinamarca.

Para dar a conocer las nuevas normas, el Ejecutivo comunitario ha lanzado una campaña informativa este lunes en las redes sociales, dirigido a ciudadanos y profesionales.

Noticias Relacionadas: