El PP envía al Senado su REFORMA DEL ABORTO con toda la oposición en contra

El PP envía al Senado su REFORMA DEL ABORTO con toda la oposición en contra

|
25/8/2015 00:00
|
Actualizado: 25/8/2015 00:00
|

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado ha dado luz verde este martes al informe de la ponencia que contiene la reforma parcial de la normativa sobre aborto para imponer el consentimiento paterno a las jóvenes de 16 y 17 años, un cambio que viaja al Pleno gracias a los 16 votos en solitario del Grupo Parlamentario Popular.

La mayoría le ha servido al PP para rechazar tanto las 7 propuestas de veto como las enmiendas –la mayoría de supresión– que había presentado el resto de los grupos.

Desde el PP,  la senadora del PP María Dolores Pan Vázquez ha sido la encargada de responder a las propuestas de veto, ha incidido en que la proposición de ley busca «mejorar la protección de las menores» porque a su grupo y a «buena parte de la sociedad» no le parece bien «que las adolescentes españolas se puedan enfrentar a un aborto sin haber obtenido representación de sus padres y en algunos casos, sin haberles ni informado ni pedido su opinión y su consejo».

Tanto las propuestas de veto como las enmiendas se volverán a debatir en el Pleno del Senado que arrancará el 8 de septiembre (se producirá previsiblemente cuando se reanude la sesión el día 9) junto con el informe de la ponencia, que salvo por la corrección de una errata en un número, mantiene el mismo redactado que cuando fue presentado por el PP en el Congreso el pasado mes de abril.

El argumentario de la oposición se ha ido repitiendo a lo largo de la sesión, tanto durante el debate sobre los vetos impulsados por IU, CC, ERC y Podemos (Grupo Mixto), Entesa y el PSOE, –todos rechazados con 16 votos en contra, 9 a favor y la abstención de CiU, cuyos diputados tendrán libertad de voto en el Pleno–, como a la hora de defender las enmiendas que han presentado, además de los grupos mencionados, el PNV.

Estos grupos están de acuerdo en que la reforma parte de «una falacia» porque con la ley actual sólo las jóvenes en riesgo pueden eludir informar a sus padres; «no tiene justificación» social, científica ni jurídica; se hace a «hurtadillas» y con «fines electorales» para contentar a un sector «ultra» y «minoritario» a costa de un «retroceso» en los derechos de las mujeres, particularmente las más jóvenes.

«En realidad lo que pretenden es suprimir la posibilidad de que las jóvenes de 16 y 17 años interrumpan su embarazo sin informar a sus padres cuando estén en situación de peligro cierto un conflicto grave, de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo», ha señalado la senadora socialista Isabel Fernández Flores, citando el literal de la excepción que contempla la ley actual. (EP)

Noticias Relacionadas: