SERGIO MORATE será juzgado por un JURADO POPULAR

SERGIO MORATE será juzgado por un JURADO POPULAR

|
10/9/2015 00:00
|
Actualizado: 10/9/2015 00:00
|

Un jurado popular será el encargado de juzgar a Sergio Morate, presunto autor de los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo, según ha informado hoy el fiscal jefe de Castilla-La Mancha, José Martínez.

Además, el fiscal jefe de Castilla-La Mancha ha señalado que, «a la vista de la gravedad de los hechos», la prisión provisional de Sergio Morate podría prorrogarse dos años más, aunque el escenario que contempla es que «mucho antes la causa esté resuelta y pueda celebrarse el juicio lo antes posible».  

En declaraciones a los periodistas durante su participación en la inauguración de un curso de verano en Cuenca, el fiscal jefe ha confirmado que «lógicamente el procedimiento es un juicio de jurado», que se celebrará «lo antes posible», porque tanto los delitos de homicidio como de asesinato «son materia de jurado».

El fiscal jefe ha indicado que las investigaciones sobre el doble crimen de Cuenca «van por buen camino» y ha avanzado que el próximo paso previsto es «una audiencia a las partes para lo que la ley llama concreción de la imputación» y, una vez que se celebre, «las partes dirán, a la vista del estado de la investigación, cuáles son las imputaciones concretas y cuáles son las personas concretamente imputadas por los hechos».

Respecto al secreto de sumario decretado por el caso, ha explicado que «el secreto en términos generales tiene una duración de un mes y el juez tiene que levantarlo como mínimo diez días antes de la terminación de las investigaciones que esté llevando a cabo».

A este respecto, ha dicho que no tiene datos que le «permitan aventurar una fecha probable de alzamiento del secreto» y ha añadido que «el juez puede prorrogar esa duración cuando lo considere necesario».

Martínez también ha apuntado que el escrito de calificación estará listo «una vez que estén culminadas las investigaciones» y ha señalado que ahora el proceso está «en los comienzos y todavía tiene que transcurrir todo el desarrollo de la causa»

El fiscal superior de Castilla-La Mancha ha subrayado que el hecho de que Morate se haya acogido a su derecho a no declarar «ni le favorece ni le perjudica, porque el ejercicio de un derecho no puede perjudicar a una persona», pero, a su juicio, «lo que sí está claro es que, si hubiera una coartada o una circunstancia relevante que él supiera y que evidenciara su inocencia, lo normal es que la hubiera expresado». Si no lo ha hecho, «hay que pensar que es que no la tiene», ha reflexionado.

En todo caso, ha recordado, no es el inculpado quien tiene que probar su inocencia, sino que, en este caso, es el Ministerio Fiscal, con la colaboración policial, «el que tiene que hacer acopio de las pruebas que permitan destruir la presunción de inocencia». (CONFILEGAL/EP)

Noticias Relacionadas: