El presidente del TSJA RECONOCE que el CONFLICTO ENTRE ALAYA Y NÚÑEZ PERJUDICA a la IMAGEN de la justicia

El presidente del TSJA RECONOCE que el CONFLICTO ENTRE ALAYA Y NÚÑEZ PERJUDICA a la IMAGEN de la justicia

|
01/10/2015 00:00
|
Actualizado: 01/10/2015 00:00
|

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, reconoció públicamente, ante los medios de comunicación, en Sevilla, que la situación creada en torno al reparto de trabajo entre las dos magistradas «nos perjudica a todos».

Aunque «quiero creer que todavía no está perjudicando a la instrucción» de las ‘macrocausas’ como los ERE irregulares o los cursos de formación, ya que «me consta» que la juez titular «está trabajando todo lo que puede», añadió.

Del Río hizo estas declaraciones tras entregar al presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, la Memoria 2014 del TSJA.

«Es cierto que cuanto antes se solucione el tema mucho mejor, pero no está perjudicando a la instrucción porque se está trabajando y se están tomando muchas decisiones judiciales que, a lo mejor, no salen en la prensa”, explicó el presidente del TSJA, que ha recordado que la juez María Núñez ya acordó el pasado mes de julio la división de los ERE en piezas.

«A partir de ahí, creo que se va a agilizar seriamente la instrucción, y creo que es el interés de la titular y del juez de refuerzo», en referencia a Álvaro Martín.

Del Río ha anunciado este jueves que la Sala de Gobierno volverá a analizar el próximo 13 de octubre el informe que debe elaborar sobre el plan de actuación aprobado en junio para el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla y ha lamentado que la disputa entre las jueces María Núñez Bolaños y Mercedes Alaya por instruir ‘macrocausas’ como los ERE fraudulentos está perjudicando a la imagen de la justicia, aunque no así a la instrucción de las ‘macrocausas’.

Inicialmente, el Alto Tribunal Andaluz aprobó un plan de actuación por el que se asignó una comisión de servicio a Alaya para que llevara el caso de los ERE irregulares hasta que la propia Audiencia Provincial de Sevilla resolviera sobre dicha división y el delito societario de Mercasevilla, y a María Núñez Bolaños la instrucción de las restantes ‘macrocausas’, como son las irregularidades en los cursos de formación y los avales y préstamos concedidos por IDEA.

No obstante, y tras acordar la juez Núñez la división de los ERE en piezas, el CGPJ ha pedido al TSJA que elabore un nuevo informe al respecto.

La juez Alaya, que está destinada actualmente en la Audiencia Provincial de Sevilla, pidió una comisión de servicio para seguir instruyendo todas las ‘macrocausas’, cuestionando incluso en un escrito elevado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la capacidad de María Núñez para instruir las mismas, mientras que Núñez ha pedido al TSJA que se «prescinda» de Alaya para la instrucción de los ERE puesto que no necesita su colaboración y tiene suficiente con la ayuda del juez que ha obtenido la segunda de las comisiones de servicio, como es Álvaro Martín.

Del Río se ha referido también, a preguntas de los medios de comunicación, a la reunión que tuvo la Sala de Gobierno del TSJA el pasado día 24 de septiembre, en la que se decidió posponer su decisión y el informe que debe elaborar, a instancias del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sobre el plan de actuación aprobado para el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla «para seguir deliberando los términos del mismo en la próxima reunión».

«ASUNTO DELICADO»

En esta reunión, según ha explicado, «se deliberó pero no se votó ningún acuerdo, pero sobre la mesa, como se hace en muchos asuntos delicados, y este es uno de ellos, se habló con naturalidad de posibles soluciones, de las dificultades que entraña y de cómo se redacta el informe, y ahí se decidió seguir estudiando ese informe» que irá a la reunión del próximo 13 de octubre de la Sala de Gobierno, «donde en absoluto ha habido deslealtad, sino al contrario».

El presidente del Alto Tribunal Andaluz ha indicado que, en esa reunión del 13 de octubre, seguirá estudiándose el asunto «y ese documento que se empezó a redactar y que estaba redactado, pero queremos buscar el mayor consenso y la mayor unanimidad» de la Sala de Gobierno, «que es la idea que todos tenemos».

En esta línea, Del Río ha defendido que, «siempre que nos han pedido un informe, lo hemos hecho, no hemos tenido ningún retraso ni ninguna dilación», punto en el que ha recordado que, tras realizar el 23 de junio su primera propuesta sobre el plan de trabajo para el Juzgado, «han venido dos peticiones nuevas del CGPJ» que «se han producido por circunstancias de tipo jurisdiccional» y después de los escritos presentados por ambas magistradas «que hacen que la Sala tenga que estudiar seriamente la viabilidad de la comisión de servicio y la sintonía que debe de haber».

«Nuestra visión es abstraernos de posibles intereses que pueda haber en ese tema, nosotros es legalidad y neutralidad y potenciar ese Juzgado, las necesidades que tiene de apoyo y ver si es o no viable esa comisión tras las circunstancias que se han producido tras el 23 de junio», ha aseverado el presidente del TSJA, quien ha recordado que «la última palabra» sobre el plan de actuación la tiene, no obstante, el CGPJ. EP. 

Noticias Relacionadas: