El juez del “CASO RATO” INVOCA al SUPREMO para que decida QUIÉN DEBE INSTRUIRLO

El juez del “CASO RATO” INVOCA al SUPREMO para que decida QUIÉN DEBE INSTRUIRLO

|
02/10/2015 00:00
|
Actualizado: 02/10/2015 00:00
|

Antonio Serrano-Arnal, titular del Juzgado de Instrucción 31 de Madrid, considera que la investigación del “caso Rato” es de la Audiencia Nacional. Por eso, ha elevado al Supremo una cuestión de competencia para que el máximo órgano de la Justicia decida quién debe llevarla a cabo.

El pasado mes de agosto Serrano-Arnal se inhibió a favor de los Juzgados Centrales de Instrucción de la Audiencia Nacional, con el visto bueno del Ministerio Fiscal. El asunto cayó en el 4, del juez Fernando Andreu, pero éste rechazó la competencia por auto de 18 de septiembre, y le fue devuelto a Instrucción 31.

Ahora Serrano-Arnal aumenta las apuestas y pide al máximo órgano de la Justicia en el orden jurisdiccional Penal –la Sala Segunda del Alto Tribunal- que decida, de una vez por todas, quién debe llevar adelante la instruccion del caso y asumir su dirección. 

Éste juez argumenta que Rodrigo Rato Figaredo y Domingo Plazas Ruiz está siendo investigado por la comisión de los supuestos delitos de alzamiento de bienes, elusión fiscal y blanqueo de capitales, de los cuales se ha caído el primero.

Desde el punto de vista del juez, Rato “ha utilizado parte de los fondos ilícitamente obtenidos mediante la evasión fiscal y diversas operaciones de adjudicación de contratos de manera aparentemente irregular para el sostenimiento económico de la mercantil alemana Bagerpleta GMBH, cuya única actividad es la explotación de un hotel en la localidad de Berlín, Alemania”.

Rodrígo Rato ostenta, a través de diversos canales, una participación cercana al 50 por ciento.

De acuerdo con Serrano-Arnal, su juzgado carece “de competencia”, tanto orgánica como territorial “para llevarlo a cabo, lo que resultaría en la impunidad de los supuestamente responsables del mismo”, dice en el auto.

Su compañero de la Audiencia Nacional, Andreu, difiere de esta visión, que argumentó que todos los actos presuntamente delictivos se cometieron en Madrid.  

RATO, CITADO EL MARTES

Por otra parte, Serrano-Arnal ha citado a declarar el próximo martes a Rato después de que prestara declaración este jueves ante la Guardia Civil en el marco de la investigación sobre su patrimonio.

El magistrado ha dejado hoy en libertad a su secretaria y al supuesto testaferro del exministro, Miguel Ángel Montero, a los que mantiene imputados por delitos de blanqueo de capitales, corrupción de particulares y delito fiscal.

Los dos han abandonado los Juzgados de Plaza Castilla tras declarar por espacio de dos horas y media ante el magistrado, que ha ordenado que comparezcan una vez al mes en las dependencias judiciales y mantiene secreta esta parte del procedimiento relacionado con el supuesto pago de comisiones ilegales al expresidente de Bankia a cambio de contratos con la entidad.

Fueron trasladados este viernes ante el juez por la Guardia Civil que les mantuvo detenidos durante dos días tras tomarles declaración. Testificaron ante los agentes un día antes de que se interrogara al propio Rato, también ante la Comandancia del Instituto Armado.

NUEVE IMPUTADOS

La causa afecta, por el momento, a nueve imputados. Además de Rato, Arellano y Montero, el juez atribuye los mismos tres delitos a otro de sus presuntos testaferros, Alberto Portuondo, –el único que ha sido enviado a prisión– y al abogado Domingo Plaza.

Serrano-Arnal también mantiene la imputación sobre cuatro directivos de las empresas de publicidad Zenith Media y Publicis. Interrogó este jueves a la directora general de Zenith, Candi Rodríguez, y al consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal, así como a otros dos directivos de ambas sociedades.

Según la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), Rato empleó empresas pantalla para el cobro de comisiones por cerca de dos millones de euros de empresas proveedoras de Bankia.

Más de 800.000 euros habrían ido a parar a Kradonara SL, propiedad del exvicepresidente, bajo la apariencia de pagos por servicios que realmente no se prestaron.

Se trata de la segunda ocasión en que el juez cita al exvicepresidente. Rato acudió al Juzgado el pasado mes de julio pero se negó a declarar hasta conocer el nuevo informe que la Oficina Antifraude está elaborando sobre el material incautado en su domicilio y su despacho.

Lo que se les imputa son tres delitos: uno de blanqueo de capitales, otro de delito fiscal y un tercero de corrupción entre particulares.

PARA SABER MÁS: 

La SECRETARIA de RATO y su SUPUESTO TESTAFERRO puestos en libertad 

La SECRETARIA y un nuevo TESTAFERRO de RODRIGO RATO, a disposición judicial

Noticias Relacionadas: