Choque dialéctico entre MAS, CATALÁ Y LESMES por el CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES

Choque dialéctico entre MAS, CATALÁ Y LESMES por el CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES

|
05/10/2015 00:00
|
Actualizado: 05/10/2015 00:00
|

Mientras el presidente de la Generalitat, Artur Mas, avisaba que «el uso partidista de la justicia puede mermar» la democracia. El ministro de justicia, Rafael Catalá y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, señalaban que cumplir la ley no puede ser «un mero trámite», ni una «mera formalidad» ni una «afrenta»

En la inauguración de la 58 reunión anual de la Unión Internacional de Magistrados en el Caixafòrum de Barcelona, Mas ha hecho referencia al lema de las jornadas, ‘Para promover una justicia independiente a escala mundial’, para complementarlo: «Como sustento fundamental de la democracia».

Así, ha recordado que Cataluña tiene un largo compromiso con la democracia, y ha advertido acto seguido de que «cualquier utilización partidista de la justicia podría mermar este sustrato democrático».

Por su parte,  el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha subrayado en su discurso que la función jurisdiccional es «uno de los pilares del Estado» y ha evocado las palabras que el Rey Felipe VI pronunció hace unos meses, también ante Mas, en el acto de toma de posesión de los nuevos jueces: «el respeto a la ley no es ni debe ser un puro trámite, una mera formalidad o una alternativa».

Carlos Lesmes, presidente del TS y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha defendido la independencia del poder judicial en España y ha proclamado ante el presidente catalán, Artur Mas, que «hacer respetar la ley nunca debe considerarse una afrenta».

«No tenemos más criterio rector que el que la ley establece», ha insistido el presidente del TS, sin mencionar de forma explícita en ningún momento a la imputación de Mas por la organización de la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014.

Lesmes que ha seguido el acto de inauguración sin cruzar palabra con Mas, sentado a su lado, ha asegurado que las decisiones judiciales «ni están, ni deben estar condicionadas» por intervenciones «caprichosas y oportunistas» ni por los intereses de los otros poderes públicos. 

En la inauguración de las jornadas también ha intervenido la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, quien ha defendido el papel del poder judicial para «construir puertos seguros», en unos momentos de incertidumbre «política, social, económica y ética». Y ha puntualizado que en el Estado de Derecho «ningún poder es ilimitado», Madrigal ha recordado que una de las funciones de la Fiscalía es la de «salvaguardar la independencia de los tribunales», así como «defender y aplicar la ley objetivamente».

Por todo erllo, ha asegurado que «la Fiscalía será siempre un aliado cercano de los jueces».

El último en intervenir ha sido el presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) –organizadora de la reunión–, Pablo Llarena, ha advertido de que la «politización judicial» implica un intento de control de los políticos a la justicia y, por otro lado, que algunos jueces se posicionen políticamente pensando que así pueden tener más protagonismo social. 

Al acto también han asistido, entre otros, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Miguel Ángel Gimeno; la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, y el concejal de Barcelona Jaume Asens. (CONFILEGAL/EP)

 

Noticias Relacionadas: