Un Juzgado de lo CONTENCIOSO pasa un juicio a los 25 días de PRESENTADA LA DEMANDA y emite SENTENCIA 6 DÍAS después

Un Juzgado de lo CONTENCIOSO pasa un juicio a los 25 días de PRESENTADA LA DEMANDA y emite SENTENCIA 6 DÍAS después

|
07/10/2015 00:00
|
Actualizado: 07/10/2015 00:00
|

El magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 11 de Madrid, Jesús Torres Martínez, es el autor de este «cuasi milagro» en estos días en que lo más común es fijar vistas para dentro de 2, 3 y 4 años. Y no es un procedimiento especial de protección de derechos fundamentales.

Álvaro Marco de la Hoz, docente de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid, interpuso un recurso contencioso-administrativo impugnando el acuerdo del Consejo de Gobierno de la URJC, por el que se amortizaban 29 plazas de profesores titulares de Escuela Universitaria interinos, una de las cuales era la suya.

Y lo hizo el 17 de junio de este año. 

Al día siguiente, el 18, el asunto se repartió y cayó en el Juzgado de Torres Martínez, quien, 25 días hábiles más tarde, el 23 de julio, celebró vista oral en la sala correspondiente del órgano judicial, en el 19 de Gran Vía. 

Y seis días después emitió «sentencia», inadmitiendo dicho recurso y declarandola firme en instancia única.

De acuerdo con fuentes jurídicas consultadas por Confilegal, esta velocidad de crucero en una resolución judicial contencioso-administrativa en Madrid, donde los juzgados están saturados, es inaudita.

La media de celebración de juicios en esta jurisdicción es de un mínimo de 2 años. 

Sin embargo, esta «sentencia ejemplar» puede tener un serio problema, y es que puede haber incurrido en vicio de nulidad.

¿Por qué? Porque el acuerdo impugnado de la URJC afecta a los 29 profesores mencionados despedidos.

La Universidad, como Administración, estaba obligada a emplazar a los 28 profesores restantes para que pudieran defender sus derechos en un procedimiento cuya resolución -esta del juez Torres Martínez- les iba a afectar de forma directa. 

De acuerdo con los artículos 48 y 49 de la Ley 29/1998, reguladora de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa. le correspondía al secretario judicial del Juzgado pedir a la URJC el expediente administrativo del caso junto con los emplazamientos de las personas afectadas y también haber comprobado que la Universidad había notificado a los afectados la existencia del procedimiento en curso.

Al no haber realizado dichas comprobaciones, cualquiera de los afectados no emplazados ahora pueden recurrir esta decisión, entendiendo que se ha vulnerado su derecho de defensa, contemplado en el artículo 24 de la Constitución. 

De acuerdo con fuentes consultadas por Confilegal, esto va a ocurrir en las próximas horas, por lo que este «milagro» de la velocidad judicial en nuestro tiempo puede volver a la casilla de salida. 

Uno de los profesores afectados, Alfredo Óscar Nazario Debés, trató de parar la celebración del juicio presentando un escrito ante el Juzgado de Torres, solicitando la paralización de las actuaciones para poder defenderse.

El juez resolvió in voce, al comienzo de la vista del caso de Marco de la Hoz, desestimando dicha pretensión.  

Noticias Relacionadas: