El juez propone JUZGAR A LA EDIL de Guanyar Alicante por INJURIAS A LA CORONA

El juez propone JUZGAR A LA EDIL de Guanyar Alicante por INJURIAS A LA CORONA

|
09/10/2015 00:00
|
Actualizado: 09/10/2015 00:00
|

El juez de la Audiencia Nacional José De la Mata ha propuesto abrir juicio oral contra la concejala de Guanyar Alicante Marisol Moreno por un delito de injurias a la Corona que habría cometido al llamar en su blog «hijo puta» al Rey Juan Carlos I y calificar como «vagos, estafadores, borrachos y asesinos» a los miembros de la Familia Real.

En un auto, conocido este viernes, el magistrado acuerda transformar las actuaciones en procedimiento abreviado, trámite equivalente al procesamiento, al argumentar que el derecho al insulto no está reconocido en la Constitución y la concejal de Juventud y Protección Animal del Ayuntamiento de Alicante escribió comentarios «absolutamente vejatorios y ofensivos».

A su juicio, las expresiones dirigidas al monarca constituyen «insultos directos, sin matiz ni interpretación alternativa alguna», además de resultar «completamente impertinentes para expresar las opiniones de que se trataba».

De la Mata argumenta que es «perfectamente legítimo» que la acusada quisiera expresar la posición más hostil posible a la institución monárquica y que, incluso, por su «radical activismo animalista quisiera expresar con toda la dureza imaginable su repulsión ante las imágenes del Rey posando ante un elefante muerto».

Sin embargo, advierte de que la edil alicantina utilizó manifestaciones «impertinentes e innecesarias» para expresar sus ideas, ya que la Carta Magna «no reconoce un derecho al insulto» y, por tanto, excluye las expresiones «absolutamente vejatorias y las que, al margen de la veracidad o inveracidad, sean ofensivas y resulten impertinentes para expresar las opiniones de que se trate».

Sin embargo, la expresiones empleadas, incluso teniendo en cuenta su personaje «artístico» en un blog en clave de humor, resultaban impertinentes e innecesarias para expresar sus ideas porque la Constitución «no reconoce un derecho al insulto» y por tanto excluye las expresiones absolutamente vejatorias, las que al margen de la veracidad o inveracidad sean ofensivas y resulten impertinentes para expresar las opiniones de que se trate.

La fiscalía atribuía a la concejal, además, un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas por críticas contra varios políticos, y en ese caso el juez sí que acuerda el sobreseimiento porque esas expresiones se enmarcaban en su blog de crítica política radical, dentro de su carácter de activista social y política, y, por tanto, estaba amparadas por el derecho a la libertad de expresión y «se enmarcaban en su blog de crítica política radical, dentro de su carácter de activista social y política».

«Esas manifestaciones pudieron ser exageradas e inmoderadas, virulentas y hostiles, pero no dejaban de estar dirigidas al fin legítimo de toda contienda política, que es contribuir a formar una opinión pública libre», argumenta el auto.

Noticias Relacionadas: