Los 16 PRESIDENTES DE TSJ CIERRAN FILAS en torno a MIGUEL ÁNGEL GIMENO, frente a las PRESIONES POLÍTICAS

Los 16 PRESIDENTES DE TSJ CIERRAN FILAS en torno a MIGUEL ÁNGEL GIMENO, frente a las PRESIONES POLÍTICAS

|
21/10/2015 00:00
|
Actualizado: 21/10/2015 00:00
|

Las máximas autoridades de la Justicia en cada una de las Comunidades Autónomas, reunidas en Bilbao, han emitido un comunicado defendiendo la independencia judicial, e implícitamente a su compañero Miguel Ángel Gimeno, ante las «presiones soportadas» en Cataluña, cuando declararon ante la Justicia el presidente, la vicepresidenta y la consejera de Enseñanza de la Generalidad por el 9N.

En su comunicado, los 17 presidentes de Tribunales Superiores de Justicia (TSJ)-lo firmó también Miguel Ángel Gimeno, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña-. han advertido de que «toda actuación que se realice en detrimento de esta independencia judicial supone un ataque al Estado de Derecho».

«A la vista de los últimos acontecimientos» ocurridos en Cataluña, el conjunto de los presidentes de los TSJ advierten de que «en una sociedad democrática el poder judicial es esencial para garantizar el Estado de Derecho y preservar los derechos de los ciudadanos».

«Éstos esperan que el ejercicio de la potestad jurisdiccional se realice en un marco de independencia y que los jueces actúen con imparcialidad, eficacia y respeto para el justiciable, destinatario, al fin, del derecho fundamental a la tutela judicial», han añadido.

Los presidentes de TSJ creen «conveniente recordar, en estos días» que la independencia judicial «no es un privilegio de los jueces sino una garantía para los ciudadanos».

«Es obligación de todos respetarla, muy especialmente de los poderes públicos». «Toda actuación que se realice en detrimento de esta independencia judicial supone un ataque al estado derecho». 

El martes de la pasada semana el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se vio rodeado por una multitud de gente que fue a mostrar su apoyo a la vicepresidenta en funciones de la Generalitat de Cataluña, Joana Ortega, y la consejera de Enseñanza en funciones, Irene Rigau.

Ambas fueron a declarar ante el magistrado instructor, Joan Manuel Abril, quien investiga lo sucedido en la pseudoconsulta independentista del 9 de noviembre.

Dos días más tarde le tocó comparecer a Artur Mas, el presidente en funciones de la Generalitat, que se presentó arropado por 2000 personas ante el edificio del TSJC. Los magistrados lo entendieron como un ataque a la independencia judicial, cosa que han ratificado los presidentes de TSJ. 

La Fiscalía acusa a Mas, Rigau y Ortega los supuestos delitos de desobediencia, usurpación de funciones, malversarción de caudales públicos y prevaricación, por el proceso participativo del 9 de noviembre pasado, ya que se consideran que no hicieron caso a las resoluciones del Tribunal Constitucional y permitieron las votaciones. Por ello fueron imputados. 

Juan Luis Ibarra, presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, anfitrión de estas jornadas anuales en este año, subrayó, de forma especial, durante el acto de clausura de las jornadas, que han llevado por nombre «El derecho a una buena Administración de Justicia», que el comunicado de los 17 presidentes «se hace eco de las presiones soportadas en estos días por los magistrados de TSJ de Cataluña».

El acto fue clausurado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá. 

Noticias Relacionadas: