Foro Judicial Independiente, Francisco de Vitoria y Jueces para la Democracia: “Es muy improbable que un juez se convierta en terrorista y quiera volar el CGPJ”

Foro Judicial Independiente, Francisco de Vitoria y Jueces para la Democracia: “Es muy improbable que un juez se convierta en terrorista y quiera volar el CGPJ”

|
29/10/2015 00:00
|
Actualizado: 29/10/2015 00:00
|

Los portavoces de tres de las cuatro asociaciones de jueces, Conrado Gallardo, de FJI, Marcelino Sexmero, de la AJFV, y Joaquín Bosch, de Jpd, afirman que ver a los jueces y magistrados como potenciales peligros para la seguridad del Consejo es un error porque “Es muy improbable que un juez se convierta en terrorista y quiera volar el CGPJ».

CARLOS BERBELL

A pesar de las explicaciones contenidas en el escrito que les dirigió el pasado 6 de octubre el secretario general del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Joaquín Vives de la Cortada Ferrer-Calbetó, los tres portavoces siguen afirmando, al unísono, que tales medidas son excesivas, en lo relativo al acceso de los jueces y magistrados al edificio del órgano central de su carrera. Y que deben ser retiradas, para poder acceder como siempre lo han hecho. 

De acuerdo con Vives de la Coartada Ferrer-Calbetó, «se trata de una medida de seguridad tomada a iniciativa de la Comisaría Especial de Policía, idéntica a la que cualquier Juez o Magistrado debe soportar para acceder a la sede de otros órganos como el Tribunal Supremo o la Audiencia Nacional, sin que por este motivo pueda considerarse desorbitada o contaria a la dignidad personal». 

Para los portavoces de las tres asociaciones de jueces citadas sus palabras son «opinables», y, por lo tanto, «discutibles».

«No nos consta que haya habido en la historia del CGPJ ni un sólo intento de atentado terrorista contra su edificio que haya sido protagonizado por un juez o magistrado. Yo estoy cansado de ver cómo los señores agentes acceden a edificios judiciales, evitando escáneres y arcos de seguridad, mostrando sólo la placa», afirma Conrado Gallardo, de Foro Judicial Independiente (FJI). 

«Desde mi punto de vista, se ha perdido la referencia principal: Nosotros somos los que tenemos que ser protegidos», añade Sexmero, de la Francisco de Vitoria (AJFV). «Hasta ahora las medidas que han venido aplicándose han sido suficientes. ¿Qué ha ocurrido para que esto cambie de forma tan radical?». 

Bosch, de Jueces para la Democracia (JpD), por su parte, ha ido más allá: «Esta es una prueba más de la falta de tacto de Carlos Lesmes hacia las asociaciones judiciales. De la falta de sintonía con la carrera judicial. Después de ser elegido presidente, estuvimos un año sin que nos convocara a una reunión. La primera fue en enero. Entonces nos dijo que rectificaría, pero desde entonces no hemos vuelto a tener ninguna otra. Y sobre las nuevas medidas de seguridad, lo tengo que decir bien claro: los jueces y magistrados no somos ningún riesgo para la seguridad de los que trabajan en el interior del edificio. ¡Es tan evidente que parecen no verlo!». 

La indignación por esos controles, que jamás se habían practicado antes a los jueces y magistrados en el edificio central del CGPJ, provocó que los tres portavoces redactaran un escrito de protesta conjunto muy duro. 

Ocurrió a raíz de la visita que realizaron al edificio del CGPJ, en el número 8 de marqués de la Ensenada, en Madrid, el pasado 15 de septiembre, para asistir a una reunión convocada por el grupo de trabajo de retribuciones. 

«Los representantes de las asociaciones que suscriben esta nota observaron con sorpresa que las labores de identificación y acreditación han sido transferidas a los funcionarios de policía que custodian el edificio, en lugar de ser llevadas a cabo por funcionarios del propio Consejo, y que tras la oportuna identificación, comprobación de la convocatoria y acreditación, se invitó a los Magistrados asistentes a pasar sus pertenencias por un scanner y ellos mismos por el arco de seguridad», se puede leer en el escrito. 

Los magistrados dejaron bien claro, que les parecía inaudito que a los jueces y magistrados que tienen que acceder al edificio del CGPJ, por razones profesionales, se les considere un potencial peligro y que se les someta a un registro personal en busca de armas y explosivos. 

Por ello, calificaron las medidas como «absolutamente innecesarias, desorbitadas y contrarias a la dignidad de los jueces y magistrados que acuden a lo que debería ser ‘su casa’, como en muchas ocasiones se nos ha manifestado».  

Vives de la Cortada Ferrer-Calbetó les hizo saber a las tres asociaciones citadas -en respuesta a su misiva-, que él, en su calidad de secretario general, había aprobado el 4 de agosto de 2015 el «Protocolo de accesos y visitas» a la sede del Consejo, «en cuyo apartado 5 se dispone: ‘En el caso de magistrados, fiscales, secretarios judiciales, abogados del Estado, procuradores, etc., será suficiente como medio de identificación su documento profesional. Si no portasen éste, deberán acreditarse con cualquier otro documento oficial establecido al efecto. Independientemente de los anterior, será preceptivo el paso por el arco de seguridad y si portasen efectos éstos serán depositados en el escáner». 

Para los tres líderes judiciales, no ha sido, en absoluto, una medida feliz y acertada y coinciden en que no hace sino alejar aún más a los jueces y magistrados de lo que es su órgano de gobierno.  

Noticias Relacionadas: