ASPAC asegura que las reformas legislativas en materia concursal agravan los problemas de la profesión

ASPAC asegura que las reformas legislativas en materia concursal agravan los problemas de la profesión

|
02/11/2015 00:00
|
Actualizado: 02/11/2015 00:00
|

La Asociación Profesional de Administradores Concursales en España (ASPAC) considera que los últimos cambios legislativos en materia concursal han agravado los problemas del sector y supondrán la desprofesionalización del mismo y un peor sistema de la insolvencia, alejado del entorno europeo.

YOLANDA RODRÍGUEZ

La gran incertidumbre generada está teniendo como consecuencia una menor garantía de la recuperación del crédito por parte de los acreedores y un daño a la economía.

Desde esta Asociaciación critican que en apenas diez meses, el legislador ha reformado tres veces la Ley Concursal sin tener en cuenta la postura de los expertos del sector (9/2015, de 25 de mayo; 25/2015, de 28 de julio; y 40/2015 de 1 de octubre).

Además, a través de un comunicado, valoran también como «desafortunados» varios artículos como las modificaciones operadas en el sistema de designación de la administración al optar por la designación mediante lista secuencial, la imposición a la administración concursal de costes que no le corresponden (tales como la tasación de inmuebles –art.  94.5 LC- y valoración unidad productiva –art. 149.1.1ª LC-) o la aportación al fondo de garantía arancelaria de sus honorarios (art. 34 ter y quáter LC). 

El presidente de ASPAC, Luis Martín, señala que “El objetivo del concurso de acreedores es el reequilibrio económico de quien se halle en situación de insolvencia, asegurando la viabilidad de las empresas y los puestos de trabajo que ello supone. Se trata de un proceso en muchas ocasiones farragoso, debido a la limitación de medios humanos y materiales de los juzgados mercantiles».

Sin embargo, Martín puntualiza, «en vez de atajar problemas como estos, los últimos cambios legislativos no han hecho más que dificultar el trabajo en los concursos, limitando de manera notable la calidad de los servicios prestados. Las reformas en marcha presagian la muerte de la administración concursal profesionalizada”.

Son más críticos, si cabe, respecto al acceso a la profesión, ya que consideran «que los cambios en el examen de aptitud profesional previsto permitirá la selección de profesionales sin limitación, lo que dará lugar a que en la lista haya muchos más de los necesarios –además de poco especializados- para tramitar los concursos. Según datos de la Asociación, en la actualidad hay 9.000 administradores concursales en las listas para una media de 6.084 concursos al año». 

Sobre la limitación de la retribución del administrador concursal, desde ASPAC entienen que ésta «debe ser justa y proporcionada al trabajo y responsabilidad exigible. No obstante, la limitación retributiva y las cargas impuestas –tasación de inmuebles, valoración de unidad productiva y aportación al fondo de garantía arancelaria de sus honorarios– son para la Asociación, “totalmente injustas y desproporcionadas”.

Alegaciones a la propuesta de Desarrollo Reglamentario 

ASPAC ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones la oposición a estos artículos y por ello ha enviado un documento de propuestas y alegaciones al legislador respecto a la propuesta de Desarrollo Reglamentario del Estatuto de los Administradores Concursales que todavía sigue negociándose.

Además, ha acordado el sometimiento a informe de expertos la posible inconstitucionalidad de ciertos aspectos como el régimen transitorio de acceso a la listas (por quien en la actualidad ya lo es), la imposición de costes de informes de tasación de inmuebles y valoración de unidad productiva, la aportación al fondo de garantía arancelaria y el eventual desarrollo reglamentario en aquellos aspectos que tengan reserva de ley.

 

 

Noticias Relacionadas: