Condenan a un hombre a ocho meses de prisión por matar a un perro arrojándolo por la ventana

Condenan a un hombre a ocho meses de prisión por matar a un perro arrojándolo por la ventana

|
04/11/2015 00:00
|
Actualizado: 04/11/2015 00:00
|

El Juzgado de lo Penal número 1 de Granada ha condenado a ocho meses de prisión a un hombre por un delito de malos tratos a animales después de que «estampara contra la pared» al perro de su madre y lo arrojara por la ventana causándole la muerte.

En un auto el titular del Juzgadode lo Penal número 1 de Granada, Manuel Píñar, ha rechazado suspender la ejecución de la pena que impuso contra el procesado a principios de año por estos hechos, puesto que, «según se deriva de su hoja histórica penal» es una persona de «carácter violento que ejerce dicha violencia tanto con personas como a animales».

   De hecho, le constan varias condenas firmes por violencia doméstica y otra por delito de robo con violencia, «confirmando su tendencia a la violencia con todo ser vivo, sea persona o animal», según consta en el auto, que avanza este miércoles el diario ‘Granada Hoy’.

   En la sentencia que se dictó en enero, el magistrado ya consideró al acusado autor de un delito de malos tratos a animales, así como de una falta de vejaciones injustas cometida contra su madre, a la que antes de matar al animal insultó, llamándola «puta», «guarra», «drogadicta» y «mala madre».

   Los hechos objeto de esta condena ocurrieron el pasado 10 de diciembre de 2014, cuando la madre del procesado se encontraba en su domicilio de Dúrcal. Él entró a la vivienda por el balcón y «de una manera violenta» se dirigió a su progenitora, a la que profirió diversos insultos que causaron en la mujer un gran «temor» y «desasosiego», según consta en la sentencia dictada en su día por el Juzgado de lo Penal 1.

   Acto seguido, el acusado cogió un pequeño perro que tenía la mujer en la casa y lo estampó contra la pared. Luego volvió a agarrarlo y lo tiró por la ventana causándole la muerte.

   El hombre fue condenado por un delito de malos tratos a animales a ocho meses de cárcel y al pago de una multa de cien euros como autor de una falta de vejaciones, además de imponerle la prohibición de acercarse a su madre durante seis meses a menos de 200 metros.

 En los razonamientos del fallo recuerda que el delito de maltrato animal –regulado en el artículo 337 del Código Penal– conlleva una acción de maltrato orientada a menoscabar la integridad del animal o acabar con su vida, «y esta connotación está patentizada -puntualiza- en la conducta del acusado cuando lanzó al perro por la ventana». 

Noticias Relacionadas: