Después de 3 años, la Fiscalía da por finalizada la instrucción del caso ITV

Después de 3 años, la Fiscalía da por finalizada la instrucción del caso ITV

|
11/11/2015 00:00
|
Actualizado: 11/11/2015 00:00
|

La Fiscalía Anticorrupción ha dado por finalizada la investigación del caso de las ITV, por la que el exdiputado de CDC Oriol Pujol está acusado de favorecer a empresarios de su entorno a cambio de comisiones ilegales, y queda pendiente de que la magistrada instructora envíe la causa a juicio.

Según han informado fuentes judiciales, tras la declaración este miércoles de diferentes testigos ante el Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona, la Fiscalía ha comunicado que no solicitará nuevas diligencias, al igual que las defensas y la acusación particular, por lo que el caso quedaría pendiente de que la jueza decida si ordena o no la apertura de juicio.

   Este miércoles, la magistrada ha tomado declaración como testigo al exdirector general de Relaciones Laborales de la Generalitat Ramon Bonastre, que ha relatado las gestiones que la administración autonómica hizo para garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo de la planta de Yamaha en Palau-solità i Plegamans (Barcelona).

   Bonastre, cuyo nombre aparece citado en las conversaciones intervenidas dentro de la investigación del caso ITV, ha manifestado que hablaba con Oriol Pujol de diferentes temas que eran de interés político para el grupo parlamentario de CiU y que en una ocasión mantuvo una reunión con él sobre el caso Yamaha, según han informado fuentes judiciales.

   El exdirector general de Relaciones Laborales también ha declarado que en una ocasión vio a Sergi Alsina, amigo de Oriol Pujol y empresario de la consultora Alta Partners que asesoró en la adquisición de la planta de Yamaha por parte del grupo Sesé.

   Este miércoles también ha declarado ante la jueza Manuel Lao, director ejecutivo de Cirsa, la empresa que se quedó con la planta de Sharp en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), quien ha dicho que Oriol Pujol contactó con él para comentarle si le podría interesar adquirir Sharp.

   Según fuentes judiciales, Lao ha explicado que en esa conversación Oriol Pujol le dijo que contactaría con él Sergi Alsina, de la empresa Alta Partners, firma que también intervino en la búsqueda de un comprador para la fábrica de televisores de Sharp.

   Preguntado por si había hablado con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, sobre la adquisición de Sharp, Lao ha dicho que no recordaba haberlo hecho y que se ha reunido en ocasiones con Mas como representante de la Patronal del Juego Privado de Cataluña.

   El último de los testigos que ha comparecido este miércoles ha sido Miquel Salaet, de la empresa Miquel Salaet, dedicada al sector de la construcción, que ha declarado sobre los contactos que mantuvo con el Grupo Sesé y con Sergi Alsina en relación a la posible construcción de una campa para vehículos en Martorell.

   Según fuentes judiciales, Salaet ha dicho que su empresa estudió el proyecto e hizo una consulta con el Ayuntamiento, pero que finalmente lo desechó al considerar que no era rentable.

  Tras estas declaraciones, el fiscal Fernando Maldonado da por cerrada la investigación del caso de las ITV que, después de más de tres años de instrucción, está a punto de ser enviado a juicio, con Oriol Pujol imputado por los delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental.

   Ahora, en caso de que la juez le envíe finalmente a juicio, Oriol Pujol sería juzgado por un jurado, ya que los delitos de cohecho y tráfico de influencias corresponden ser enjuiciados por un tribunal popular. (EP)

Noticias Relacionadas: