PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El abogado Luis Cazorla culmina, en el Maratón de Berlín, su campaña para recaudar fondos contra la leucemia infantil

Es sobrino de la desaparecida fiscal Soledad Cazorla Luis Cazorla se fotografió ayer ante la Puerta de Brandeburgo, por donde discurrirá la maratón de Berlín.
|

El abogado Luis Cazorla, experto en derecho mercantil y societario, culmina, hoy, con su participación en la Maratón de Berlín con el dorsal 52.734, una campaña para impulsar la investigación contra la leucemia infantil que ha recibido 124 donaciones y recaudado más de 8.000 euros, que recibirá la Fundación Oncohematología Infantil (FOI).

Luis Cazorla es sobrino de la desaparecida fiscal de Sala del Tribunal Supremo contra la violencia de género, Soledad Cazorla, fallecida inesperadamente en Madrid en 2015.

PUBLICIDAD

A las nueve de la mañana de este domingo, Cazorla iniciará una de las pruebas más reconocidas del calendario atlético en este tipo de carrera de fondo.

PUBLICIDAD

Atrás han quedado cuatro meses de preparación y el apoyo a un reto solidario.

El cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad hasta los 14 años y cada año se diagnostican alrededor de 1.400 nuevos casos.

PUBLICIDAD

El tipo de tumor maligno más frecuente en este sector es la leucemia con el 25% seguido de los tumores del Sistema Nervioso Central (19,6%) y los linfomas (13,6%), según el Registro Nacional de Tumores Infantiles.

Este jurista madrileño reconoce que es la primera vez que participa en una carrera solidaria, aunque ya tiene la experiencia de haber corrido siete maratones con anterioridad, lo que le da una idea aproximada de cómo afrontar este tipo de competiciones.

Abogado y  profesor  universitario, práctica el deporte con asiduidad. Ahora  espera lograr terminar y mejorar su marca que está en 3h y 25 minutos.

PUBLICIDAD

Una campaña de captación de fondos que se inició en agosto

La campaña de captación de fondos se inicio hace mediados de agosto. Se ha apoyado en diferentes redes sociales donde se ha visto la solidaridad de los intervinientes con los donativos recibidos.

“Creo que hemos logrado activar el lado solidario y generoso de las personas, ahora que tanto se critica a las redes sociales como lugar de discusión y crítica a veces sin miramientos”, explica,

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo desde la plataforma Migranodearena.org  donde cada ciudadano puede impulsar un reto diferente.

Desde su web se puede ir siguiendo el estado económico de este solidario. A la hora de escribir esta información, víspera de carrera se habían recaudado 8.290 euros procedentes. Cada aportación, nos indican los organizadores,  tiene un beneficio fiscal de hasta el 75% del total

Esta Fundación se creo el 16 de Junio de 2003 por los doctores doctor Luis Madero López, catedrático de Pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid y jefe de Servicio de Oncología Infantil en el Hospital Niño Jesús de Madrid,  Manuel Ramírez Orellana, jefe de Investigación de Oncohematología Infantil del Hospital Niño Jesús, y  Javier García Castro (científico titular del Instituto Carlos III de Majadahonda).

En la actualidad también son patronos de la FOI María Teresa Barahona, médico especialista en nutrición, y sus colegas David Ruano Domínguez, Álvaro Lassaleta y Lucas Morenos, todos ellos pediatras especialistas  en Oncología Infantil en el hospital Niño Jesús

“El maratón es realmente un cúmulo de carreras. Por eso hay que tener la cabeza fría, estar fuerte mentalmente y luego que las piernas respondan a tantos kilómetros. Es fundamental no perder la concentración desde el primer momento y poder responder al reto deportivo que supone correr tantos kilómetros en solitario”, explica Cazorla horas antes en Barajas, a punto de embarcar rumbo a Berlín.

PUBLICIDAD

Maratón y abogacía: paralelismos

A nadie se le escapa las similitudes entre correr una maratón y dedicarse a la abogacía.

“Son actividades muy exigentes, donde debes saber dosificar tus fuerzas y al mismo tiempo darlo todo porque el componente vocacional es muy importante. Al igual que no todo el mundo acaba este tipo de carreras de más de 42 kilómetros, no todo el mundo soporta la presión y se mantiene en la abogacía”, señala Cazorla.

De hecho hay muchos abogados que, como él, corren en maratones y carreras de largo recorrido.

“Es una forma de soltar adrenalina y romper las tensiones del trabajo diario. Eso ha invitado a que muchos compañeros abogados estén cerca de él y lo practiquen con periodicidad cuando lo quieran hacer”.

La víspera de la carrera ha estado descansando y bebiendo mucho para estar preparado para esta cita deportiva.

La idea de relacionar este reto deportivo con la iniciativa solidaria lo puso en bandeja uno de los hijos de Luis, porque un compañero suyo de diez años, del equipo de hockey padecía leucemia, una enfermedad devastadora cuando se tienen esas edades.

«Al final te planteas como puedes ayudar. Me enviaron a la fundación que respalda este reto», cuenta el abogado-atleta.

Al final la campaña ha superado con creces las expectativas y se han recaudado, vía «crowdfunding» más de 8000 euros, cantidad que se reclamaba, y que se ha superado de forma amplia.

“Aún siguen llegando donativos. La verdad es que desde aquí quiero agradecer a todos los que se han implicado con sus donaciones. Todas ellas han logrado que hayamos superado la cantidad pensada”, apunta.

Gracias a una plataforma de «crowdfunding» ha permitido que quienes estuvieran interesados pudieran aportar esas cantidades.

Junto a ello el reto deportivo de Cazorla que quiere acabar el Maratón de Berlin y superar  su marca personal de 3 horas 25 minutos.

Nuestro entrevistado lucirá una camiseta con el lema “ Todossomos Kike”.

“Lo primero es acabarlo y luego ver si podemos mejorar la marca”, cuenta.

Sobre la preparación del Maratón, nos indica que“ si tienes un estado de forma aceptable porque haces deporte con cuatro meses de trabajo.  En este caso en ese periodo de tiempo he estado entrenando cinco o seis días a la semana y una media de 70 km semanales. Se trata de sumar el máximo número de kilómetros posible sin lesionarte, cuestión que es complicada porque con el calor no es sencillo trabajar. Sin embargo, con restos como éste se hace el esfuerzo más llevadero”.

Sin embargo, tiene claro que en una prueba tan peculiar como es el maratón influyen muchos factores.

“Desde el tiempo que haga, tu estado de ánimo y como vayas afrontando los primeros kilómetros, son claves para saber si uno va a acabar la carrera. Esta prueba tiene un componente de incertidumbre que le hace atractivo, sin lugar a dudas. En este tema las matemáticas no valen y hay que estar preparado para cualquier eventualidad”, declara.

Becas Soledad Cazorla

Su tía, la fiscal Soledad Cazorla, hermana de su padre, dejó un legado importante. El Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla Prieto surge del compromiso de su familia y de la Fundación Mujeres, con la protección y apoyo a los niños y niñas huérfanas como consecuencia de asesinatos de violencia de género

“En este proyecto está involucrado mi tío Joaquín y mis primos, aunque también ayudo en lo que sea necesario  Acaban de organizar un concierto con Cadena Dial con el ánimo de captación de fondos para las becas destinadas a aquellos niños húerfamos de violencia de genero», cuenta Luis Cazorla.

Esta fue una idea que alentó siempre la labor de la desaparecida fiscal durante el tiempo que estuvo al frente de la mencionada Fiscalía y que se hizo realidad tras su desaparición.

Con el desarrollo de estas becas no sólo se rinde  un merecido homenaje a Soledad Cazorla Prieto, sino que se  continuaa  con su labor y atender a una de sus principales preocupaciones; el apoyo y la protección de los hijos que quedan huérfanos a causa de los crímenes de la violencia de género.

Las becas que se gestionen desde este Fondo estarán destinadas a intentar reparar, al menos en parte, el daño que han sufrido estos menores, a través de unas ayudas económicas destinadas a facilitar el desarrollo de estudios universitarios o el acceso a servicios de refuerzo educativo y/o psicológico que puedan necesitar los huérfanos y las huérfanas en edad escolar.