PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Los jueces comunicadores serían una buena solución para la Justicia”, según Juan Carlos Campo

Juan Carlos Campo, autor de estas declaraciones, junto a María Peral y Cristóbal Martell. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

“No es idea mía. Ya la han propuesto los Jueces Decanos y ahora los presidentes de Audiencias Provinciales. La Justicia necesita de iniciativas innovadoras y los jueces comunicadores pueden ser una buena solución para la Justicia”

Son palabras del diputado socialista, Juan Carlos Campo, magistrado en servicios especiales, ex secretario de Estado de Justicia y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Uno de los hombres que mejor conocen la Administración de Justicia, sus problemas, sus cuellos de botellas y sus soluciones.

Y está, para Campo, es una de ellas.

“En 2004 el CGPJ, en el que serví, puso en marcha las oficinas de comunicación de la Justicia. Son 19. Una por cada uno de los 17 Tribunales Superiores de Justicia, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.  Han funcionado muy bien. Ahora es el momento de dar un paso adelante, hacia esta figura”,  dijo Campo durante su intervención en el panel sobre “Derecho a la información, secreto sumaríal y juicios paralelos”, que moderó María Peral, de El Español, y en el que también tomó parte el abogado Cristóbal Martell.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La figura del juez comunicador, desarrollada en Holanda y extendida por países del norte de Europa -recomendada por la Red de Consejos del Poder Judicial de Europa-, hace las veces de explicador, de traductor al lenguaje de la ciudadanía de aquellos casos que necesiten de aclaración, a través de los medios de comunicación y con la asistencia de los jefes de comunicación del CGPJ y el visto bueno de los presidentes de los órganos judiciales.

Es una “transposición” de una figura que utilizan de forma común Policía Nacional y Guardia Civil.

“En el Ministerio de Justicia, del que forma parte, hasta 2011, le dimos mucha importancia a la modernización del lenguaje judicial. Si el 117 de la Constitución dice que la Justicia emana del pueblo, el lógico que el pueblo entienda los autos y sentencias de la Justicia. Nadie puede discutir eso. Esta figura podría contribuir en positivo hacia ese objetivo”, explicó después a Confilegal.

PUBLICIDAD

Cristóbal Martell, conocido abogado penalista catalán, se pronunció a favor de la propuesta del magistrado del Tribunal Supremo, Antonio del Moral, que defiende que la fase de instrucción no sea secreta, como hora, porque es imposible mantener dicho secreto. Aunque sí se pronunció a favor de que las intervenciones telefónicas sí lo sean. Y, por supuesto, que el sumario siga siendo secreto cuando así se decrete expresamente.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD