David Ruiz de León, CEO de la plataforma de critpomonedas Kuailian:»Actuamos conforme a la ley; no hay estafa piramidal»
David Ruiz de León, autor de estas declaraciones, creador y CEO de la plataforma de criptomonedas Kuailian. Foto: Kualian.

David Ruiz de León, CEO de la plataforma de critpomonedas Kuailian:»Actuamos conforme a la ley; no hay estafa piramidal»

|
27/4/2022 12:02
|
Actualizado: 22/6/2022 13:44
|

Frente a las noticias que, últimamente, se están prodigando sobre causas abiertas en la Audiencia Nacional y en otros juzgados de instrucción españoles sobre supuestas estafas piramidales realizadas con criptomonedas, David Ruiz de León, creador de la plataforma Kuailian y CEO de la empresa Kuailian App OÜ, ha dado un paso al frente en el mundo de la comunicación para combatir públicamente, precisamente, esa impresión.

«La plataforma Kuailian se ha diseñado sobre una tecnología ‘Blockchain’ para que su sistema automático pueda realizar el pago de rendimientos de forma directa a las billeteras personales designadas por cada usuario», afirma.

En la actualidad, la compañía es objeto de una investigación por parte de la Audiencia Nacional, que le atribuye una supuesta estafa piramidal y un delito fiscal.

El máximo responsable de Kuailian niega haber cometido ninguna irregularidad y exhibe como mérito haber llegado a tener más de 63.000 usuarios en su plataforma procedentes de unos 135 países.

La empresa, además, se congratula de haber repartido en rendimientos más de 139.900.000 USDT (criptomoneda con un valor equivalente al dólar estadounidense, por lo tanto son 139,9 millones de dólares o 131.805.386 euros), haber pagado en liquidaciones más de 46.900.000 USDT (44.186.366 euros) y haber recomprado por un precio superior a los 23.800.000 USDT (22.422.932 euros), todo ello con un «pool» de 132.000.000 USDT (124.362.480 euros).

Ruiz de León ha respondido a las imputaciones que les atribuyen las autoridades policiales y que ha publicado en exclusiva «Fuentes Informadas», un nuevo medio dedicado al periodismo de investigación. Por el interés de su contenido, lo reproducimos aquí con su permiso.

Señor Ruiz de León, se les acusa de la creación de un sistema de inversión piramidal denominado Kuailian, que presentan como un ficticio sistema de inversión de criptomonedas con ganancias exponenciales con el fin de atraer inversores que realicen transferencias de cantidades elevadas para eludir los controles de la Agencia Tributaria, sin que su operativa responda a un negocio real que lo sustente. 

Nuestro sistema no es ficticio y se basa en la generación de comisiones mediante la validación de transacciones en las redes de ciertas criptomonedas. Por el servicio de validación, prestado en la red de una determinada criptomoneda, se pueden percibir comisiones. Esto es lícito. Esto no tiene nada que ver con eludir el control de la Agencia Tributaria y menos aún con un esquema piramidal.

También aluden a que este sistema llevaba a los clientes al engaño estableciendo recompensas que se determinan por la compra de un producto denominado “Kuais”, con un contrato de 1000 días de duración y que la plataforma recibe los pagos y envía los rendimientos única y exclusivamente en la criptomoneda “Ethereum”, como así lo expone en sus términos y condiciones legales.

En ningún momento hemos engañado a nuestros clientes. La criptomoneda Ethereum se utilizó en nuestra plataforma para recibir y enviar pagos, debido a que la tecnología de base que elegimos para la operación fue la de la red Ethereum, pero nunca se ha hecho «staking» con Ethereum ni la compañía tiene Ethereum.

La propia policía de la UDEF, en el informe que ha presentado a la Audiencia Nacional, concluye que en el sistema de Kuailian el cliente no realiza ninguna inversión en Ethereum, sino que esta criptodivisa es la moneda para realizar los pagos (del cliente a Kuailian y de Kuailian al cliente), y que en relación al cambio del Ethereum a Tether, esta criptodivisa cumpliría la utilidad de la primera: sirve para transformar el dinero del cliente, y sirve para pagar los rendimientos obtenidos de la inversión, sin que la inversión recaiga en esa moneda.

Los investigadores dicen que una de las razones por las que consideran piramidal este sistema es la forma en la que los inversores recibían comisiones por invitar a nuevos clientes, lo que ha generado red exponencial de captación masiva que ha llevado a cantidades ingentes de víctimas de la plataforma.

En primer lugar, es importante dejar claro que en nuestra plataforma no hay ninguna víctima. Nuestros clientes decidieron comprar un producto de riesgo, con el objetivo de generar un beneficio, pero asumiendo que el mercado podría causarles pérdidas. Nadie les obligó a tomar la decisión y, por lo tanto, cada uno de ellos es responsable de la decisión que tomó.

Afortunadamente, todos los clientes que han seguido nuestras recomendaciones han tenido buenos resultados con nuestros productos y, en todo momento, hemos buscado aportar soluciones a los retos dados por el mercado, abriendo la puerta para aquellos que no han querido aceptar nuestras propuestas y ayudando a aquellos otros que han decidido permanecer con nosotros.

En segundo lugar, decir que un sistema de marketing de referidos es piramidal porque paga comisiones a los clientes que recomiendan, en base a un rapel de comisiones por niveles, es cómo decir que un científico es un brujo y pretender quemarlo vivo en público…

«Es importante dejar claro que en nuestra plataforma no hay ninguna víctima. Nuestros clientes decidieron comprar un producto de riesgo, con el objetivo de generar un beneficio, pero asumiendo que el mercado podría causarles pérdidas. Nadie les obligó a tomar la decisión y, por lo tanto, cada uno de ellos es responsable de la decisión que tomó»

O como decir que Amazon, Vodafone y otras compañías de prestigio que usan el mismo sistema son un esquema piramidal y fraudulento. Según nuestros detractores este sistema de marketing es piramidal, pero curiosamente es utilizado hoy en día por empresas de renombre como entidades bancarias, proveedores de telefonía, restaurantes, cines, etc.

No somos responsables de la falta de conocimiento de aquellos que nos acusan y tampoco de la falta de criterio de aquellos que se dejan manipular por los primeros.

En tercer lugar, decir que hay cantidades ingentes de afectados, cuando menos de 200 clientes se han personado en las actuaciones como querellantes contra nosotros en la Audiencia Nacional, entre los más de 50.000 usuarios de nuestra plataforma, no tiene mucho sentido.

Adicionalmente, podemos probar con documentos que la gran mayoría de nuestros clientes tuvieron un balance positivo y que, los que no lo tuvieron, han tenido la oportunidad de acogerse a un programa de recompra que les garantiza finalizar su relación con nosotros con un rendimiento mínimo del 160 % sobre el valor de su aportación a nuestra plataforma.

Sobre estas líneas, el logo de Kuailian plataforma de criptomonedas que creó de la nada Ruiz de León.

Las autoridades policiales (Guardia Civil de Pontevedra y el Grupo II de Fraude Financiero de la Brigada Central de Delincuencia Económica y Fiscal de la UDEF) hablan de rentabilidades imposibles. Es decir, que los afectados compraron Kuais por una cantidad de la criptomoneda Ethereum equivalente a 100 dólares por cada Kuais adquirido. Había dos tipos de licencias: de bajo riesgo y medio riesgo. Las de bajo riesgo ofrecían una rentabilidad del 6% mensual y las de riesgo medio, un 17%, por lo que se ofrecía un retorno de la inversión anual del 72% y un 204%. Con interés compuesto, la rentabilidad sería del 200% y 658% y a 1.000 días del 814% y del 28.489%, respectivamente.

En ningún momento se han hecho promesas de rendimientos y exclusivamente se han mostrado los rendimientos históricos, haciendo hincapié en que estos no garantizan rendimientos futuros.

Tampoco se ha hablado de rendimientos aplicando interés compuesto. Ningún escenario financiero realista permite la aplicación de un interés compuesto ya que el mercado es finito, del mismo modo que esto no impide la obtención de rendimientos altos en momentos puntuales del mercado, en los que se dan las condiciones adecuadas.

Tanto la Guardia Civil como la UDEF, parten en sus afirmaciones de la información de una entidad anónima que utiliza una web llamada Tulip Research, que vierte acusaciones falsas con información manipulada.

Pero la firma Tulip Research, que se titula como firma de análisis forense financiero sin ánimo de lucro y experta en tecnología blockchain, afirma que la actividad de Kuailian es “fraudulenta e insostenible”.

Como ya hemos dicho, dicha empresa vierte acusaciones falsas con información manipulada. La afirmación de Tulip salió en dos diarios: elDiario.es y El Confidencial, que no se molestaron en contrastar la veracidad de esta afirmación y que fue copiada por otros medios.

Es lamentable que se tome como válido el testimonio de un acusador anónimo (Tulip Research opera en las sombras y no brindan ninguna información sobre su liderazgo, estructura, financiación o los autores de sus diversos informes. De hecho, nadie aparece en el «whois» de su página web) en un asunto tan grave como este, en el que evidentemente hay muchos intereses ocultos en provocar un daño reputacional a nuestra empresa. 

«Las denuncias presentadas y los informes de Guardia Civil y Policía Nacional se basan en gran parte en un informe defectuoso que fue diseñado específicamente para desacreditar el modelo de negocios de Kuailian manipulando a la opinión pública contra nosotros»

Nosotros hemos encargado y presentado a la Audiencia Nacional un informe sobre el contenido del informe de Tulip Research, realizado por la empresa XK GROUP, y suscrito por Kevin Hulbert (fue un oficial de la CIA de carrera, asesor senior del FBI para la lucha contra el terrorismo y miembro de la Junta Asesora de Inteligencia del Presidente, habiendo trabajado extensamente con varios interlocutores españoles, incluidos el CNI, la Guardia Civil y la Policía Nacional de España).

En el informe de Tulip Research titulado «Kuailian: Esquema Ponzi de Masternodos» se utiliza una variedad de suposiciones defectuosas para llegar a conclusiones contrafactuales e incorrectas, engañando a los lectores, y no tiene fundamento.

Las denuncias presentadas y los informes de Guardia Civil y Policía Nacional se basan en gran parte en este defectuoso informe, y el hecho de que se haya publicado de forma anónima (no hay nadie detrás) y días después de la fundación de la organización Tulip Research, sugiere que la preparación del informe fue la razón clave para la creación de Tulip Research y que el informe fue diseñado específicamente para desacreditar el modelo de negocios de Kuailian manipulando la opinión pública contra Kuailian.

Algunos clientes se lamentan de no haber percibido beneficios derivados de la inmensa revalorización al alza de la moneda Ethereum o ETH, (un 1.000 % aproximadamente, cotizando a día de hoy en unos 2940 dólares) desde que realizaron su inversión, cuando costaba en torno a 200 dólares.

Si nos atenemos al funcionamiento de nuestra plataforma, podemos entender algo que la Policía, en sus investigaciones, ha confirmado: cuando los clientes compraban nuestro producto, la forma de pago aceptada en la plataforma era el ETH -al utilizar la red Ethereum- y el valor de compra de cada Kuai (100 USDT, no 100 ETH) se pagaba en su contravalor en ETH. Una vez recibidos los ETH, se convertían en otras criptomonedas para realizar las operaciones de «staking» y en ningún caso se almacenó ETH proveniente de los clientes.

Los rendimientos producidos con el «staking», compuestos de diferentes monedas, se pagaban a los clientes por su contravalor en ETH.

Este proceso era necesario, ya que nuestra herramienta de dispersión automática estaba construida con la tecnología de ETH y nuestra propuesta comercial se basaba en que el cliente solo necesitase utilizar una billetera de ETH, con el objetivo de facilitar la experiencia de usuario.
La subida de ETH es una condición de mercado que no podemos controlar.

Los clientes se quejan hoy porque ETH tiene un precio muy elevado, pero la pregunta es: ¿se quejarían de la misma manera si ETH tuviera un valor de 80$? En este caso, ¿también reclamarían sus ETH?

No podemos olvidar que el ETH en enero de 2018 alcanzó un valor máximo de 1.440 USDT y se desplomó hasta alcanzar un mínimo de 81,79 USDT en diciembre de 2019. Esta circunstancia podría darse de nuevo en el mercado y quienes se quejan de algo así, entendemos que son unos oportunistas que no tienen la responsabilidad suficiente como para asumir las consecuencias de sus decisiones.

Los rendimientos que producían los masternodos fueron disminuyendo de forma abrumadora, pese a que el mercado de las criptomonedas estaba subiendo al alza. ¿Qué ocurrió?

La disminución de los rendimientos se debió a dos situaciones, explicadas ya en numerosas ocasiones:

Primero, nuestro «pool» de «staking» producía rendimientos en diferentes criptomonedas, las cuales eran convertidas a ETH para realizar los pagos a los clientes. En este proceso, si el valor de ETH crecía más que el de las criptomonedas producidas, al llevar a cabo el cambio, se obtenía una cantidad menor de ETH como resultado.

Segundo, las correcciones bruscas que el mercado sufrió en varias ocasiones produjeron una bajada drástica del valor de las monedas de baja liquidez que componían el «pool», causando una pérdida sustancial en el valor total de este. Inevitablemente, para evitar una pérdida irrecuperable, ya que algunas monedas de baja liquidez llegaron a perder todo su valor durante las correcciones del mercado, nuestro sistema vendía dichas monedas en el mercado para refugiarse en más monedas de alta liquidez, situación que provocaba una bajada de los rendimientos, muy acusada en el cambio a ETH.

Estas situaciones representaron una circunstancia de mercado que no pudimos controlar y que formaba parte de los riesgos del producto.

Se atribuye a Kuailian falta de transparencia. Por ejemplo, que no ha publicado nunca los enlaces a los presuntos masternodos ni las conversiones que hacían con los Ethereum invertidos por los clientes. Es más, se ha llegado a decir que no existían masternodos.

Esta afirmación denota una falta grande de conocimiento de nuestra historia. En un principio, nuestra plataforma tenía en el área de cliente un menú en el que se podían ver los masternodos que componían el pool e incluso datos como su IP.

Lamentablemente, debido a los numerosos ataques informáticos que comenzamos a sufrir y que ponían en riesgo los fondos de nuestros clientes, nos vimos obligados a ocultar dicha información.

No obstante, nuestra base de datos se encuentra en AWS y recoge toda la información de los masternodos, transacciones y cualquier dato relacionado con la operación de nuestro sistema.

De hecho, ha sido aportada a la Audiencia Nacional un volumen de documentación que supera los 150.000 folios. Las decisiones que tomamos, por seguridad, no implican que nuestra operativa no fuese real.

En cuanto a la inexistencia de los masternodos, el hecho de que los que nos acusan se piensen que un masternodo se compra en una tienda y te dan una factura por él, no significa que no existan.

No existe ningún documento o certificado emitido por las Blockchain que acredite la propiedad de los masternodos, dicha titularidad se acredita mediante la propiedad de la billetera o wallet que, a su vez, solo puede ser verificada mediante la llave privada de cada una de las billeteras.

Hemos aportado a la Audiencia Nacional documentación técnica explicando la implementación de un masternodo, así como información que contiene más de 14.700.000 códigos de transacciones y direcciones de billeteras que acreditan la realidad de la existencia de los masternodos.

Entonces, ¿estamos o no ante un esquema Ponzi (supuesta estafa piramidal)?

Si la compañía hubiese usado lo obtenido por las aportaciones de los nuevos usuarios para pagar a los antiguos, sí sería un sistema ponzi. Con los datos que ya hemos ofrecido a la Audiencia Nacional de pagar rendimientos por más de 139.900.000 USDT, con un Pool de 132.000.000 USDT, o la compañía ha puesto dinero de su bolsillo o realmente ha producido rendimientos con el staking.

Es más, a todos los clientes se les ha ofrecido la posibilidad de recomprar sus productos, pudiendo obtener un mínimo del 160% de rendimiento sobre la cantidad aportada al Pool.

Los investigadores afirman que hay un socio fundador llamado Miguel Ángel Tello Encinas que se encuentra en concurso de acreedores y que no podía realizar esta misión por estar declarado en concurso e intervenido por la administración concursal ordenada por el juzgado. Este señor ha manifestado que en la gestión de la empresa había opacidad.

La situación que Miguel Tello tenga por su historial como empresario no puede ser tomada como indicio de delito cometido por Kuailian App OÜ. Miguel no ha sido socio de la compañía en ningún momento y aunque sí ha participado en la venta de los productos, nunca ha tenido acceso a la información más sensible, debido a que no era de su competencia.

«La CNMV incluyó nuestra compañía en un listado de más de 60 empresas («Coinbase», uno de los principales «exchanges» de criptomonedas, entre otras) que no están cometiendo ninguna ilegalidad y que simplemente no son reguladas por la CNMV, porque esta carece de preparación para hacerlo»

También se les atribuye un supuesto blanqueo de capitales. El negocio figura con sede en Estonia cuando las operaciones se realizaban desde Madrid.

Hay más de 50.000 clientes activos en más de 130 países. No es una actividad desarrollada exclusivamente en España. Teniendo en cuenta, además que la mayor facturación siempre provino de otros países y no de España.

La razón por la que se elige Estonia como jurisdicción para establecer Kuailian App OÜ es porque en ese país se han creado leyes para regular algunas actividades con criptomonedas y, por lo tanto, están más preparados para albergar una empresa como la nuestra.

Respecto a la acusación de evasión fiscal, podemos decir lo siguiente: La red blockchain de Ethereum es transparente y se puede ver la facturación de nuestra empresa, ya que hemos hecho públicas desde el inicio nuestras cuentas de criptomoneda asociadas a la compañía.

Por otro lado, la plataforma emite facturas a todos los clientes para que cumplan con su responsabilidad con los organismos tributarios de sus respectivos países (hay emitidas más de 1.600.000 facturas que los clientes se han podido descargar de su «BackOffice»).

De hecho, pusimos a disposición de nuestros clientes españoles una asesoría fiscal para enseñarles a pagar sus impuestos, mediante la colaboración con un despacho español que estuvo atendiendo numerosas consultas e incluso realizó algunos videos explicativos sobre el funcionamiento de la ley tributaria española en materia cripto. 

Por otro lado, el desarrollo de negocio estuvo enfocado al mercado internacional. Nuestras conferencias y presentaciones corporativas se realizaban en español y en inglés, del mismo modo que nuestra web estuvo traducida a más de siete idiomas.

La CNMV advirtió de un evidente riesgo para los afectados porque Kuailian carece de autorización y no está registrada.

La CNMV nos pidió información y se la hicimos llegar, cumpliendo con nuestra obligación, hasta el momento en el que nos solicitaron la entrega de toda la información de nuestros clientes, violando así la Ley de Protección de Datos ya que ellos nos prometieron que serían “absolutamente confidenciales”.

Ante nuestra negativa a violar una ley, nos ofrecimos a entregarles los datos de varios clientes, previa autorización por su parte, y así lo hicimos. Tras esta comunicación, la CNMV no volvió a contestar y misteriosamente el periódico Expansión hizo una desafortunada publicación acusatoria sobre nuestra compañía.

La realidad es que la CNMV incluyó nuestra compañía en un listado de más de 60 empresas («Coinbase», uno de los principales «exchanges» de criptomonedas, entre otras) que no están cometiendo ninguna ilegalidad y que simplemente no son reguladas por la CNMV, porque esta carece de preparación para hacerlo. De hecho, la CNMV no se pronuncia sobre la conformidad o no con la normativa vigente de la posible actividad de las entidades incluidas en dicho listado.

La investigación estima que hay unos 17.000 afectados en España.

Víctimas de qué o de quién. ¿Es una víctima alguien que ha conseguido un rendimiento del 4.318,57% sobre la cantidad que aportó al pool, o del 4.034,94%, o del 2.041,93%? ¿Acaso es una víctima alguien que solicitó la liquidación anticipada de sus contratos, se le concedió y firmó aceptando la liquidación con un rendimiento del 175,67%? Pues esos son alguno de los querellantes.

Lo cierto es que después de un año de actuaciones ante la Audiencia Nacional, hay menos de 200 querellantes, de entre más de 60.000 clientes, y podemos asegurar que ninguno es víctima de Kuailian.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Tribunales