PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Firmas

Las TICS tienen una gran importancia en el área de la salud

Javier Puyol
Las TICS tienen una gran importancia en el área de la salud
Javier Puyol es abogado y socio de ECIXGroup.
10/1/2016 20:10
|
Actualizado: 21/3/2016 12:35
|

La informática en salud o informática médica es la aplicación de la informática y las comunicaciones al área de la salud mediante el uso del software médico, y forman parte de las tecnologías sanitarias.

Su objetivo principal es prestar servicio a los profesionales de la salud para mejorar la calidad de la atención sanitaria. Wikipedia señala que es la intersección de las ciencias de la información, las ciencias de la computación y la atención de la salud.

Se ocupa de los recursos, los dispositivos y los métodos necesarios para optimizar la adquisición, almacenamiento, recuperación y utilización de la información en salud y en biomedicina.

Los instrumentos informáticos de la salud incluyen no solo los ordenadores, sino también guías de práctica clínica, terminología médica formal, y de sistemas de información y comunicación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Existen varias formas de definir a la informática médica. Enrico Coiera la define como: «Es el estudio de cómo el conocimiento médico multidisciplinario es creado, conformado, compartido y aplicado». La informática médica se apoya actualmente en las tecnologías de la información y comunicación (TIC’s), y arriba al concepto de e-salud, telesalud y telemedicina.

Mientras que la e-salud (la salud electrónica) es un nombre genérico que engloba todas las aplicaciones informáticas en el ámbito de la salud, la telesalud se refiere al uso de las TIC en las tareas médicas ejecutadas a distancia.

Estas tareas no solo se enfocan en la atención de pacientes, sino también en la capacitación y educación médica a distancia.

En la medicina el uso de ordenadores va desde el diagnóstico de enfermedades, hasta el diagnóstico de enfermedades hasta el monitoreo de los signos vitales de un paciente en un nivel operatorio o postoperatorio.

PUBLICIDAD

Permiten, asimismo, realizar operaciones muy especializadas como la cirugía de ojos con rayos laser, el examen de rayos x, las ecografía, los TAC’s y otras muchas actuaciones de diferentes índoles.

Por ello, los sistemas de información enfocados al área de salud han venido desarrollándose de forma autónoma, y no comparten necesariamente criterios homogéneos y disponen de enormes volúmenes de datos que suponen flujos de información extraordinariamente complejos, constituyendo una aportación absolutamente necesaria para la sociedad.

Debe tenerse muy presente, que las posibilidades que las TIC ponen a disposición de la comunidad ayudan a una mejora de la calidad de la vida de la mismas, y al bienestar de las personas, lo que ayuda también a disminuir los desequilibrios y desigualdades del acceso a los servicios de salud de los ciudadanos, optimizando la relación coste-beneficio, a la vez que favorecen su desarrollo y crecimiento.

PUBLICIDAD

Por ello, es preferible hablar de integración de las TIC’s en los sistemas de salud antes que su mayor interconexión.

Durante los últimos años el uso de sistemas electrónicos basados en microprocesador han supuesto un hito muy importante en la evolución de la electrónica y por ende, también en todos los ámbitos en los que se emplean medios electrónicos.

PUBLICIDAD

Tal como ha puesto de manifiesto Himar Alonso, la medicina es sin duda uno de estos ámbitos en los que gracias a la integración del microprocesador hoy disponemos de equipos de diagnóstico y tratamiento más potentes, precisos y fiables, y a su vez menos invasivos y menos dañinos para la salud del paciente.

En los equipos electrónicos utilizados en medicina, para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, los más utilizados son aquellos que poseen sistemas electrónicos integrados tienden a controlarse mediante el uso de pequeños microprocesadores o microcontroladores.

El abaratamiento de los circuitos integrados (y por tanto de los microprocesadores) ha sido sin duda una de las razones más importantes que han posibilitado este hecho. Como resultado se tienen nuevos productos, más precisos, más fiables, y con nuevas funcionalidades, que aportan más información y de más calidad al personal sanitario, contribuyendo en definitiva, a una mejor atención al paciente.

PUBLICIDAD

El significativo avance de las tecnologías de la información y la comunicación en los últimos tiempos permite su aplicación al sector salud de numerosas maneras, aportando beneficios de calidad y seguridad, así como un significativo ahorro económico.

Por ello, en los últimos años está desarrollándose un debate internacional sobre los beneficios de la aplicación de las TIC al ámbito sanitario, tal como ha puesto de manifiesto la OCDE. Los principales beneficios de la implementación de las TIC en el sector sanitario son cuatro:

a). El incremento de la calidad en la atención al paciente y de la eficiencia: Una de las carencias más importantes del sector es la fragmentación de la atención sanitaria y las dificultades de trasmitir eficazmente la información. Las TIC pueden ayudar a mejorar la seguridad del paciente mediante el acceso directo al historial médico, la consulta online de los tratamientos, registrando la evolución de los enfermos y previendo posibles errores médicos. El estudio refleja que estas herramientas son percibidas entre profesionales y usuarios como sustancialmente positivas para mejorar la seguridad del paciente, por lo que los países promueven su implantación.

b). La reducción de los costes operativos de los servicios médicos: Las TIC ayudan a disminuir este tipo de costes con la reducción del tiempo requerido para procesar datos o manejar documentación. Los médicos suecos ahorran hasta treinta minutos diarios gracias a la receta electrónica. El sistema de archivo y transmisión de imágenes (PACS, por sus siglas en inglés) se presenta como indispensable para el desarrollo de la historia clínica electrónica (EHR, por sus siglas en inglés) y la telemedicina, ya que reduce los tiempos de los análisis y los resultados.

c). La disminución de los costes administrativos: La facturación presenta grandes posibilidades de ahorro gracias al uso de las TIC. En Estados Unidos, el coste unitario de las transacciones en papel ha disminuido, desde que en 1997 comenzaran a sustituirse por las operaciones electrónicas, de cinco dólares a 25 centavos. A pesar de la evidencia de estos datos, la facturación electrónica aún no está ampliamente extendida en la mayoría de los países.

d). La posibilidad de llevar a cabo modelos de sanidad completamente nuevos: Las TIC han sido definidas como tecnologías con un alto potencial transformador ya que presentan nuevas formas de ejercer la medicina y desarrollar la sanidad. En el estudio se reflejan tres grandes mejoras:

d.1.). La renovación de la atención primaria. En los seis países del estudio las TIC se están usando para mejorar tres áreas específicas: el cuidado de las enfermedades crónicas, la práctica generalizada del servicio de entrega de información multiuso y el avance en la coordinación de los cuidados sanitarios.

d.2.). La mejora del acceso a la sanidad: Las TIC, especialmente la telemedicina y el PACS, son usadas con excelentes resultados en las poblaciones rurales o remotas.

d.3.). Mejora de la calidad de la medición y el rendimiento de la supervisión: Los seis países analizados están empleando las TIC para enriquecer sus sistemas sanitarios. La recogida y el procesamiento de datos electrónicos posibilitan el acceso a la información.

Como consecuencia de la implementación de las TIC, los países aspiran a obtener mayores eficiencias en el ámbito de la salud. En otras, se pueden señalar como principales ventajas, las que se exponen a continuación:

a). Equilibrio entre los incentivos con las prioridades del sistema sanitario y con la justa asignación de costes y beneficios. Reducir las barreras financieras es fundamental para la aplicación de las TIC en la sanidad. Es de esperar que cuando se aporten sólidas evidencias de las ventajas de la implementación se acelere el proceso de adaptación a las TIC. De momento, en los países estudiados, son los gobiernos los que han abanderado la esta promoción en la sanidad, generalmente a través de subvenciones.

b). Conseguir estándares unitariamente definidos y consistentemente implementados. El creciente aumento de la información sanitaria producida y recogida por las TIC está ocasionando serios problemas. Las historias clínicas electrónicas están diseñadas para ser fácilmente comprendidas y descifradas. Sin embargo, la estandarización sigue siendo una exigencia política y logística a resolver, por lo que gobiernos y empresas están buscando soluciones

c). Alcanzar sólidos y fiables métodos de privacidad y seguridad. El tratamiento de la información médica puede ser extremadamente delicado, la ética profesional en los sistemas de salud requiere una estricta confidencialidad. En los casos estudiados, ante la necesidad de conseguir el consentimiento de los pacientes y de tener que compartir los datos de los enfermos en diferentes áreas médicas, queda patente la duda sobre quién tendría derecho a acceder a qué datos, cómo regularlos y por quién. Además, en ocasiones, la privacidad está legislada, a la vez, a nivel nacional y local o regional, lo que dificulta los procesos.

Las aplicaciones en la nube, y la proliferación de los dispositivos móviles, también están aportando nuevas ventajas y sinergias en el ámbito de la salud. Así entre otras, se pueden señalar las siguientes:

a). El aumento del tiempo disponible para pacientes que conduce a una mejoría de la calidad de los cuidados y de la asistencia por parte del personal sanitario.

b). La disponibilidad y obtención de información en pocos segundos en cualquier lugar y momento, tanto de pacientes como de datos administrativos.

c). Incremento de la captura de datos de manera fácil y exacta

d). El ahorro de tiempo significativo a través de la eliminación de la recogida manual de datos.

e). La mejora la movilidad de los médicos sin comprometer la accesibilidad a los datos.

f). La disminución del el número de errores médicos y del resto del personal sanitario, sobre todo de medicación y posologías (ilegibilidad), datos incompletos o deficiencias.

g).Facilita la toma de decisiones a tiempo y de manera más exacta en el punto de cuidado del paciente (gran capacidad de almacenamiento de datos e información).

h).Facilita las referencias con otras aplicaciones: bases de datos de fármacos, etc.

Sin embargo la proyección de las TIC’s en el ámbito de la salud tienen otras perspectivas. Así, por ejemplo, José Luis Monteagudo ha resaltado el papel de las TIC’s en investigación en biomedicina y la salud. Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC’s) son hoy día instrumentos básicos para la investigación biomédica y de salud.

La adopción y el uso eficiente de las TIC’s están ligados a la capacidad competitiva de los investigadores y las organizaciones en un marco de globalización de la ciencia.

Los investigadores constituyen un prototipo de «trabajadores del conocimiento».

Su actividad es intensiva en el manejo de información, la obtención y el procesamiento de datos. La comunicación con otros colegas, el trabajo cooperativo en grupo y la difusión de los resultados constituyen otros elementos característicos de la actividad investigadora que cada vez se sustenta más en el uso de tecnologías de la información y comunicaciones.

El rango de uso de estas tecnologías es muy amplio cubriendo desde redes de sensores y micro dispositivos electrónicos al diseño de fármacos con supercomputadores, o el uso de laboratorios automatizados y biotelemetría de pacientes ambulatorios.

La popularización de los ordenadores personales ha supuesto la posibilidad de disponer de capacidades crecientes de soportes de ofimática, de cálculo matemático y bioestadística.

Por otra parte, la investigación biomédica y de salud ha tenido vocación de colaboración internacional para la difusión de resultados y para el desarrollo de proyectos multicéntricos.

Hoy día, gracias a Internet, los investigadores tienen acceso a una fuente ingente de información en la punta de sus dedos en su propia mesa y, además, es posible el trabajo en grupos, consorcios, y redes independientemente de la localización de los investigadores o los recursos de conocimiento.

Así por ejemplo, tanto el Programa Nacional de I+D+I en España como el Programa Marco de la UE han promovido las redes temáticas multicéntricas de investigación.

Un aspecto importante a considerar es la velocidad de cambio de la tecnología así como su extensión creciente en todas las actividades. Todo ello lleva a la consecuencia de que la adopción y uso de las TIC’s en el ámbito de la salud está ligado a la eficiencia y competitividad.

Las necesidades se refieren al desarrollo de las actividades propias de los proyectos de investigación pero también de formación continuada, docencia y desarrollo profesional.

Finalmente, es importante considerar como las nuevas tecnologías además de facilitar nuevos instrumentos significan nuevas culturas de trabajo y presentan nuevos dilemas de carácter ético y legal para los investigadores que necesitarán formarse en nuevos entornos de trabajo.

Actualmente la informática  está muy aplicada en el campo de la enseñanza de la medicina.

El uso de la multimedia, tal como señala Santiago Barragán, permite integrar en un solo producto los medios audiovisuales y la posibilidad de interacción que aporta la computadora.

Lo cual, si bien puede ser útil para cualquier tipo de software educativo, lo  es especialmente para el que se desarrolla para disciplinas médicas. La multimedia y la realidad virtual permiten un mayor nivel de realismo, una mayor objetivación, mediante la incorporación de audio, imágenes fijas y animadas, incluso en tercera dimensión, videos etc., y su característica más importante: una mayor interacción.

A su vez, gracias a dicha aplicación, se logran realizar las operaciones asía los pacientes de manera  eficaz y segura. Los beneficios que brindan el software en dicho campo, Han ido mejorando aún más ya que a medida que avanza la tecnología, los sistemas operativos brindan muchísima ayuda en la realización de medicamentos, gracias a aporte brindado por parte del software que permiten la visualización del proceso de fabricación de la medicina.

En la medicina se consideran trabajar en cuatro niveles distintos  el uso de la computadora en la educación médica.

a). Para la adquisición de conocimientos básicos de la teoría  medica: por su rapidez en el cálculo numérico y su reproducción grafica en la pantalla pueden utilizarse modelos matemáticos de proceso físico patológico en programas que capacitan a los  estudiantes de medicina respecto a la relación entre los parámetros del modelo y la modificación en las variables del sistema.

b). En el adiestramiento clínico: mediante simuladores que permiten a los estudiantes tratar con los aspectos cognoscitivos del cuidado del paciente de manera independiente.

c). Como valioso instrumento en el desarrollo de prácticas de laboratorios: es posible con la computadora simular experimentos a muy bajo costo y de manera repetida.

d). A través del uso de sistemas expertos como modelos de estructuración del conocimiento o modelos educativos: Para  cursos que se le dictan a estudiantes de medicina en algunos países.

Todo ello, es evidente que está dando lugar a nuevos replanteamientos de múltiples aspectos jurídicos, pues la incursión de las TIC’s en el ámbito de la salud es evidente que afecta a cuestiones que van desde el propio concepto de privacidad, pasando por toda la gama de los derechos del paciente, hasta terminar en otros aspectos insospechados de la realidad jurídica de la persona. No hay que olvidar que los avances que se están produciendo están creando nuevas circunstancias, que si se consideran problemáticas desde el punto de visto jurídico, es por la falta de regulación, y la ausencia de criterios normativos que den una respuesta pacífica a las nuevas cuestiones que se van planteando.

 

En esta noticia se habla de:

Otras Columnas por Javier Puyol:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Últimas Firmas