PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Big Data irrumpe en el deporte para mejorar las decisiones estratégicas

|

La revolución de las matemáticas llega al fútbol mediante el Big Data. Esta técnica innovadora, basada en el análisis de estadísticas de datos masivos, será protagonista en el programa de #Imperdible_02, evento organizado por la Fundación COTEC para la Innovación los días 10 y 11 de junio en el estadio Vicente Calderón. 

Para hablar del Big Data hay que dase cuenta que es una técnica que ayuda con la recogida masiva de datos y su cruce a tomar decisiones importantes. “Esto es algo que ya se viene haciendo hace años en el mundo del deporte, en menos escala que lo que supone ahora el propio Big Data explica Joaquín Muñoz, socio de ONTIER y responsable del área de propiedad intelectual y tecnologías, además de Vicepresidente primero de la Asociación de Derecho Deportivo de Madrid

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De hecho hablar de esta actividad en este evento deportivo #Imperdible_02  “supone cuantificar y recoger datos sobre las variables que intervienen en el juego con el fin de tomar decisiones: el estado de forma de los jugadores, su adecuación al estilo del entrenador, los pases completados, pases entre líneas, regates”.

En definitiva, convertir la información que va más allá de los goles, tarjetas o asistencias, en algo que sirva para mejorar en la faceta deportiva”, explica Salvador Carmona, especialista en Big Data y uno de los ponentes que explicará cómo el análisis de datos está transformando este deporte. Con el big data se pueden acumular datos y cruzar, de cara a tomar decisiones importantes. “Ahora esos datos se pueden tener en tiempo real, con lo cual su valor estratégico es muy importante”, indica Muñoz.

Este jurista nos recuerda que que los Warriors de la NBA, liga de baloncesto americana, crearon su equipo desde la estadística “vieron que necesitaban jugadores que metieran muchos triples y montaron el equipo sobre esta premisa”.  Este es un ejemplo de cómo configurar una plantilla profesional desde una buena gestión de los datos estadísticos. Para este experto, la acumulación de información de años anteriores ayudará “a tomar decisiones y ver que ha faltado para ser campeón desde el análisis de esos datos concretos.”

PUBLICIDAD

Ahora, tras su aplicación en el béisbol o la NBA, este concepto comienza a hacerse un hueco en el mundo del fútbol. “Un deporte con posesiones infinitas y reloj corrido, que es más difícil de analizar por la cantidad de datos que genera”, apunta Salvador, el mismo creador de una herramienta capaz de cuantificar el marcador de un partido en función de los disparos de cada conjunto.

Variables que se analizan

La tecnología actual permite recoger todos los disparos que se producen durante los noventa minutos y les otorga un valor en función de lo clara que ha sido la oportunidad de gol, es decir, tiene en cuenta la cercanía de la portería, la posición del portero o la situación del resto de jugadores,  entre otras variables. De este modo, ofrece a federaciones, clubes profesionales y entrenadores, una visión más definida y personalizada del rendimiento de cada jugador.

PUBLICIDAD

La inclusión de las cámaras en el campo permite no sólo analizar las jugadas en grupo, sino también las capacidades de cada jugador de forma detallada: los sprints realizados, sus cambios de ritmo o los kilómetros recorridos. Así, se ayuda a conocer más a fondo a los jugadores para explotar al máximo sus capacidades en el terreno de juego y cuándo deben o no tomarse un descanso.

PUBLICIDAD

#Imperdible_02 tratará también la influencia de la estadística en el mercado de fichajes. Ésta puede ayudar a un equipo a mantenerse en primera línea y fichar a los mejores jugadores, o bien, hacer resurgir de sus cenizas a equipos que nunca han llegado a Primera División. “Nosotros no podemos prometer a un club de que va a ganar la Champions, pero sí podemos ayudarle a que se equivoque menos”, apunta Salvador.

Joaquín Muñoz, socio de Ontier y director ara de tecnología y propiedad intelectual.

Para el director de nuevas tecnologías de ONTIER, el enfoque del Big data en el deporte tiene una dimensión compleja: “Lo primero es un escenario que garantice la privacidad de los jugadores que suministran esos datos.  Otro plano tiene que ver con la propiedad intelectual de aquellos que invierten en esas herramientas para tener esos datos. La inversión que hace la empresa en ese software y cómo se protege junto a la confidencialidad y protección de la información. Se trata de evitar que pueda  haber tentaciones de otros equipos al acceso a esa información que se ha logrado via Big Data”.

Big Data y Reglamento Europeo

Hasta el momento fenómenos como el Big Data no tiene una regulación específica. Pero todo puede cambiar con la entrada en vigor el próximo mes de mayo del 2018 del Reglamento Europeo de Protección de Datos “la actividad de Big Data deberá tender a la privacidad desde el diseño. Eso hará que la privacidad sea un elemento clave en esta actividad”.

El propio Delegado de Protección de Datos deberá estar muy pendiente de cómo se realizan dichas actividades de big data pero es una competencia más técnica esta gestión de los datos y sacar conclusiones”.  Tendrá que preocuparse que esa actividad esté bien hecha conforme a los principios del Reglamento.  Que se tomen los datos adecuados y se utilicen para lo que se dice que se va a utilizar.

La figura del DPO en una empresa tendrá que estar muy pendiente de cómo se haga la actividad de Big Data, de acorde en el futuro con el Reglamento Europeo de Protección de Datos

PUBLICIDAD

Sobre este consentimiento Muñoz cree que en los contratos que suscriben los jugadores se podría incluir en alguna de las cláusulas alguno de estos aspectos  “ es posible que incluso parte de esta información que se monitoriza va más alla del control del trabajador puede entrar en la intimidad del deportista, monitorizándole si no está jugando, eso tendrá que aceptarlo expresamente el jugador”.

Con el Big Data se acumula mucha información para su estudio posterior y se realizan decisiones importantes en función de este proceso en concreto. “Hablamos de información a gran escala, muchos datos. Y usar algoritmos para cruzar esos datos y comprobar cuál es la evolución del histórico del propio jugador para conocerle bien sus hábitos y forma de jugar. De esa manera se pueden tomar decisiones claras con éxito en las probabilidades.

Para Muñoz es evidente que la estructura de los datos va a tener un hueco en empresas de primera fila tanto por su tamaño como por su actividad. En el mundo del deporte parece claro que a nivel profesional el Big Data puede tener su hueco “Igual que se ha incorporado la figura del psicólogo deportivo que aporta valor al equipo y a su preparación, es posible que haya xpertos en los clubes que se encarguen de estos temas porque puede ayudar a la mejora de los propios equipos

#Imperdible_02 se presentó hace unos días en un acto al que acudió  la presidenta de la Fundación Cotec para la Innovación, Cristina Garmendia, y el presidente del Club Atlético de Madrid, Enrique Cerezo. Un evento que contará con más de 30 actividades programadas diseñado para acercar la innovación a todos los ciudadanos a través del fútbol, como deporte de competición, juego espectáculo e industria, además de via para una vida saludable. La idea que subyace en ellos es que la tecnología sea una herramienta de innovación social.

La aplicación del Big Data a las empresas está generando muchas consultas en firmas como ONTIER que cuenta con el área de trabajo en privacidad y nuevas tecnologías que dirige Joaquín Muñoz. “Hemos hecho varios informes sobre este tema. Son empresas que están implementando sistemas de tratamiento de información tanto por sensores y quieren saber cómo pueden tratar la información y que medidas de seguridad deben implementar”.

Y advierte que si se hace algún perfilado de usuarios concretos “se debe tener consentimiento expreso de esa persona de cara a poder permitir el uso de esa información para un fin específico, todo ello muy controlado”