¿Cómo va a afectar el uso del Internet de las Cosas a las relaciones laborales?

Salvador del Rey y Guillermo Tena de Cuatrecasas durante la presentación del informe.
|

La llegada de la tecnología disruptiva está generando un proceso de transformación digital donde las empresas no son ajenas al mismo. El Internet de las Cosas, (IoT) que puede cambiar el modelo tradicional de negocio, ha sido analizado en el Proyecto Tecnos que el Instituto Cuatrecasas de Estrategia Legal en RRHH lidera en el periodo 2016-2019. Buscar el equilibrio en la gestión de los datos del trabajador y sus derechos es uno de los retos que se vislumbra en este estudio.

Según comentó Guillerno Tena, director de este Instituto “se indica que en el 2017 habrá más de 10.000 millones de cosas conectadas por Internet en todo el mundo. Dato que en el 2020 puede situarse en los 25.000 millones”. Se trata de dispositivos conectados en nuestras vidas donde las personas van a jugar un papel importante en ese ecosistema. “Hay que darse cuenta que va a generar una nueva forma de relacionarse en el trabajo”, apunta.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Con anterioridad a esta tecnología, el citado proyecto Technos abordó el papel de las redes sociales en este marco laboral, cuestión reflejada en nuestro medio informativo  “Ahora tiene una influencia importante tanto en la gestión de la empresa, como a nivel jurídico en el marco legal que sostenta a las empresas”, destacó Tena.

Marco jurídico de estas nuevas relaciones laborales

En opinión de Salvador del Rey hay dos vertientes a tener en cuenta. “Una perspectiva de protección de datos por que la aplicación de la IoT al trabajo del profesional supone conocer bien la normativa en privacidad y el futuro Reglamento Europeo de Protección de Datos que en su artículo 88 habla de adaptarse a la normativa laboral (RGPD) y otra del efecto de cuantificación legal sobre conceptos laborales formulados de forma abierta o indeterminada en la normativa laboral estatal o negociación colectiva”.

Sobre el primer aspecto es evidente que “vamos a asistir a una hiperdatificación del lugar del trabajo donde la empresa es un emisor constante de datos, lo que va a hacer que impacte de forma notable en las relaciones laborales de cada empresa”. En este escenario el trabajador es generador de datos, tantos personales como profesionales. Con todos estos datos, la empresa toma decisiones como despidos o ascensos o sanciones o incentivos en función del rendimiento del trabajador”.

PUBLICIDAD

A juicio de este experto la mayor implicación de la normativa de protección de datos en el campo laboral va a generar “una mayor complejidad jurídica que se va a ver en aspectos como derechos colectivos, individuales, órganos de representación o negociación colectiva, entre otros”.

En este entorno el empresario deberá tomar las medidas necesarias para cumplir con la normativa de protección de datos de cara a respetar los derechos fundamentales de los trabajadores”.

PUBLICIDAD

En el informe se insiste en que hasta qué punto el trabajador está obligado a implicarse en una actividad laboral con una aplicación extensiva de dispositivos IoT “En este informe creemos que debe reforzarse el diálogo en la negociación colectiva para implantar el desarrollo masivo de la IoT en la organización del trabajo sin excesivos traumas”, aclara Del Rey.

PUBLICIDAD

La falta de adaptación a la tecnología viene recogida en el articulo 52 B del Estatuto de los Trabajadores como causa para despido objetivo.

Respecto a una posible mayor conflictividad, con la irrupción de la tecnología de este tipo de las empresas, este experto en derecho laboral, no cree que se asista a una mayor judicialización de las relaciones laborales “ es más, estamos convencidos que en determinados asuntos que surjan de conflicto por esta tecnología entre empresa y trabajador se buscarán fórmulas de acuerdo cercanas a la mediación”.

Tecnología clave en mejor gestión empresarial

Para Guillermo Tena hay una incidencia clara del IoT en la gestión de la empresa “en primer lugar, las empresas deben tener claro para qué utilizar esta tecnología y que objetivos quieren buscar con estos dispositivos. También deben contar con el trabajador para incorporar esas tecnologías. En principio la relación empresa y trabajador mejoraría a nivel organizativo con mayor transparencia para todos”.

A este respecto en el citado Informe se indica la necesidad de explicar al profesional para qué se van a incorporar dichas tecnologías a ese entorno laboral “tiene que darse cuenta que será más eficiente y productivo para la empresa creando un nuevo modelo de gestión de recursos humanos”. Con esos sensores que llevan los trabajadores puestos  o  que están en el trabajo  e interactúan con ellos se sabrá más de su rendimiento y productividad”.

Para este experto, es fundamental gestionar de forma coherente el cambio cultural que supone trabajar en entornos tecnológicos de este tipo. “Es fundamental que sea una implantación gradual pero constante, prestando atención a la relación de la tecnología con los trabajadores en ese nuevo entorno de trabajo”.

PUBLICIDAD

Al final parte del trabajo del área de recursos humanos es la gestión de los datos asociados con las personas.

Empresas participantes

En este Informe sobre (IoT)  participan empresas como ABB, Acciona, Adecco, Airbus, ArcelorMittal, Cepsa, Endesa, Mercadona, Nestlé, Ormazabel, Sacyr, Tecnalia, Telefónica y UNIR (Universidad Internacional de la Rioja. “Sabemos que hay un 25% de las empresas del IBEX que ya utilizan esta tecnología”, apuntó Salvador del Rey, quien cree que en el futuro podría pensarse en una revisión del Estatuto de los Trabajadores para dar cabida a esta tecnología.